Qué ver en Padua

Monumentos y lugares de interés para el visitante en la ciudad italiana de Padua.

San Antonio de Padua

Románico y gótico se mezclan en este conjunto religioso espectacular, que integra una basílica del siglo XIII y un convento con cuatro bellos claustros, en los que se puede contemplar un excelente gótico.

La magnífica estampa de la Basílica, desde el claustro del Noviciado. Imagen http://www.basilicadelsanto.org/

La basílica del Santo fue construida en el siglo XIII para acoger los restos del san Antonio de Padua. Tiene una apariencia impresionante, con su fachada de aire románico, las seis cúpulas que nos recuerdan al arte bizantino y los campanarios góticos.

El conjunto tiene un aire que nos acerca a San Marcos de Venecia, e incluso al arte islámico, aunque subyuga el equilibrio de la portada.

La iglesia tiene tres naves; en su interior, grandioso, de construcción gótica, hay numerosos elementos de interés, entre ellos algún fresco medieval. En el centro, en el altar mayor, destaca una serie de trabajos de Donatello, hechos entre 1444 y 1450.

Una capilla especial es la del Tesoro, de una lujosa elegancia barroca, con reliquias y restos del santo, en relicarios de interés histórico y artístico. Otra es de la Virgen Mora, espacio en el que había una iglesita del siglo XII, en la que se enterró a San Antonio; la Virgen que le da nombre es del XIV. Finalmente, la elegante capilla renacentista de la tumba de San Antonio, con el arca en la que se depositó al santo.

Otras capillas son la del Santísimo, de estilo gótico, construida por deseo de la familia del condottiero Gattamelata; la de Santiago, de elegante decoración y estructura gótica, o la del beato Lucas Belludi, compañero de San Antonio, a cuya intercesión se encomiendan los estudiantes de Padua, también decorada con frescos medievales.

Fachada de la Basílica de San Antonio. Imagen de Beatriz Alvarez Sánchez para guiarte.com.

Conjunto religioso:
El centro religioso alberga diversos espacios, desde la notable Biblioteca Antoniana a centros explicativos. Hay una oficina de Información que ofrece ayuda al peregrino y al turista, que está a la entrada del Claustro de la Magnolia.

Los claustros son especialmente interesantes. El del Noviciado, realizado en la segunda mitad del siglo XV en estilo gótico; el de la Magnolia, llamado así por su gran magnolia grandiflora, se remonta a 1433; el del General, es del 1435, y se llama así porque a él dan las habitaciones del General de la Orden, finalmente el llamado claustro del beato Lucas Belludi, el de finales del siglo XV.

San Antonio:
El santo al que está dedicado el templo, nació en Lisboa en 1195 y murió en Padua en 1231. Enterrado en esta ciudad, fue tal su prestigio y fama milagrosa que el año siguiente a su muerte fue canonizado por Gregorio IX.

Aunque se inició como agustino, pasó a la orden franciscana y contó con la consideración del propio Francisco de Asís, quien le encomendó la lucha contra los cátaros. Destacó por su oratoria y popularidad, de forma que solía predicar en campo abierto... En sus mensajes atacaba los vicios sociales y entre ellos una crítica a la usura. Murió a los 36 años.

Capilla de los Scrovegni 

Un lugar imprescindible de la visita a Padua es la Capilla de los Scrovegni o Cappella degli Scrovegni en italiano.

La Capilla de los Scrovegni, una cita clave en Padua. Imagen de http://www.cappelladegliscrovegni.it/

El motivo es el conjunto de frescos de Giotto, albergados allí, lo que convierte a este sencillo edificio en una catedral de la pintura del Trecento.

Se trata de un edificio de ladrillo, una capilla funeraria de inicios del siglo XIV, construida por la familia Scrovegni, en la que está enterrado su propio impulsor Enrico Scrovegni.

Esta edificación estaba unida al palacio de la familia, actualmente desaparecido. En su interior, las pinturas del artista, realizadas de 1304 a 1306, están en tres bandas en las que se representan alegorías de los vicios y virtudes, episodios de la vida de Joaquín y Ana, escenas de la vida de la Virgen e historias de la vida y pasión de Cristo... 

El gran conjunto se considera obra maestra de Giotto di Bondone.

Esta visita se puede complementar con la del Museo Cívico degli Eremitani, que integra un museo Arqueológico y el de Arte Medieval y Moderno, además de la propia Capilla de los Scrovegni.

El Museo Arqueológico alberga grandes colecciones de hallazgos arqueológicos de época prerromana y romana y posee también una sección egipcia. El Museo de Arte Medieval y Moderno tiene obra de Giotto, Veronés, Tintoreto y otros.

La Capilla de los Scrovegni, una cita clave en Padua. Imagen de http://www.cappelladegliscrovegni.it/

Otros templos de Padua

Padua tiene otras grandes edificaciones religiosas. Citaremos algunos ejemplos destacados.

La poderosa silueta de Santa Giustina, al lado de la gran plaza de Prato della Valle. Imagen de Beatriz Alvarez. Guiarte.com.

Santa Giustina
El templo de Santa Giustina es de lo mejor de la ciudad. Sin duda el lugar de culto más viejo de Padua.

Ubicada junto al Prato della Valle, es originaria del siglo V y erigida en un lugar cercano a donde murió la mártir Justina, en el año 304.

Esta fue la primera catedral de Padua. Un terremoto la destruyó en el siglo XII, y la edificación actual data básicamente del siglo XVI, aunque en ella aparecen algunos elementos de las edificaciones preexistentes.

El interior es espacioso. Se trata de una de las más grandes obras renacentistas, con un tamaño (122 metros de largo) que la sitúa entre las edificaciones religiosas mayores del mundo. Tiene pinturas de grandes autores, entre otros de Andrea Mantegna, Paolo Veronés y Sebastiano Ricci.

La catedral
La catedral (Duomo) fue consagrada en 1075 pero quedó destruida a los pocos años por un terremoto. La construcción actual se desarrolló entre los siglos XVI y XVIII. Es de tres naves y cruz latina. Conectado con el Duomo está el baptisterio dedicado a San Juan Bautista. Es de finales del siglo XII, reconstruido en el 1260. Tiene una planta cuadrada, con tambor circular y cúpula.

Iglesia de San Canziano o Santa Rita. Imagen de Beatriz Alvarez. Guiarte.com.

Iglesia de los Eremitas
Es del siglo XIII, pero resultó muy dañada en la II Guerra Mundial por los bombardeos de la aviación aliada. Estos bombardeos pulverizaron una capilla decorada con frescos de Mantegna, de los que quedan fragmentos. La iglesia es de una nave y se inició en 1276, para dedicarla a los Santos Felipe y Santiago. Pasada la II Guerra mundial se ha procedido a una amplia reconstrucción,

Santa Sofía
Santa Sofía es una de las iglesias más antiguas de la ciudad, hecha sobre cimientos de un templo pagano dedicado al dios Mitra. Tiene tres naves y es de inicios del siglo XII.

Santa Lucía
La Iglesia de San Lucia es del XVII y destaca por su fachada elegante y clasicista, con un portal enmarcado por cuatro columnas.

Santa Rita o San Canziano
La iglesia de San Canziano, llamada también como de Santa Rita, fue erigida en recuerdo a los mártires de Aquilea: Canziano, Canzio, Canzianilla y Proto (siglo IV). Es una de las más antiguas de la ciudad, con amplia reconstrucción finalizada en 1617, con una fachada de inspiración paladiana. Se le llama también de Santa Rita porque tiene un altar dedicado a esta santa.

San Nicolás
San Nicolás, en la plaza del mismo nombre, fue creada en el final del XI sobre otra preexistente. Fue reconstruida en el XVI,

Santuario de la Arcella
La Arcella, al norte de la ciudad, es conocida por el santuario de la iglesia donde murió San Antonio. En el lugar hubo diversas edificaciones religiosas. El santuario actual es neogótico y de inspiración franciscana. Es particularmente esbelta su torre. El interior es notable y espacioso, con una gran cúpula. Se trata de un lugar de gran veneración para toda la región.

Santuario de la Arcella, en el lugar donde murió san Antonio. Imagen de Beatriz Alvarez. Guiarte.com.

El Palazzo della Ragione

El Palazzo della Ragione es una de las edificaciones comunales italianas con mayor personalidad. Está en Padua en medio de las plazas de las Hierbas y de la Fruta (Piazza delle Erbe y Piazza dei Frutti).

El Palazzo della Ragione está rodeado de una activa vida comercial, en medio de las plazas de las Hierbas y de la Fruta.

Este gran edificio civil, antigua sede comunal, se caracteriza por sus grandes logias y sobre todo- por su planta superior cubierta de un techo que semeja el casco de un barco, invertido.

Es obra de inicios del siglo XIII, y la parte superior es un siglo posterior.

Es edificio tiene un gran interés arquitectónico. Con sus 80 metros de largo y casi 30 de ancho, el salón superior fue la sala es suspensión mayor del mundo hasta la llegada de la arquitectura industrialista.

En su interior, este salón superior está decorado con frescos, realizados entre 1425 y 1440. Antes tenía frescos del propio Giotto, pero quedaron destruidos por un incendio.

También hay en el salón un gran caballo de madera, que se atribuye a Donatello.

Piazza dei Signori

La Piazza dei Signori es uno de los recintos históricos de la ciudad de Padua, donde se han celebrado desde corridas de toros a victorias militares.

La torre cuadrada con el gran reloj astronómico. A la izquierda queda la columna con el león, símbolo de Venecia.

Recibe el nombre de la Señoría en recuerdo del pasado veneciano, y está cargada de interés por la calidad de sus edificios, desde la iglesia de San Clemente, el Palazzo del Capitanio o la elegante Gran Guardia, magnífico edificio del XVI.

El Palazzo del Capitanio era la sede del poder veneciano y se edificó sobre una residencia señorial preexistente. En medio del severo edificio se alza una torre cuadrada que se cubre con un tambor octogonal rematado por una cúpula. Es la famosa torre del reloj

La torre se alza sobre una entrada que semeja un arco triunfal enmarcado por cuatro columnas dóricas que rodean un acceso de arco de medio punto. Encima de la clave, el león que representa a la República de Venecia. Es obra renacentista de Giovanni Maria Falconetto.

Sobre el León, el gran reloj astronómico, de finales del siglo XV, un artilugio que en su tiempo fue absolutamente novedoso, y que daba no solo las horas sino la fecha y la fase lunar.

Prato della Valle

Se dice que Prato della Valle es la mayor plaza de Italia, y se caracteriza por ser un gran espacio en el que se halla un canal, rodeado de estatuas. Es obra de finales del siglo XVIII.

El canal, rodeado de estatuas, en medio de la inmensa plaza Prato della Valle. Padua.

Escritores, médicos, filósofos… se reflejan en las tranquilas aguas de esta plaza de forma elíptica que rememora el circo romano que se hallaba allí.

En el tiempo de las persecuciones contra los primeros cristianos, en este circo fueron martirizados dos de los patronos de la ciudad, Santa Giustina y San Daniel. Precisamente, al lado de la gran plaza se alza la basílica de Santa Giustina, una de las mayores de la cristiandad. Es del siglo XVI.

Setenta y ocho estatuas y cuatro puentes amenizan este canal ubicado en medio de un espacio de 90.000 metros cuadrados y que rodea la elíptica isla Memmia, de 20.000 metros cuadrados de superficie. El nombre de esta isla recuerda a Andrea Memmo, patricio veneciano que favoreció a Padua.

La Loggia Amulea, en una orilla de Prato della Valle, Padua.

Estatua ecuestre de Erasmo de Narni

El famoso condottiero Erasmo de Narni, conocido como Gattamelata, dominó en algún momento del siglo XV la ciudad de Padua, siendo inmortalizado por Donatello.

El condottiero Erasmo de Narni, conocido como Gattamelata, sigue presidiendo la vida de Padua.

La estatua se halla frente a la poderosa mole de la basílica de San Antonio, y es una obra muy destacada del Renacimiento.

Desde tiempos romanos, no se había hecho en occidente ninguna estatua ecuestre de bronce. Donatello recuperó este tipo de esculturas, inspirándose en una obra dedicada al emperador Marco Aurelio.

La escultura presenta a Gattamelata cabalgando de forma regia, mirando adelante con gesto altivo. Todo rebosa clasicismo. La magnífica estatua se halla sobre un pedestal de dos niveles.

Tanto la estatua ecuestre como el conjunto hecho para el Altar Mayor de la basílica de San Antonio hacen que el arte de Donatello tenga en Padua una referencia crucial.


Volver a la Guía de Padua