Qué ver en Orange

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Orange

El patrimonio de Orange

Ésta es una ciudad donde el tiempo se ha estancado. Al igual que muchas otras urbes del interior de Francia, aparece ante el viajero como un lugar provinciano, tranquilo, con más vocación de eternidad que de progreso.

Una de las puertas del principal templo local. guiarte.com. copyright

El arco triunfal y el grandioso teatro marcan la identidad de esta ciudad, una ciudad que sería destrozada en el siglo V por los visigodos y que sufrió duramente las luchas de religión.

Muchas de sus huellas históricas han desaparecido con el tiempo, pero merece la pena pasear por sus calles y contemplar los restos de su pasado esplendor.

El Arco de Triunfo

Esta es la gran puerta de Orange, edificada en torno al año 20 antes de C., en la vía que unía Arlés y Lyon en el transcurso del valle del Ródano.

El magnífico arco. guiarte.com. Copyright

Es uno de los mayores arcos triunfales que hizo Roma, con 22 metros de altura, 21 de ancho y 8 de grosor.

Está dedicado a la gloria de los veteranos fundadores de la colonia, representando la dominación de Roma sobre los galos,

Con tres puertas, este es un monumento clave de la romanidad provenzal, relativamente grandioso y bien conservado.

El Teatro Romano

El Teatro Romano de Orange fue edificado en los días de Augusto. Es el teatro que mejor ha resistido los avatares históricos hasta la actualidad.

El gran muro exterior del Teatro es impresionante. guiarte.com. copyright

El muro de escena está excelentemente conservado.

Cuando el viajero se acerca hacia el edificio queda anonadado por el gran muro exterior de mas de cien metros de largo por 37 de alto.

En el interior se asentaban unos 9.000 espectadores frente a un escenario en cuyo nicho central se presentaba la estatua imperial.

Construido en piedra de granito, el teatro desafió el tiempo y se integró en las estructuras defensivas de la ciudad.

Cerca de él se pueden apreciar cuantiosas huellas de anteriores edificaciones, entre ellas un gran templo.

En el teatro se siguen haciendo eventos culturales, en los que la grandiosidad del recinto y la magnífica acústica contribuyen –como hace dos mil años- a la brillantez de las actividades.

Colina de San Eutropio

Detrás del Teatro se alza una boscosa colina desde la que se tienen unas buenas vistas de la ciudad de Orange.

Se denomina Colina de San Eutropio, en recuerdo del obispo que en el siglo V predicó el cristianismo en Orange, la ciudad que estaba arruinada por las invasiones bárbaras.

En la cima se hallan unas importantes ruinas galorromanas y los restos de una de las grandes fortalezas de la Europa medieval, la edificada aquí por Mauricio de Nassau en 1622, derribada cincuenta años más tarde cuando los franceses se adueñaron de la urbe.

Sobre el teatro está la Colina de San Eutropio, con varios vestigios del pasado. guiarte.com. Copyright

La Catedral de Orange

Es ésta una humilde edificación, en la que se aprecian construcciones de diversas épocas, reflejando las sucesivas destrucciones y reconstrucciones a las que se ha visto sometida.

Puerta de estilo provenzal, de la transición del románico al gótico. guiarte.com. Copyright

guiarte.com. Copyright

La estructura básica está hecha en los siglos XII y XIII. En 1561 y 1562, los calvinistas intentaron apoderarse de la iglesia, lo que finalmente consiguieron, destruyendo retablos y arte.

Robaron el tesoro y el órgano y el clero católico tuvo que refugiarse en la cercana población de Caderouse.

En 1599 retornó a ser consagrada al culto católico.

La Revolución también la afectó en 1793, al ser convertida en templo de la Razón y del Ser Supremo.

En 1801 se suprimió el obispado de Orange.

La puerta oeste es del siglo XIX, y la del sur, la más interesante, tiene las características del sencillo arte provenzal de la transición del románico al gótico.

Otros edificios religiosos

En la ciudad de Orange hay otros edificios religiosos, aunque ninguno de una importancia especial.

San Florencio, que perteneció a los franciscanos, tiene un aire gótico y es en gran parte es del siglo XV.

El templo de los jacobinos, hecho en el XVI, también está en las proximidades del Teatro Romano. Es de culto protestante.

La Capilla Gabet, humilde, está hecha junto a las fosas comunes de 332 víctimas de la Revolución Francesa, entre ellas docenas de religiosos. Se halla en las afueras de la ciudad.

La iglesia de origen franciscano. guiarte.com. Copyright

Edificios civiles

La sede de la municipalidad de Orange está en el centro geográfico de la pequeña ciudad. Es un palacete del siglo XVII, con un sencillo campanario del XVIII.

El coqueto Teatro Municipal es del siglo XIX. guiarte.com. Copyright

El Teatro Municipal es del siglo XIX; obra de André Jean Boudoy, colaborador de Garnier, autor de la Ópera de París. En su airosa fachada, los bustos de Moliere, Corneille y David, recuerdan a la comedia, tragedia y la música.

A lo largo de la ciudad hay otros vestigios de templos y palacios de la época en la que la ciudad fue un enclave holandés en medio del territorio francés... en algunos casos apenas queda sino la artística puerta.


Volver a la Guía de Orange