Qué ver en Ourense

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Ourense

Qué ver

Ourense tiene una parte antigua de notable interés, en el entorno de la Plaza Mayor y la catedral. Es lo mejor de esta urbe famosa por sus aguas termales, as Burgas.

Ponte do Milenio, modernidad sobre el Miño.

Merece la pena hacer una visita detenida a la catedral; acercarse al Mińo para ver el puente romano que ya ha sido varias veces reconstruido, pero que conserva ese halo de lo ańejo, y parar en las tabernas y restaurantes, para saborear las buenas cocinas, comunes en toda Galicia.

La catedral

Este gran templo religioso de Ourense es de estilo románico de transición (siglos XII y XIII) y cuenta con notables influencias compostelanas.

Santo Cristo.

Sobresale ese aspecto de fortaleza con torreones y almenas a modo de castillo. La causa: el obispo era el señor feudal, y por ellos sus edificios debían estar protegidos ante los ataques.

La portada Norte sufrió un ataque en el siglo XV y por eso al restaurarse conjugó elementos románicos con góticos tardío. En cambio la puerta Sur (con su reloj de sol), que da a la praza do Trigo, es la que mejor conserva su forma original sólo alterada por la renacentista torre del reloj.

La portada Oeste, que debiera ser la principal, no tuvo hasta hace unos 30 años unas escaleras por las que acceder; de ahí la simplicidad de su fachada.

En el interior, planta de cruz latina, tres naves, crucero de una sola nave con cuatro tramos, pilares cruciformes y bóvedas de crucería. El deambulatorio es del siglo XVII. Sin dejar de resaltar todas las capillas de la catedral, son de obligatoria parada:

Capilla Mayor. El retablo mayor fue obra de Cornielis de Holanda (1520) y muestra escenas de la vida de María y Jesús. Pueden llamar la atención las figuras blancas que parecen de alabastro pero que son producto de una restauración del XIX en que se decidió darles ese color. A ambos lados, unos colaterales barrocos (Castro Canseco, 1716) que representan el martirio de los Santos Facundo y Primitivo, y a Santa Eufemia.

En la parte inferior, la sillería baja del coro renacentista trasladada desde la nave central. Dos pinturas del salmantino Pitti (siglo XVIII) y dos sepulcros: el del cardenal Quevedo (siglo XIX) y el sepulcro del Obispo Desconocido (gótico, siglo XIV). El cimborio (Rodrigo de Badajoz, 1505) y las rejas (Celma, fines siglo XVI) completan el conjunto.

Imagen del templo catedralicio, desde parte posterior.

Capilla Santo Cristo: Un Cristo gótico de gran realismo (pelo natural, que tal vez dio lugar a la leyenda da de que le crece el pelo) al que la gran devoción popular decidió construirse una capilla en el siglo XVI con un segundo cuerpo un siglo después. Y será en el periodo barroco cuando se decore. Primero con el baldaquino de Domingo de Andrade. Y luego con los retablos y tallas de Castro Canseco. Se completa el conjunto con parte de la sillería coral renacentista trasladada desde el centro de la nave mayor. Sus autores son Diego Solís y Juan de Angés. En la parte trasera del camarín, venerada imagen de la Dolorosa atribuible a los hermanos Sierra, discípulos de Gregorio Fernández de la escuela de Valladolid.

Pórtico del Paraíso. Siglo XIII. Sigue el modelo del Pórtico de la Gloria del Maestro Mateo. Se transformó en el siglo XVI al instalarse la bóveda estrellada y eliminar los tímpanos originales. Aún así, conserva gran parte de la estructura original (profetas y apóstoles en los pilares, y en el arco central los 24 ancianos del Apocalipsis con sus respectivos instrumentos), y sobre todo los colores que el modelo compostelano perdió.

Praza Maior de Ourense

Centro de la ciudad durante siglos; en ella se celebraba la feria, fiestas mayores, y todo tipo de actividades culturales y lúdicas (como corridas de toros) aún con las dificultades que suponía su suelo inclinado.

A pesar de su antigüedad, pocas son las casas que fueron construidas hace siglos, pues gran parte las levantaron los comerciantes que en el XIX y XX.
Así sucede con la Casa de Fermín García, en el lado derecho, o el espolón, un de los balcones preferidos para el descanso de los señoritos decimonónicos.
Tal vez por ello, sólo dos edificios están blasonados. El ayuntamiento (Queralt, 1888) tiene fachada clasicista.

Plaza Mayor

Iglesia Santa María Nai

Probable emplazamiento de la primitiva catedral de Ourense. Reconstruida en el 1088 (como reza en una inscripción lateral) y rehecha a principios del siglo XVIII en estilo barroco.

Santa María Nai

De la primera basílica sólo quedan unas columnas y sus capiteles de aspecto marmóreo, en el segundo y tercer cuerpo. En el frontón, motivos heráldicos y dos torreones a ambos lados. Su escalinata, el perfecto lugar para la foto de recuerdo.  

Santa Eufemia

Iglesia del antiguo convento jesuítico. Sus obras se inician a mediados del siglo XVII por fundación privada pero su fachada no se concluye hasta un siglo después.

Santa Eufemia

Pasó a la mitra cuando se suprimió la Compañía y se convirtió en parroquial. La fachada, arquetipo del barroco gallego, fue realizada por fray Plácido Iglesias.

Como la línea de las casas se le echaba muy encima, diseñó una fachada cóncava para que se pudiera apreciar mejor. De hecho no es hasta el siglo XX cuando se tiran estas casas y se amplia la calle (demasiado grande para un urbanismo medieval).

En el interior planta de cruz latina con tres naves longitudinales. Un gran altar barroco preside la iglesia con el Cristo de la Esperanza en el centro (siglo XVIII). Es la iglesia más amplia de la ciudad después de la catedral.  

Otros templos orensanos

Otros edificios religiosos que hay que visitar en Ourense son A Trinidade, la iglesia de Santo Domingo o la iglesia de los Franciscanos.

A Trinidade

TRINIDAD.

Originaria de los siglos XII y XIII. Entrando desde su parte posterior se ve que su aspecto fue reformado en los siglos XV y XVI. El exterior del templo está coronado por una crestería gótico-flamígera y pináculos y reforzado por contrafuertes y torreones que le dan un aire de fortaleza.

El interior es de planta basilical. Destaca la capilla mayor cubierta con bóveda de crucería; en el atrio, la puerta de entrada que pertenecía al primitivo hospital de San Roque (renacimiento, siglo XVI) y un crucero (siglo XV).

SANTO DOMINGO.

Por fundación privada (siglo XVII) se construyó este convento dominico del cual sólo se conserva su iglesia de estilo renacentista. Sencilla fachada rematada con espadaña. Tiene planta de cruz latina con una sola nave longitudinal cubierta con bóveda de crucería y en el transepto una cúpula sobre pechinas.

Interesantes retablos barrocos en el interior.

FRANCISCANOS

Construida en el siglo XIV en lo alto de la ciudad (donde aún se conserva el claustro), se trasladó en 1929 al parque de San Lázaro. La fachada presenta en el cuerpo superior un rosetón, y en el inferior dos contrafuertes que delimitan una triple arquivolta. Columnas de fuste liso y estriado. Capiteles fitomorfos, zoomorfos e incluso antropomorfos (un gaitero).

En el interior, cubierta de madera excepto en la capilla mayor que es de ojiva y diferentes sepulcros en la cabecera.

Pazo Oca-Valladares

Uno de los palacios renacentistas más importantes de Galicia (mediados del siglo XVI). Desde 1850 es sede de una de las sociedades culturales más antiguas de la urbe: el Liceo de Ourense.

Pazo Oca-Valladares

Merece la pena pedir permiso para ver al menos el patio de columnas con su fuente de mármol de Carrara.

As Burgas Ourense

Manantiales de aguas termales (67ºC) y mineromedicinales recomendadas para problemas de piel (dermopatías pruriginosas), reuma y artritis.

En el jardín de la parte inferior se encuentra la Burga de Abajo, fuente de estilo neoclásico tardío proyectada por el arquitecto Trillo a mediados del siglo XIX. Ascendiendo por las escaleras, una explanada centrada por un estanque con sendas esculturas.

En la parte superior, la Burga de Arriba, fuente de estilo popular del siglo XVII. A la derecha, la réplica de las cuatro aras encontradas en la ciudad, la primera en honor de las ninfas de estas aguas.

Las Burgas, vista general

Alameda

La medieval "Horta do Concello" (Huerta del Concejo) se transformo en el siglo XIX cuando se abrió la Rúa Progreso, lugar donde se asentaron varios comerciantes.

El arquitecto Vázquez Gulías proyectó gran parte de las casas de este parque, como es el caso del edificio diseñado como Gran Hotel (hoy Almacenes Alfredo Romero), la casa Junquera (hoy Aula cultural Caixanova) el Hotel Barcelona (ya cerrado) o la casa Román(haciendo esquina).

En el lado opuesto, y más antiguo, el obispado, concebido a fines del XIX por Queralt como Seminario. Y del otro lado de la Alameda, el mercado de abastos, gran edificio diseñado como un iglesia de tres naves.

Alameda

Otros espacios urbanos

Otros lugares de interés en Ourense son la Plaza de la Madalena, la del Trigo, la del Hierro o el Parque Posío.

Plaza do Trigo

PRAZA DA MADALENA.

Este tranquilo lugar fue uno de los antiguos cementerios de la ciudad (del que dan muestra las lapidas en un lateral). Hoy esta centrada por hermoso crucero barroco.

PRAZA DO TRIGO.

Mercado donde se vendía el grano y que tiene en el centro la "Fonte Nova" (fuente nueva) que sustituyó a otra del siglo XVIII. Plaza rodeada por soportales y casas hidalgas, que se prolonga con la Praza das Damas, que fue patio de naranjos de la catedral.

PRAZA DO FERRO.

Antiguo mercado de aperos de labranza, quincalla y potes, espacio que está en torno a una hermosa fuente. En un lateral, el blasonado palacio de los Boán (siglo XVII).

PARQUE POSÍO

Aunque ya aparece mencionado el lugar en documentos medievales, será a mediados del siglo XIX cuando se convierte en Jardín Botánico. De ahí la variedad de las especies que contiene. Remodelado recientemente, se distribuye en tres terrazas: la superior (el bosque) con árboles más corpulentos; la central, el tradicional paseo (con cafetería al fondo), y la inferior, centrada por un paso de palmeras.

Los puentes

Existen varios puentes interesantes en Ourense. El viejo, de factura romana, y otros como el Puente Milenio, mucho más moderno, de 2001.

PUENTE VIEJO

Del primer puente romano de época de Augusto sólo quedan algunos sillares almohadillados en las bases. En el siglo XIII se reconstruye dando el perfil actual con arco apuntado y rampas, pero nuevas ruinas hacen esperar al siglo XVII en que Melchor de Velasco aplica la solución definitiva.

La torre que aparece en el escudo de la ciudad se demolió en el siglo XIX. Cercano al puente, está la ermita de los Remedios (siglo XVI), que forma conjunto monumental con el puente romano.

PUENTE MILENIO

Inaugurada esta obra en el 2001, fue diseñada por el arquitecto Álvaro Varela y el ingeniero Juan M. Calvo con la combinación de hormigón y acero. Su original forma curva se realza con la pasarela peatonal que llega elevarse 22 metros, dando lugar a extraordinarios miradores sobre el Miño. Todo ello lo convierte en el símbolo del progreso de la ciudad.

PUENTE NUEVO

Bajo el diseño del ingeniero Martín Díaz de la Banda, se terminaron las obras en 1918. Su nombre venía por comparación con el único que hasta aquel momento había: el puente viejo.

Consta de seis arcos de sillería y un tramo metálico de arco parabólico.

El puente de origen romano.

Otros atractivos

En la ciudad gallega de Ourense se puede disfrutar además de otras visitas a zonas naturales o museos.

CONJUNTO ARQUEOLÓGICO-NATURAL DE SANTOMÉ.

A escasos 3 km se encuentra este conjunto en el que se combinan un complejo yacimiento arqueológico (un castro y un asentamiento galaico-romano) y un bosque autóctono, todo ello señalizado con paneles explicativos.

SEIXALBO

Núcleo rural de valor histórico etnográfico, situado al sur del ayuntamiento de Ourense. Por él pasa un ramal del Camino de Santiago y conserva edificaciones de gran interés por la tipología de los mismos y sus materiales, además de la iglesia, capillas y cruceros.

A tres kilómetros de la ciudad se halla esta antiguo yacimiento arqueológico.

MUSEO CATEDRALICIO

En la Claustra Nova, antiguo claustro gótico nunca completado (fines siglo XIII-inicos siglo XIV). Entre los tesoros que guarda: la arqueta relicario de San Martín (arte limosino, 1200), la cruz procesional (atribuida a Enrique de Arfe. 1515), la cruz de azabache (de un taller leonés, 1497), el misal Auriense (Monterrey, 1494), el tesoro de San Rosendo (siglo X-XIII) y la custodia procesional (Montanos, 1604)

MUSEO DEL TREN (COFEPO)

Centro Cultural Diputación. Progreso,30. Exposición permanente de trenes en escala H0, con las mejores marcas de trenes en miniatura.

MUSEO ARQUEOLÓGICO

Plaza Mayor s/n. El museo constaba antes de la reforma de dos secciones: arqueológica y bellas artes. Tiene elementos desde el paleolítico hasta la Edad Media, pasando por la cultura galaico-castreña, y la civilización romana.

MUSEO MUNICIPAL

Rúa Lepanto,8. Exposiciones temporales de diferentes autores y temáticas.

MUSEO DA CORNAMUSA

Campus Universitario. La más completa colección sobre el mundo de la gaita.


Volver a la Guía de Ourense