Guía de Pontevedra

Pontevedra es una de las capitales provinciales de Galicia, ubicada en el ámbito de las Rías Bajas, justamente en el inicio de la ría que lleva su mismo nombre.

Se trata de una ciudad tranquila, de serena belleza y alta calidad de vida, propicia para el paseo y el goce del diálogo y la gastronomía. Es además un lugar céntrico para conocer desde allí los amables paisajes de las Rías Bajas, con lugares tan emblemáticos como Bayona, Las Cíes, Combarro, La Toja, El Grove…

Una guía de la ciudad de Pontevedra realizada para guiarte.com con textos y fotografías de Tomás Álvarez.

Información general de Pontevedra

Pontevedra (Galicia) es una ciudad tranquila, de serena belleza y alta calidad de vida, propicia para el paseo y el goce del diálogo y la gastronomía.

La ciudad

El nombre de la ciudad de Pontevedra alude a su origen: el Pons-Veteris o puente viejo.

Detalle de fuente en el casco viejo de Pontevedra. Imagen de Guiarte.com

Surgió la población en torno al lugar donde se ubicaba un puente sobre el río Lérez desde tiempos romanos. Ese puente y ese río han sido la esencia vital de la urbe.

Hasta la Edad Moderna, Pontevedra era un puerto con cierta actividad; luego, con el aterramiento del Lérez y el aumento del calado de los navíos, perdería esa cualidad portuaria. La cercana ciudad de Vigo sería la heredera de la vocación marinera.

Así sigue siendo hoy. Pontevedra es una ciudad que semidormita a la orilla del Lérez, amparada por una cierta actividad administrativa como capital provincial y comercial, cabeza de una bella comarca.

Con unos ochenta mil habitantes (2010) la ciudad de Pontevedra es la menor de las capitales de provincia de la región; incluso es mucho menos populosa que la cercana Vigo. No obstante, la urbe conserva el encanto de su mediano tamaño y un casco viejo en el que hay enclaves con encanto, así como diversos edificios de indudable sabor.

Pasear por lugares como la Plaza de la Leña nos permite vivir esa Galicia granítica y eterna, en la que parecen pervivir increíbles historias de amores, devociones y bandidajes. Entre estos últimos, los de un personaje anclado en la historia de la urbe, el pirata Benito Soto Aboal, capitán del navío “La burla negra”, quien en el inicio del siglo XIX dejó una estela novelesca de asaltos y crímenes a lo largo del Atlántico, hasta su ejecución en Gibraltar, en el año 1830.

Reyes, escritores, piratas y hasta visionarias, como Sor Lucía, la de Fátima, están ligadas a las tranquilas calles de esta urbe provinciana, en la que florecen dulcemente las camelias en la primavera al lado de los naranjos cuajados de fruta.

Iglesia de La Peregrina, en Pontevedra. Imagen de Guiarte.com

La historia

Alguna leyenda habla de los orígenes míticos de Pontevedra. Pero ya se sabe que Galicia es propicia para leyendas y mitos… que no tienen necesidad de ser mínimamente reales.

Detalle de los restos góticos de Santo Domingo. Imagen de Guiarte.com

Eso de que Pontevedra fue fundada por Teucro tras la guerra de Troya no deja de ser un mito. Más real parece ser un origen vinculado al puente romano que cruzaba por este punto en el que se unía la ría con el Lérez.

Aún más real es el hecho de que el rey Fernando II de León impulsó el desarrollo urbano después de propiciar el restablecimiento viario y la reedificación del puente romano. A partir de entonces, el crecimiento es imparable, tal como dan a entender los edificios religiosos medievales que han llegado –enteros o en ruinas- hasta nuestros días.

Ya con Enrique VI adquirió categoría de urbe ferial, y en la portuaria Pontevedra se construyeron naos como la Santa María, que surcaría el Atlántico, en la expedición colombina.

El declive del puerto sumió a la urbe en una progresiva atonía, una dorada mediocridad que no le permitiría un desarrollo urbano hasta que en el siglo XIX le “tocó” la fortuna de ser designada como una de las capitales provinciales gallegas.

Hoy, amparada por su capitalidad provincial, el comercio y cierto turismo… Pontevedra vive una época de crecimiento, aunque aún sigue siendo una ciudad a la medida del hombre.

El casco viejo de la ciudad muestra muchos rincones cargados de sabor. Plaza de la Leña. Imagen de Guiarte.com

Ocio y gastronomía

Ocio y gastronomía en la ciudad gallega de Pontevedra.

Las calles viejas de Pontevedra están repletas de rincones con sabor así como de agradables cafés y tabernas. Imagen de Guiarte.com

Pontevedra es una ciudad plácida, en la que se respira calidad de vida. Es, en definitiva, una urbe a la medida del hombre, vivible y paseable.

El centro histórico tiene un buen número de plazuelas en las que el musgo cubre las casas de granito de una pátina de vida y eternidad. Bajo los soportales se ubican las mesas de los cafés y el viajero que deambula por allí no resiste la tentación de detenerse para platicar y gozar con la compañía y la paz urbana amable y provinciana.

Porque, además, todo el casco viejo de Pontevedra es prácticamente peatonal… y esto realza esa sensación de vida reposada, tranquila y eterna, en la que los tráfagos del siglo XXI no han atrofiado los ecos del paso de personajes como Valle Inclán o el salvaje pirata Benito Soto, aquel que tras su sangriento cruce del Atlántico no dudó en retornar a su Pontevedra para retirarse con la fortuna. No pudo hacerlo tranquilamente, sus colegas de fechorías, ahítos de dinero y alcohol, pronto revelaron más de lo que debían.

Ver Cuentaviajes El último pirata

Camelias y naranjos embellecen numerosos espacios urbanos. Imagen de Guiarte.com

Las iglesias de Pontevedra dan fe de un pasado medieval que se muestra en los ábsides góticos de Santo Domingo, San Francisco o Santa Clara; las casonas dan indicios de una burguesía con poder… los ensanches modernos nos hablan de una sociedad con elevada calidad de vida.

Casco viejo y zonas modernas son sendos cuadros que muestran a una ciudad con posibilidades de vida. Una ciudad que compra en un sector que abarcan la calle de la Peregrina y la de Benito Corbal, donde el viajero encuentra todas las tiendas que busque.

La gente va de bares por los entornos de las plazas de la Leña y de la Verdura, unos ámbitos de arquitectura urbana tradicional, y acude a las vinotecas de la calle Real y de la rúa Peregrina…

Hay cafés estupendos por la zona de la Peregrina y la plaza de Orense…

En el casco viejo también hallará el viajero lugar para la restauración, en los ámbitos citados.

No hay problema con la calidad de la carne ni de los pescados. Estamos en Galicia. Recomendaciones: mariscos, pulpo, merluza, rodaballo, empanadas, ternera… y cerdo.

La ciudad es espejo de la provincia y hay en la provincia de Pontevedra tradición para todo ello. Si en Lalín es famosa la chacinería, en Arcade hablaríamos de ostras, en Vigo de Vieiras y en El Grove de las Mariscadas (con mayúscula) en general… pero también hay buen tratamiento en el restos de pescados.

No cabe olvidarse nunca del popular caldo gallego, del lacón con grelos… ЎAh! Y el albariño.

Pontevedra es especialmente atractiva en primavera, con un clima agradable, y con los ámbitos urbanos embellecidos por las camelias en flor y con los naranjos decorando parques y calles con su fruta madura y amarga. El clima es agradable por estas tierras. Si en mayo reina la tranquilidad, en el estío la afluencia de visitantes hace incómoda la vida en la Ría.

Camelias floridas en torno al magnífico edificio de la Diputación Provincial de Pontevedra. Imagen de Guiarte.com

A esta ciudad, que celebra el segundo domingo de agosto el día de la Virgen Peregrina, con ferias taurinas y juergas diversas, se accede bien en avión, con aeropuerto a 28 kilómetros, y mediante las autovías que comunican el occidente peninsular y que enlazan hacia el interior de España desde la cercana Vigo.

La oferta hotelera es amplia, desde residencias a hostales y hoteles, entre ellos un establecimiento de la Red de Paradores de España.

Direcciones de interés

Datos de interés para el viajero en Pontevedra, Galicia.

Valle Inclán, de paseo por Pontevedra, cerca de los lugares en los que se reunía cuando estudiaba en la ciudad. Imagen de Guiarte.com

Concello de Pontevedra: Plaza de España, s/n
http://www.concellopontevedra.es/

Oficina de Turismo Municipal. Casa da Luz, Plaza da Verdura
http://www.visit-pontevedra.com

Otras webs:

http://www.riasbaixas.depo.es/web2009/
http://www.depontevedra.es/
http://www.guiarte.com/vigo/
http://www.guiarte.com/tuy/
http://www.guiarte.com/bayona/
http://www.guiarte.com/cambados/
http://www.guiarte.com/islas-cies/
http://www.guiarte.com/pirata/
http://www.guiarte.com/arcade/

Que ver en Pontevedra

En la Guía de Pontevedra te recomendamos las siguientes visitas:

Basílica de Santa María la Mayor

El edificio más notable de Pontevedra es esta basílica de...

La Peregrina

Más famoso aún que la Basílica de Santa María la Mayor...

Ruinas de Santo Domingo

Los restos de la iglesia del convento de Santo Domingo son...

Convento de San Francisco en Pontevedra

Más suerte que el convento de Santo Domingo, tuvo el de la...

Otras iglesias de Pontevedra

Pontevedra tiene otra gavilla de templos de cierto interés.

Puente de O Burgo

Pudiera ser este puente el símbolo de Pontevedra, pues la...

Edificios civiles

Entre los edificios civiles de la ciudad de Pontevedra,...

Entorno de Pontevedra

Otro de los encantos de Pontevedra es la cercanía a...