Guía de Goslar

Goslar, en el centro de Alemania, al borde del macizo de Harz, es una ciudad inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, junto con sus antiguas minas de plata, que estuvieron en explotación durante más de mil años, hasta 1988. Conserva interesantes muestras de su glorioso pasado, en el que llegó a ostentar la capitalidad imperial.

Guía de Goslar con textos de Artemio Artigas

Localizador Goslar

Información general de Goslar

Información general sobre la historia de la ciudad alemana de Goslar.

La ciudad

Goslar se halla en la Baja Sajonia, Alemania, y tiene algo más de unos 40.000 habitantes. Está a unos 80 kilómetros al sureste de Hannover y conserva un gran atractivo, histórico y natural.

Casas de entradamados de madera en Goslar. Imagen de Norbert Krüger/ Deutschen Zentrale für Tourismus

Ciudad imperial, con una historia vinculada a las florecientes minas de Rammelsberg, productoras de plata y cobre, que le dieron fortaleza económica durante mil años, contó con palacios y multitud de iglesia y monasterios: hasta 47 centros religiosos.

Las minas de Rammelsberg se hallan al sudeste de Goslar, muy cerca de la urbe, en las montañas de Harz. Es un lugar de explotación mineral desde tiempos antiquísimos.

Historia: Imperial y hanseática

Se dice que hace 3000 años ya se extraían minerales de las montañas de Harz, aunque la minería industrial comenzó hace unos mil años.

Salón de sesiones del Ayuntamiento de Goslar, de espectacular decoración. Imagen Goslar marketing gmbh

Rammelsberg se hizo célebre por sus minas de cobre y plata, lo que movió a Enrique II a ubicarse aquí en el siglo XI, cuando organizó la primera Asamblea Imperial, en 1009, momento a partir del cual la ciudad desplegó un notable crecimiento, que contituó en los siglos posteriores.

Enrique III amplió el complejo palatino y engrandeció el lugar. Hasta 23 dietas imperiales fueron celebradas aquí. Fue Goslar residencia imperial hasta 1253. Centro religioso y civil importante, tuvo notable ascendencia en la Liga Hanseática.

Tuvo diversas vicisitudes y momentos excelentes, hasta el siglo XV, época de la que quedan elementos como el Ayuntamiento y el Kaiserworth, que se hallan en la plaza del Mercado.

Pero en el XVI la ciudad decayó. Guerras, conflictos sociales, cambio de titularidad en la explotación minera... y Goslar entró en una dorada mediocridad. Tuvo suerte en las guerras mundiales -tal vez por su poca trascendencia- y ello permitió que se mantuviera en buenas condiciones un patrimonio de edificios notables y bellas casas tradicionales de entramados de madera.

Ocio y gastronomía

Informaciones sobre ocio y gastronomía de la ciudad de Goslar, en la Baja Sajonia Alemana.

Aunque aparentemente apartada, Goslar está bien comunicada merced a la autopista a-7 que recorre Alemania desde el norte hasta el sur, pasando desde el entorno de Hamburgo hasta Baviera. También se llega bien por tren. La estación se halla muy cerca del centro de la ciudad.

El aeropuerto internacional más cercano es el de Hannover. También se halla cerca el Braunscheig-Wolfsburgo, pero con peores conexiones para acceder a Goslar.

Detalle del Palacio Imperial de Goslar.

Goslar y la zona de Harz es un territorio para disfrutar con tranquilidad, por su belleza natural y monumental. Merece la pena disfrutar de las calles medievales de Goslar, con sus 1500 casas de entramados de madera, de las que cerca de 200 tienen una edad mínima de 400 años. Pero también en las poblaciones del entorno de Harz hay una buena arquitectura tradicional.

Hay posibilidad de hacer visitas guiadas por la ciudad. Varios programas, de dos a cinco horas. Contactar con la oficina de turismo.

A lo largo del año hay distintos eventos de interés. Como muchas ciudades tradicionales esuropeas, el mercado tradicional Navideño, en la Plaza del Mercado, es una cita obligada, con ofertas variadas, entre ellas las gastronómicas.

Goslar/Harz: El mercado de Navidad.Imagen de Goslar Marketing GmbH

Desde 1975 se vienen organizando eventos musicales en verano, con un festival de Música Goslar-Harz , enfocado hacia los nuevos valores. Hay otros eventos veraniegos, entre ellos un mercado artesanal en agosto, donde se presentan manufacturas de cerámica, textil, etc., en el marco de las tradicionales calles de la ciudad.

Goslar, pese a su escasa dimensión, es una ciudad bastante visitada y cuenta con magníficos restaurantes, tabernas y bellos lugares de terraza para tomar una cerveza en los días soleados.

Pese a su pequeño tamaño, la ciudad alberga varios museos de interés, aparte del de las Minas de Rammelsberg (Patrimonio de la Humanidad): entre ellos el Museo de Goslar, el de la Baja Edad Media, el de figuras de estaño, y el de Instrumentos musicales y Muñecas

Contemplando el famoso Evangeliario de Goslar, en el Museo de Goslar. Goslar Marketing GmbH

Direcciones de interés

Datos útiles para el turista en la ciudad de Goslar, Alemania.

Información turística de Goslar. Markt 7, 38640 Goslar
Teléfono 0049 (0) 5321-78060.
https://www.goslar.de/

Weltkulturerbe Rammelsberg. Bergtal 19, 38640 Goslar.
Teléfono 5321-750-0.


Parque del Harz: Nationalparkverwaltung Harz. Lindenallee 35, 38855 Wernigerode.
Teléfono 0049 (0) 3943-55020.
www.nationalpark-hochharz.de

Instalaciones mineras en Rammelsberg, Goslar. Goslar marketing gmbh

Que ver en Goslar

En la Guía de Goslar te recomendamos las siguientes visitas:

Ver Goslar

Pese a las guerras y destrucciones, perviven en Goslar...

La mina Rammelsberg

Las minas de mineral del Rammelsberg estuvieron en...

El Palacio Imperial

El Palacio Imperial de Goslar fue construido en el siglo XI...

Plaza del Mercado

La Marktplatz está en el centro de la ciudad, rodeada de...

Ayuntamiento

El Ayuntamiento Goslar es fruto de diversos añadidos,...

Kaiserworth

El edificio Kaiserworth fue hecho por los comerciantes de...

Iglesias de Goslar

De los 47 centros religiosos que tuvo la ciudad, muchos...

Casas de entramados de madera

Goslar conserva una serie excepcional de casas de entramados...

El macizo de Harz

Goslar está enmarcada en una naturaleza atractiva: el...