La catedral

Fruela I emprendió la construcción de un primer centro religioso en el siglo VIII; años más tarde su hijo Alfonso II el Casto encargó la prosecución y ampliación de la obra. La llamada Cámara Santa es de este periodo.
También queda de la antigua edificación una torre románica, del siglo XI, que continuó siendo campanario catedralicio hasta que se finalizó la aguja gótica actual, ya en el siglo XVI.

El claustro, de época románica, fue sustituido en el siglo XV por otro de factura gótica. El templo actual es básicamente de los siglos XIV y XV; la torre de estos mismos siglos y finalizada en el XVI por Rodrigo Gil de Hontañón.

Su terminación, con la complicada cúpula, es original y bella. Dicen los ovetentes que es el chapitel más bello de las catedrales españolas.

Catedral de Oviedo. Imagen de guiarte.com
Detalle de la cima de la torre. Imagen de guiarte.com
En el interior de la catedral hay que ver:

El retablo principal es excelente, obra de Giralt de Bruselas, de factura gótica.

La Cámara Santa, de la época del prerrománico asturiano. Es parte del complejo palatino de la ciudad regia. Tiene excelente estatuaria, afamadas reliquias y magníficas joyas religiosas. Siempre han sido muy famosas las cruces de Los Ángeles y La Victoria.

El Museo, con rica orfebrería, ornamentos, marfiles y pinturas

> > Volver a la guía de Oviedo