Qué ver en Óbidos

Qué ver en Óbidos, San Pedro, Santa Maria,Castillo, Acueducto, N. Senhor da Pedra

El Acueducto

El acueducto es uno de los primeros elementos que ven los viajeros al llegar en automóvil al casco de Óbidos, porque los aparcamientos se hallan junto al monumento.

El acueducto de Óbidos o da Useira . Imagen de Guiarte.com

El acueducto de Óbidos o da Useira precisamente alcanza el extremo sur del recinto fortificado, casi al lado de la puerta principal de las murallas, la Porta da Vila.

El recorrido de esta construcción se extiende a lo largo de seis kilómetros, desde las fuentes existentes en la localidad de Useira. Durante tres kilómetros discurre bajo tierra, desde las mismas fuentes que aprovisionan de aguas a la ciudad.

Fue encargado por Catalina de Austria, la princesa española que se casó con Juan III, y se inició hacia 1570.

La construcción, inaugurada años después, se realizó en el marco de una política de "actualización del urbanismo de la villa" llevada a cabo por la reina, que quiso dotar de un sistema permanente de abastecimiento de agua a Óbidos

Ha sufrido algunas reparaciones en los siglos XVII y XVIII, y se mantiene en pie en excelente estado.

Porta da Vila

La porta da Vila sorprende al visitante que pasa bajo su umbrosa estancia antes de entrar al pequeño laberinto de Óbidos, con sus calles estrechas y casas encaladas en las que lucen emparrados y buganvillas.

Músico bajo la Porta da Vila en Óbidos, Portugal. Images de Guiarte.com

Un flujo intenso de turistas entra y sale de la ciudad por este punto, donde suele haber siempre algún músico callejero o algún mimo que buscan la generosidad del viajero.

La Porta fue construida como acceso principal a la villa hacia 1380 y cuenta con una capillita oratorio dedicada a la Virgen de la Piedad, patrona de la población. Lo más destacable de ella es la extraordinaria colección de azulejos del siglo XVIII con dibujos relativos a la pasión de Jesús.

El cruce de la puerta se hace en zigzag y una vez sobrepasada, el viajero contemplará el caserío en el interior del núcleo urbano, distribuido en un plano alargado, cruzado longitudinalmente por la rua Direita que va desde este punto hasta la zona de El Castillo.

Largo de San Pedro

Una vez pasada la Porta da Vila, el viajero ve ante él un pilar dedicado a Camões, el mayor poeta de la literatura portuguesa.

Óbidos: iglesia de San Pedro. Imagen de Guiarte.com

A la izquierda del pilar, el turista puede ver la rua Direita, que conduce al Castillo. A la derecha discurre la vía Josefa de Óbidos que lleva a la plaza o largo de San Pedro.

En el entorno de la plaza de San Pedro están el Ayuntamiento, la capilla de San Martín y la iglesia de San Pedro.

El Palacio Municipal es originario del siglo XVI y fue residencia a los clérigos del lugar, hasta el siglo XIX en que paso a ser dependencia municipal.

La capilla de San Martín es gótica, de inicios del siglo XIV, en tanto que la de San Pedro es originaria del XIII, aunque ha sido reconstruida especialmente después del dramático terremoto de Lisboa de 1755.

Portada de la capilla de San Martín, en el largo de San Pedro, en Óbidos. Imagen de Guiarte.com

El templo es amplio y luminoso. Lo más destacado de él es el vistoso altar barroco de talla dorada, obra de finales del siglo XVII. En esta iglesia está enterrada Josefa de Óbidos (1630-1684) destacada pintora del barroco, nacida en Sevilla y residente la mayor parte de su vida en Portugal, y que ha dejado obra en lugares como Alcobaça, Coimbra y el monasterio de los Jerónimos de Lisboa

Largo de Santa María

Siguiendo calle adelante, en medio de unas construcciones llenas de sabor, el visitante descubrirá pronto la Iglesia matriz de Santa María, originaria del siglo XII pero con obra posterior, especialmente del XVI.

Óbidos. Interior de la iglesia de Santa María. Imagen de Guiarte.com

La zona resulta muy agradable porque une a los elementos de construcción popular los de los edificios públicos, en los que sobresale esta iglesia matriz que aún siendo relativamente pequeña tiene un gracioso aire renacentista, con tres naves separadas por airosas columnas dóricas.

En este templo, en el año 1444, se celebró la boda del rey Alfonso V con su prima Isabel que tenía entonces 8 años de edad.

En la portada destaca la entrada renacentista, con arco triunfal, rodeado de columnas. En el interior sobresalen los muros recubiertos de azulejos del siglo XVII, un notable sepulcro renacentista, en el que parece que trabajó Nicolás de Chanterene, y varias pinturas de Josefa de Óbidos. El armonioso retablo mayor está decorado con cuadros de Joao da Costa

Óbidos: el pelouriño, o picota municipal. Imagen de Guiarte.com

Al lado de la iglesia hay un museo en el que se alberga la obra del artista Abilio de Matos Silva. Es un viejo palacio municipal que en algún momento fue también cárcel. Muy próxima está la Iglesia de la Misericordia fundada en el siglo XVI.

Hay otros elementos de interés en torno a la plaza. Uno de ellos es una antigua casa señorial del entorno de XVIII donde se alberga un museo municipal en el que existe una colección de arte sacro. Asimismo hay en este museo otras piezas arqueológicas y pinturas, algunas atribuidas a Josefa de Óbidos.

También está enfrente de la portada de Santa María la Picota municipal qué es obra del año 1513. Finalmente otro pequeño edificio existente en la plaza es el Alpende antiguo mercado municipal de abastos.

El Castillo y su entorno

El interés por la cultura se nota de un extremo al otro de Óbidos, Si ante la Porta da Vila se recuerda a Camoes, al lado opuesto, juntos al castillo, la iglesia de Santiago en una librería singular

Óbidos. Iglesia de Santiago. Imagen de Guiarte.com

La iglesia de Santiago construida en el siglo XII, fue reconstruida tras el famoso terremoto de Lisboa, y actualmente es un bello espacio dedicado a los libros

Estamos en el final de la rua Direita, que termina ante al orgulloso Castillo de Óbidos, con forma cuadrangular. En algún tiempo fue Palacio Real y en la actualidad es un establecimiento hotelero Pousada histórica.

Óbidos. El bello castillo medieval. Imagen de Guiarte.com

El edificio conserva elementos de tiempos góticos, manuelinos y barrocos, pero sufrió duramente las consecuencias del terremoto de Lisboa, que lo arruinó en gran parte. Al norte del cuerpo principal está la antigua Plaza de Armas rodeada por los fuertes muros de la ciudad

Entorno de Óbidos

La zona de Óbidos permite al viajero otros descubrimientos de interés.

Óbidos: santuario do Senhor da Pedra. Imagen Municipio de Óbidos

En los alrededores está el santuario do Senhor da Pedra, edificio barroco, de planta hexagonal, inscrita en una circunferencia a la que se adosan sendas torres inacabadas. Es muy interesante tanto el plano del edificio como el juego simétrico de sus ventanas, que implica la construcción de unas llamativas ventanas invertidas. Es obra de siglo XVIII.

Muy cerca de Óbidos está también la localidad de Caldas da Rainha, famosa por su historia termal. Las instalaciones termales surgieron en el final del siglo XV por iniciativa de la reina Leonor. El parque de Carlos I y la iglesia de Nossa Senhora do Pópulo, son elementos destacados, así como su popular cerámica.

En el ámbito natural, la laguna de Óbidos a 17 km del casco rodeada de pinos. En realidad es una especie de albufera, resto de una entrada marítima que antaño llegaba hasta las cercanías de Óbidos, tal como lo recuerdan dibujos de la antigüedad.


Volver a la Guía de Obidos