Armaçao, Florianópolis (Brasil).

Armaçao es uno de los pueblos del distrito de Pantano do Sul, en el sudeste de la Isla de Santa Catarina, Brasil.

Playa de Armaçao. Imagen de Guiarte.com

Por Tomás Álvarez
El lugar, ubicado en un magnífico marco geográfico, cuenta con una población de algo más de 2.000 habitantes y es uno de los puntos de mayor tradición pesquera de la isla.

El viajero que viene del centro de la isla, tras sobrepasar el Morro das Pedras, se encuentra ante un paisaje impresionante, con el Atlántico a la izquierda, la solitaria playa de Armaçao enfrente y un manto verde a la derecha, en el que se esconde la Lagoa do Peri.

La inmensa playa de Armaçao, desde el Morro das Pedras. Imagen de Guiarte.com

Hay un caminito que surge a la derecha, que conduce a una institución religiosa. Merece la pena tomarlo, porque ante el edificio se abre una plaza que es un excelente mirador sobre la larguísima playa de Armaçao, prácticamente desierta, con las montañas del fondo, que esconden otro espacio bello, Lagoinha de Leste, con su playa sólo accesible a través de un lago trecho de sendas.

Después de bajar el mirador, a apenas 200 metros hay una entrada para acceder a la Lagoa do Peri, de agua dulce.

Con una superficie de algo más de 5 kilómetros cuadrados, esta reserva de agua dulce está rodeada por espacios verdeantes, la Mata Atlántica, y se conserva en un excelente estado. Dispone de buena zona para baños, especialmente atractiva para los niños, y en su entorno hay una serie de senderos que nos permiten adentrarnos en la foresta y llegar incluso a alguna cascada.

Iglesia de Armaçao, de origen colonial. Imagen de Guiarte.com

En el paseo por el entorno de la laguna es posible encontrarse con algunos animales como las nutrias o los capibaras. En el trayecto descubriremos también una excelente colección de aves y la magnífica flora de la Mata Atlántica.

De nuevo en la carretera, ésta discurre en paralelo al mar, entre la laguna y la playa, hasta llegar al núcleo urbano de Armaçao. Al lado del mismo, la playa es más suave y concurrida.

Enfrente del casco urbano, una península rocosa protege la playa y el pequeño embarcadero desde el que se hacen viajes hasta la isla de Campeche.

Esta península, con la llamada Ponta das Campanhas, es un magnífico mirador que nos permite contemplar también hacia el sur la bella playa de Matadeiro, muy amada por los surfistas, pero sólo accesible mediante un sendero, al igual que la siguiente, la de Lagoinha de Leste.

Grullas pescando en el río de Armaçao, al atardecer. Imagen de Guiarte.com

El monumento principal del pueblo es la iglesia, originaria de 1772.

Armaçao, lugar surgido merced a la emigración de las islas Azores, tuvo iglesia desde la época colonial, y en ella rezaban las familias por el éxito de las actividades pesqueras, entre las que figuraba la caza de la ballena.

Ante la iglesia, bastante reformada en el siglo XX, está una playita donde fondean las lanchas de los pescadores, y a sus espaldas, el cauce del río que viene del llano de Pantano do Sul, un espacio tranquilo en el que las garzas también se dedican a la pesca...

Buena dedicación esa de la pesca, porque Armaçao tiene otro de sus puntos fuertes en la gastronomía y - obviamente- la especialidad es el pescado.

La isla de Campeche, desde Armaçao. Imagen de Guiarte.com

> > Volver a la guía de Pueblos con arte