Qué ver en Madrid

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Madrid

Patrimonio artístico

El patrimonio artístico de Madrid es notable. En el plano constructivo hay escasos vestigios árabes, pero una buena cantidad de edificios de la época de los Austrias y los Borbones.

Fuente de Neptuno, junto al Museo del Prado. Foto guiarte

En concreto merece la pena visitar la zona de ubicación primitiva de la ciudad, donde se halla el Palacio Real, la hermosa Plaza Mayor y algunos conventos de alto interés, sobre todo por su contenido.

Otro entorno de alta calidad se halla por el paseo del Prado, donde a la belleza de las edificaciones se une el patrimonio pictórico de los grandes museos, algo que hace imprescindible la visita a Madrid para los amantes del arte.

En torno al paseo de Recoletos, en la foto, se sitúan notables edificaciones. Foto guiarte
 

El Palacio Real

El Palacio Real de Madrid está en el lugar donde se ubicaba el viejo alcázar de la ciudad, destruido en el año 1734 por el fuego.

Bella imagen del Palacio Real. Foto guiarte

Filippo Juvara, arquitecto italiano, inició las obras, en época de Felipe V, obras que siguió Sachetti y concluyeron básicamente con Sabatini, arquitecto de Carlos III, aunque en tiempos de Isabel II se edificaron las arquerías de la Plaza de la Armería.

Cabe destacar el salón de Alabarderos, con bóveda pintada por Tiépolo. Otros salones de interés son el del Trono, Gasparini, de la Porcelana y el suntuoso comedor. El palacio atesora pinturas notables, entre otras de Goya y Velázquez, así como importante piezas de cristalería, tapices, y bronces. Utilizado por los Borbones hasta la abdicación de Alfonso XIII, en la actualidad sólo se emplea para actos oficiales.

Muy cerca de palacio se halla la catedral de Nuestra Señora de la Almudena iniciada en el siglo XIX y terminada en los finales del XX. Tiene una cripta neorrománica con una imagen de la virgen, del siglo XVI. La catedral, sin gran interés, es neogótica.

Ver Cuentaviajes del Palacio Real de Madrid  

Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Madrid es una joya del urbanismo madrileño diseñada por el arquitecto Gómez de Mora.

La Plaza Mayor es siempre un lugar animado. Foto guiarte

Ya Felipe II pidió a Juan de Herrera que diseñara una plaza en el lugar, pero fue Gómez de Mora quien, en tiempos de Felipe III llevó adelante el proyecto, retocado tras diversos incendios.

La magnífica plaza porticada en uno de los lugares más emblemáticos de Madrid. Los edificios tienen en sus bajos numerosas tiendas y establecimientos de hostería, donde disfruta alegremente la gente de la localidad y los visitantes. Es lugar donde antaño tenían lugar corridas de toros, juicios de la Inquisición y ejecuciones de condenados a muerte.

En el centro se halla una estatua ecuestre de Felipe III, obra de Juan de Bolonia, finalizada en 1616 por su discípulo Pietro Tacca. 

Plaza de Cibeles

En el centro, donde confluyen el paseo del Prado y la calle de Alcalá, se alza la Fuente de La Cibeles, diosa oriental que preside la vida urbana subida a un carro tirado por leones.

Se trata de uno de los conjuntos urbanos más bellos y armoniosos de la ciudad. La fuente de la diosa Cibeles es la figura tal vez más emblemática de Madrid.

El notable edificio del Banco de España. Foto guiarte


Entre los edificios que figuran en el entorno está el palacio de Comunicaciones, de inicios del siglo XIX, donde se aúnan estilos neogoticistas con líneas de industrialismo.

Muy cerca está el Palacio de Linares, bella residencia de los marqueses de Linares, del siglo XIX.

Otro edificio es el del Banco de España, también del XIX, de poderosa arquitectura e interesantes trabajos de forjado.

El grupo se enriquece con la belleza de las calles que allí confluyen y la cercanía de otros elementos artísticos, visibles desde la plaza, tales como el Cuartel General del Ejército, la vieja sede del Banco Central, etc.
La popular fuente de La Cibeles, con el palacio de Comunicaciones, al fondo. Foto guiarte.

La Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá es obra de Sabatini, terminada en 1778, construida para celebrar la entrada en la ciudad del rey Carlos III.

Puerta de Alcalá. Foto guiarte

Está realizada en granito de la sierra madrileña y de piedra blanca. Sustituyó a una puerta barroca encargada por Felipe III. Es neoclásica, y está formada por tres arcos y dos puertas cuadradas. Es también uno de los monumentos más representativos de la ciudad.  

Puerta del Sol

La Puerta del Sol era el lugar que ocupaba el acceso este de la urbe. Pero en los siglos XVI y XVII este enclave se fue tornando en un importante ágora de la ciudad.

Edificio de la Comunidad de Madrid, con el famoso reloj de la Puerta del Sol, que congrega a los madrileños para celebrar cada fin de año. Foto guiarte.

Es un espacio alargado sin edificios notables. El más importante es un caserón de ladrillo iniciado por Ventura Rodríguez para casa de Correos, donde está la sede de la Comunidad Autónoma de Madrid. Pero la plaza sigue siendo foco de tertulias y lugar de encuentros y celebraciones, como las de fin de año.

En la plaza está el kilómetro cero, a partir del cual se miden las distintas carreteras radiales que comunican Madrid con el resto de España.  

El Retiro

El Retiro es un parque situado en la zona céntrica de la ciudad, donde se alzaba un palacio mandado construir por Felipe IV y una zona para gozo de la familia real.

Lago y monumento en El Retiro. Foto guiarte

En el enclave existen espacios agradables para el paseo, con un lago en cuyos límites se levanta un monumento a Alfonso XII, obra de José Grasés Riera.

Cerca del estanque existen bellos palacios como el de Velázquez y el de Cristal, ambos de Ricardo Velázquez, levantados en el final del siglo XIX.  

Monasterio de la Encarnación

El Monasterio de la Encarnación es una de las notables instituciones religiosas de la ciudad. Fundado en 1611 por Margarita de Austria, esposa de Felipe III, con gusto sencillo.

Sencilla portada del monasterio. Foto guiarte

Conserva el ambiente castellano del XVII y pinturas de Ribera y Carducho, un Cristo de Gregorio Fernández y una misteriosa cámara de reliquias de ambiente recoleto y barroco, donde se conserva una ampolla de sangre de San Pantaleón, que según la tradición se licúa en los aniversarios de la muerte del santo.

La iglesia tiene una sencilla portada del siglo XVII, el resto es posterior, porque hubo de ser reconstruído tras un incendio de 1734. En ella hay obras de Bayeu y Carducho. Es en esta iglesia donde cada 27 de julio se exhibe el relicario con la ampolla de sangre de San Pantaleón. La fecha es importante para millares de madrileños, que acuden al templo ese día. Es tradición popular que si la sangre no se licúa, el año siguiente vendrá cargado de desastres.  

Las Descalzas Reales

El Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid tiene una larga historia y notable riqueza.

Austera fachada del convento de las Descalzas Reales

Juana de Austria, hermana de Felipe II, transformó el palacio en un convento, que atesora importantes obras.

Es una edificación de ladrillo y granito. Obras de Pompeyo Leoni, Claudio Coello, Tiziano, Zurbarán, Murillo, Ribera y Brueghel, marcan la riqueza de este edificio prototipo de la sólida y sencilla arquitectura urbana del siglo XVI.

Plaza Descalzas nº 3, 28013 - Madrid

El Museo del Prado

El Museo del Prado de Madrid es una de las pinacotecas más valiosas del mundo.

Detalle de Los Borrachos, de Velázquez. Museo del Prado

Ubicado en un edificio iniciado en 1785 por Juan de Villanueva, en el se albergan colecciones de los monarcas españoles, que se han ido ampliando con otras adquisiciones.

Tiene magníficas obras desde la pintura románica en adelante, con especial referencia a Velázquez, El Greco, Zurbarán, Goya, Murillo, El Bosco, Botticelli, Fra Angelico, Caravaggio, Rubens, Tiziano, Rembrandt, etc.

Anunciación. Fra Angélico. Museo del Prado.

Obras maestras como El jardín de las Delicias(El Bosco), La Anunciación(Fra Angélico) El Descendimiento(Van der Weyden) las majas (Goya), Las tres Gracias(Rubens), Las Meninas(Velázquez), etc. hacen de este museo un lugar de visita inexcusable.

Inmerso en ese magnífico elenco de pintura, casi pasa desapercibida una buena colección estatuaria.  

Museo Thyssen-Bornemisza

En el museo Thyssen de Madrid podrás encontrar desde primitivos flamencos hasta arte moderno europeo y norteamericano.

Domenico Ghirlandaio. Retrato de Giovanna Tornabouni
El Museo Thyssen-Bornemisza se halla en el palacio de Villahermosa, muy cerca del Museo del Prado, y presenta la colección reunida por la familia Thyssen, donde recoge desde primitivos flamencos hasta arte moderno europeo y norteamericano.

Van Gogh. Óleo. Museo Thyssen-Bornemisza.

Entre sus obras figuran cuadros de Tiziano, Goya, Picasso y Van Gogh. Se considera como la primer colección privada del mundo.

Museo Thyssen-Bornemisza: Paseo del Prado, 8 - 28014, Madrid

Centro de Arte Reina Sofía

Algunas de las obras más conocidas del arte español se encuentran en el Centro Reina Sofía de Madrid.

Cuadro de Dalí, en el Centro de Arte.

El Centro de Arte Reina Sofía está instalado en el viejo hospital de San Carlos, cerca de la plaza de Atocha, presenta una colección de pintura moderna, destinada a complementar la oferta clásica del museo del Prado.

La joya de Picasso, el Guernica.

Entre sus obras figuran cuadros destacados de artistas como Picasso, Miró o Dalí.

Museo Reina Sofía: Calle de Santa Isabel, 52 - 28012, Madrid

CaixaForum Madrid

Se trata del centro cultural de una entidad financiera española, ubicado en la “Milla del Arte” madrileña, cercano al Museo del Prado, Centro Reina Sofía y Museo Thyssen.

CaixaForum Madrid, de Herzog y De Meuron, junto al jardín vertical diseñado por Patrick Blanc. Imagen de guiarte.com

El edificio es muy interesante. Se ubica junto a una recoleta plaza que se abre ante el paseo del Prado, en la que sobresalen la estructura del centro “dulcificada” por un jardín vertical en una fachada inmediata, diseñado por Patrick Blanc.

El centro es fruto del reaprovechamiento de una antigua central eléctrica. Sobre la estructura industrialista de ladrillo se eleva otra de oscuros tonos metálicos, una edificación que lleva el sello del grupo suizo de arquitectos Herzog y De Meuron.

La obra es un brillante ejercicio de física; se eliminaron elementos de la planta baja, de forma que el conjunto parece elevarse casi sin sustentación de pilastras, con lo que se crea en el bajo un espacio abierto que se une a la recoleta plaza de delante.

Una espectacular escalera metálica da acceso a la planta principal. Otra escalera en espiral también permite el acceso a las plantas superiores, en las que aparecen las salas expositivas. El interés del edificio y las exposiciones que alberga le han situado en un corto tiempo entre los centros más visitados de la ciudad.

Museo Arqueológico Nacional

El Museo Arqueológico Nacional de Madrid está en la parte posterior del notable edificio de la Biblioteca Nacional, de aires helenísticos.

Crucero gótico, en el Museo Arqueológico. Foto guiarte

Posee unas importantes colecciones de elementos etruscos, egipcios, griegos y romanos.

Presenta piezas muy importantes de la prehistoria y de otros momentos históricos, hasta el XIX.

De época ibérica destacan la Dama de Elche y la Dama de Baza; de la visigoda destaca el Tesoro de Guarrazar; y del medievo la Virgen con el niño, de Sahagún de Campos(León).

Sarcófago paleocristiano de Astorga, en el Museo Arqueológico Nacional. guiarte
Junto a la entrada del Museo hay una réplica de las pinturas prehistóricas de Altamira.

Es habitual la realización de buenas exposiciones temporales sobre arte de la antiguedad.

Museo Arqueológico Nacional: Calle de Serrano, 13 - 28001, Madrid

Otros puntos de interés, en Madrid

Aparte de los lugares citados en otros epígrafes, pueden interesar al visitante otros puntos de Madrid, que se resumen a continuación:

Edificio Metrópolis, en Gran Vía. Foto guiarte

Iglesias: Basílica de San Miguel, colegiata de San Isidro; San Nicolás, San Jerónimo, San Antonio de la Florida, etc.

Edificios civiles: Torre de los Lujanes, palacio de Liria, plaza de Toros de Las Ventas, Congreso de Diputados, ministerio de Hacienda, estación de Atocha y edificios de Castellana y Gran Vía. Lugares de recreo: Campo del Moro y Casa de Campo.

Museos: Bellas Artes, del Ejército, de Artes Decorativas, de América, Sorolla y Lázaro Galdiano.  

Volver a la Guía de Madrid