Guía de Friburgo, el encanto de Suiza

Guía de Friburgo, el encanto de Suiza

Una de las ciudades con más encanto de Suiza es Friburgo. Torres, iglesias, puentes, fuentes, viejas casonas medievales… Son muchos los elementos construidos por el hombre que dan una imagen inconfundible al entramado urbano.

Pero también la naturaleza ha dotado a Friburgo de una notable belleza, con su geografía montañosa y el río Sarine zigzagueando entre los barrios de la urbe.

Una guía de la ciudad de Friburgo, realizada con textos de Tomás Alvarez y fotografías de Guiarte.com

Información general de Friburgo, el encanto de Suiza

Datos básicos sobre la ciudad suiza de Friburgo.

La ciudad

A poco más de 30 kilómetros al suroeste de Berna, en una zona de media montaña y llena de verdor, se halla la ciudad suiza de Friburgo.

Tímpano del portal principal de la catedral de San Nicolás en Friburgo (Suiza), obra del siglo XIV. Imagen de Guiarte.com

Con unos 40.000 habitantes, esta es una urbe con muchos atractivos.

El entramado urbano de Friburgo –Freiburg en alemán y Fribourg en francés- tiene gran encanto y a ello han contribuido tanto la historia como la accidentada geografía, marcada por el rio Sarine, que discurre en un valle profundo haciendo eses entre los barrios de la ciudad.

La trama urbana está dominada por la altiva torre de la catedral gótica, de más de 70 metros de altura. La diferencia de altitud entra las zonas de la ribera y los barrios altos otorga protagonismo a las calles empinadas, en las que aparecen numerosas construcciones de calidad. Se dice que existen al menos 200 edificios góticos. Salpicando esa geografía urbana… un interesante conjunto de puentes, un ramillete de fuentes monumentales y hasta un curioso funicular...

En distintos puntos de la urbe se pueden admirar bellos edificios religiosos, restos del recinto de murallas y pintorescos paisajes urbanos en los que se funde la vigorosa naturaleza, la arquitectura culta y la tradicional.

Abadía cisterciense de Nuestra Señora de la Maigrauge, en Friburgo (Suiza), fundada en el siglo XIII. Imagen de Guiarte.com

Una de las particularidades de Friburgo es la lingüística. Se halla en un punto donde se utiliza tanto el francés como el alemán, aunque hay mayoría de francófonos.

Esta es la capital del cantón del mismo nombre que se extiende prácticamente desde Berna hasta el lago Lemán. Se trata de un territorio de mayoría católica. Esta circunstancia también le ha dado valor a Friburgo. Su episcopado –del cual dependen ciudades como Lausana y Ginebra- ha sido impulsor de la enseñanza católica y por ello la ciudad tiene rango universitario y facultad de Teología. Por cierto que esta es la única universidad bilingüe del país.

La Universidad de Friburgo es conocida. Merced a ella, esta es una ciudad de jóvenes, con bares típicos y restaurantes para todos los gustos y presupuestos.

El clima de la ciudad es frio en invierno, con abundantes nevadas, pero agradable en el resto del año.

La historia

Se dice que la ciudad suiza de Friburgo fue fundada en 1.157 por el duque Bertoldo IV de Zähringen.

Friburgo4 El tilo que existe al lado de la fuente del Ayuntamiento de Friburgo, rememora la derrota del duque Carlos el Temerario ante los cantones confederados suizos. Imagen de Guiarte.com

El fundador era un noble con dominios en el sudoeste de Alemania y oeste de Suiza.

La población fortificada pasó pronto a quedar bajo el dominio de los Habsburgo. En el siglo XV estuvo escaso tiempo bajo el control de Saboya, pero acabaría pasando a integrarse al grupo de cantones suizos en 1476, con ocasión de la guerra de Borgoña.

Ante el propio ayuntamiento de la ciudad de Friburgo se plantó un árbol el día de la derrota de las tropas del duque borgoñón Carlos el Temerario frente los confederados suizos, en 1476. El árbol que se ve en la actualidad –un tilo- tuvo su origen en un esqueje del árbol original, destruido por un accidente.

Friburgo es una importante ciudad del Camino de Santiago en Suiza. Sello peregrino en la catedral de la ciudad. Imagen de Guiarte.com

La pertenencia de Friburgo a Suiza fue interrumpida en 1798 por las tropas de la Francia napoleónica. Volvería a integrarse entre los cantones helvéticos en 1815.

Otro momento clave para Friburgo, en el siglo XIX, tuvo lugar con la creación de la universidad, que es hoy uno de los elementos de referencia de la vida local.

Ocio y gastronomía

Friburgo posee buenos lugares para comer o tomar una cerveza por toda la urbe.

El entorno de la Catedral-Notre Dame y Ayuntamiento posee una buena serie de lugares para disfrutar de la comida suiza. Imagen de Guiarte.com

El primer punto que coadyuva al interés gastronómico de la ciudad es su situación geográfica. En esta zona prealpina hay abundantes pastos para la ganadería y una excepcional tradición de producción de quesos. Estamos a la vera de los prados de Gruyere.

Además, es una ciudad de larga tradición y con ambiente estudiantil y ello facilita la existencia de restaurantes y tabernas abundantes y para diversos precios.

Como ciudad universitaria siempre se hallarán lugares de precios asequibles, numerosos cafés y espacios de “marcha”, en especial por la parte comercial, cercana a la estación, y en la zona de la Universidad. Pero hay cafés con encanto en muchos rincones. Uno recomendable, por las vistas, es el Belvedere, en el final de la Grand Rue...

La cocina de Friburgo es rica. En general, se aprecian las influencia de la cocina alemana y la francesa. Buenas carnes, buenos embutidos, salchichas, quesos, cervezas… Un festival gastronómico de final del verano es la Bénichon, fiesta de la cosecha, en la que se sirven suculentas carnes, ragús de cordero y jamón ahumado.

La ciudad se divide en varios barrios con características propias. En la parte alta del casco antiguo –zonas de la Catedral-Notre Dame y Ayuntamiento- hay buenas ofertas. Una de ellas es el restaurante Hotel de Ville (Grand Rue 6), o el cercano Gothard (Pont.Mure 16), este último más asequible económicamente y con una buena fondue.

Otra zona de gran oferta gastronómica es la del barrio de Auge, en el entorno de la Sarine. A ambos lados del Puente de Berna están los “aubergues” de la Cigüeña y del Angel, este último especializado en raclettes y con bellas vistas al rio. No lejos, por la plaza Petit Saint Jean hay una oferta variada, desde lugares para adquirir recuerdos, o chocolate, hasta restaurantes y cafeterías. En la route de Burguillón (15), está el Trois Tours, bastante prestigiado, aunque para bolsillos con más poder.

En Friburgo hay multitud de establecimientos hosteleros en los que al buen comer se une la belleza del panorama urbano. Imagen de Guiarte.com

Si seguimos la corriente del Sarine, en la explanada de la Planche, nos encontraremos con otra buena gavilla de lugares para comer. Al igual que en la ciudad alta, donde merma la presencia de turistas y crece la de universitarios y gentes de dedicadas a la compra o a los negocios, como en la zona del entorno de la avenida de la Estación. Es buena zona para adquirir vestidos, relojes, etc.

Por todo el centro histórico también se hallas abundantes tiendas de recuerdos, y entre ellas no faltan las de quesos y chocolates. Innumerables tentaciones.

Existe una City Card para acceder con ventajas a lugares y servicios turísticos. Se vende en diversos museos y oficinas de Turismo

Direcciones de interés

Algunas direcciones de interés para el visitante:

Farola en la calle de la Grand-Fontaine, Friburgo. Imagen de Guiarte.com

Fribourg Tourisme et Région Place Jean-Tinguely 1. CP1120. 1701 Fribourg.

Sitio oficial de la ciudad: http://www.ville-fribourg.ch/vfr/fr/pub/index.cfm

Universidad de Friburgo: http://www.unifr.ch/home/fr.html

Turismo de Friburgo https://www.fribourgtourisme.ch/

Friburgo City Card: https://www.fribourg-citycard.ch/fr

Que ver en Friburgo, el encanto de Suiza

En la Guía de Friburgo, el encanto de Suiza te recomendamos las siguientes visitas:

Una ciudad con encanto

La ciudad de Friburgo está llena de rincones con encanto...

El Ayuntamiento de Friburgo

El edificio del Ayuntamiento de Friburgo tiene origen...

La catedral

Friburgo es una ciudad eminentemente gótica, y la catedral...

Puente de Zähringen

Desde la zona de la catedral, la Gran Rue avanza hacia la...

Iglesia de Saint Maurice

Desde las escaleras del Puente de Zähringen avanzaremos por...

El Puente de Berna

Un punto de gran interés es el llamado Puente de Berna, el...

Samaritaine - Petit St. Jean

La Ciudad Baja, o Auge, ha ido mejorando en los últimos...

La Planche

Si desde el puente de Millieu seguimos hacia el oeste, hacia...

Abadía de la Maingurauge

Desde el extremo más elevado de la explanada de la Planche...

Funicular y fuente del Salvaje

Otro enclave típico de Friburgo se halla en el encuentro de...

Plaza de Notre Dame-Rue Morat

Tras este recorrido básico, cabe descubrir algunos...