Qué ver en Kutná Hora

Descubre los lugares de mayor interés turístico en la ciudad de Kutná Hora, República Checa.

Patrimonio

Kutná Hora tiene una estructura alargada, englobando el casco de la población y el del suburbio de Sedlec, donde también hay monumentos incluidos en el listado del Patrimonio de la Humanidad.

Las guerras dañaron su patrimonio en los siglos XVI y XVII, entre ellas la de los Treinta Años, en la que Bohemia tuvo una presencia destacada.

Aún así queda en Kutná Hora un conjunto de monumentos civiles y religiosos de interés, muchos de ellos originarios del siglo XIV, aunque con modificaciones posteriores.

En este conjunto sobresalen los edificios góticos, aunque también hay un excelente elenco del barroco.

La silueta de la ciudad, dominada por la torre de la iglesia de Santiago. Fotografía de Turismo Checo

La catedral de Santa Bárbara

Es un edificio inusual, caracterizado por su estilo del gótico final, sus cúpulas y la ausencia de las poderosas torres inherentes a la generalidad de edificaciones religiosas de este estilo.

La catedral de Kutná Hora. Imagen de Turismo Checo

Aún no era distrito episcopal esta ciudad en el siglo XIV, cuando se iniciaron las obras de la iglesia dedicada Santa Bárbara. La burguesía local impulsó este proyecto, imitando la pujanza gótica que veía en la cercana ciudad de Praga.

Se inició la obra en torno a 1380 y no acabó hasta el XVI, cuando ya la ciudad empezaba a declinar. En su construcción participaron destacados maestros checos, el primero de ellos John Parler, hijo de Petr Parlér, que había edificado la catedral de san Vito en Praga, y que diseñó un edificio de influencia gótica francesa, que continuaron Matyas Rejsek y Benedikt Ried.

En el XVII, los jesuitas llegaron a la ciudad y reformaron el templo con intervenciones barrocas. Pero en el XVIII, con la abolición de la orden, dejaron el lugar y el monumento declinó, hasta que en el XIX se inició la restauración, siguiendo las inspiraciones puristas de una generación de arquitectos renovadores. En el proyecto intervinieron Josef Mocker y Ludvík Lábler, que liquidaron los precedentes barrocos.

La catedral lleva el nombre de Santa Bárbara, en advocación a la patrona de los mineros. En los interiores de la misma hay interesante decoración, con pinturas góticas y renacentistas.

Interior de la catedral, bóveda, de Kutná Hora. Imagen de Turismo Checo

Monasterio de Sedlec

El monasterio más antiguo de los cistercienses en Bohemia fue fundado en el año 1142 en Sedlec, suburbio de Kutná Hora, y tuvo una notable influencia económica y artística.

Basílica de la Asunción de la Virgen María. Imagen de Turismo Checo

El poderío cisterciense se manifiesta en la iglesia de la Asunción de la Virgen María, de un gótico grandioso, que quedó arrasada por un incendio en tiempos de las guerras de los husistas. Fue reconstruida en los siglos XVII y XVIII por Jan Blazer Santini, que le dio estilo que se denomina en Chequia Gótico-barroco.

En el año 1783, el monasterio cisterciense fue desamortizado por el emperador José II, la iglesia fue utilizada como granero y luego como fábrica de tabacos. La iglesia fue incluida en el año 1995 en el listado de monumentos Patrimonio de la Humanidad, junto con Kutná Hora.

Kostnice

Un lugar célebre del entorno del monasterio de Sedlec es el Osario, Kostnice, en el cementerio del propio centro monástico.

Capilla de Todos los Santos. Imagen de Turismo Checo

El cementerio fue considerado desde la Edad Media como Tierra Santa, porque un abad de Sedlec trajo tierra de Jerusalén y la esparció allí. Millares de personas recibieron enterramiento en este lugar.

En el 1318 se enterraron allí 30000 cadáveres de las victimas de la epidemia de la peste. Y en medio del cementerio se edificó una capilla gótica, la iglesia de Todos los Santos (kostel Vsech Svatych), que se renovó en el siglo XVIII.

Pasado el tiempo, el gran camposanto se fue reduciendo, y los huesos desenterrados se fueron colocando en torno a la capilla. Finalmente, en el siglo XIX, fueron colocados "artísticamente" en el sótano de la iglesia.

Este interior es impresionante. Todo hecho de hueso: lámparas, cruces, ... toda la decoración interior, desde el altar hasta las arañas. Los restos de millares de personas sirven para hacer una escenografía sorprendente por la mezcla macabro-decorativa, una de las imágenes mundialmente más asociadas a Kutná Hora.

Huesos decorando el interior del templo. Imagen de Turismo Checo

Iglesia de Santiago

La iglesia de Santiago (Kostel Sv. Jakuba) marca el perfil urbano de Kutná Hora merced a su altivo campanario, de 82 metros de altura.

La iglesia de Santiago, con su enorme torre. Imagen de Turismo Checo

La construcción del templo fue iniciada en 1330 y realizado en el mismo siglo con maestros del taller de Petr Parlér. Sufrió nuevas modificaciones en el siglo XV

En 1620, después de nuevos daños sufridos en tiempo bélico, fue nuevamente remozada la iglesia. Tiene interesantes elementos barrocos de aquella época, como pinturas de Petr Brandl y Karel Škréta.

Otros monumentos religiosos

La iglesia de San Juan Nepomuceno en Kutná Hora fue diseñada en el año 1730 por Frantisek Maxmilián Kanka, arquitecto jesuita. Tiene interesente decoración barroca.

Iglesia barroca de San Juan Nepomuceno. Imagen de Turismo Checo

El colegio de los jesuitas fue hecho con planos de Domenico Orsi, al lado de la catedral, entre 1667 y 1703. Es un edificio barroco de notable dignidad, que se asoma ante un patio decorado con trece esculturas de santos jesuitas.

Otro monumento es el Convento de Ursulinas, religiosas que llegaron a la ciudad en el siglo XVIII.

Hrádek

Hay referencias al pequeño castillo de Hrádek en los inicios del siglo XIV, aunque la edificación fue reconstruída un siglo más tarde.

El pequeño castillo de Hrádek. Imagen de Turismo Checo

El edificio medieval se transformó entonces en una lujosa residencia palaciega, obra emprendida Michal Prekl.

El lugar pasó en 1490 a poder de Jan Smíšek, otro burgués enriquecido con el negocio de la plata, quien prosiguió su engrandecimiento, con intervenciones y pinturas de aire renacentista.

Actualmente se encuentra en este edificio el Museo Checo de la Plata.

Corte Italiana

El edificio original parece ser fue un pequeño castillo fortificado que posiblemente estaba separado del núcleo de la población y que se destinó a centro de acuñación de moneda.

El edificio llamado Corte Italiana, fue ceca de acuñación de moneda y palacio. Imagen de Turismo Checo

El edificio, originario del XIII, fue ampliado posteriormente por orden real. Venceslao IV tuvo aquí el palacio, con su capilla real.

Los destrozos de siglos posteriores fueron haciendo decaer el valor del edificio, de modo que en el XIX se pensó incluso en su desmantelamiento. Pero 1880 el municipio optó por la reconstrucción, proyecto que dirigió el arquitecto Ludvík Lábler, quien le dotó de nuevos elementos neogóticos.

La Casa de Piedra

La Casa de Piedra es la edificación burguesa más famosa de Kutná Hora. Es originaria del siglo XV.

La Casa de Piedra, en Kutná Hora. Imagen de Turismo Checo

La mansión perteneció a la familia Kroupa, una de las más poderosas de la ciudad.

El aspecto actual deriva básicamente de la reconstrucción hecha en 1489 por el Briccius Gauske, que hizo una de las piezas maestras de la arquitectura gótica civil del gótico final en Bohemia.

La casa de Piedra ha servido como archivo y museo desde los inicios del siglo XX.

Otros elementos de interés

Hay más cosas para ver en Kutná Hora, como puede ser la fuente gótica de la Plaza Mayor, obra del entorno de 1490, atribuida a Matyas Rejsek autor también de la Torre de la Pólvora de Praga.

La Fuente de Piedra. Imagen de Turismo Checo

Otras casas importantes son la de Los Caballeros, notable construcción clasicista ubicada cerca de la Fuente de Piedra y el Colegio de Santiago, originario del XVI.

La calle medieval Ruthardka, une el entorno del castillo de Hrádek con la iglesia de Santiago. Tiene sabor.


Volver a la Guía de Kutná Hora