Guía de Florencia

Guía de Florencia


Conocer Florencia es algo imprescindible para el amante del arte. La capital toscana es la maravilla del Renacimiento; el lugar donde se hallan las huellas de personajes como Dante o Miguel Ángel, y miles de obras de aquellos hombres que en el tramo final de la Edad Media impulsaron el desarrollo del hombre y realizaron algunas de las más bellas creaciones artísticas de todos los tiempos.

guiarte.com te lleva a este mundo de arte y belleza, con esta guía de Florencia. Textos de Tomás Alvarez y fotografías del autor y de Beatriz A. Alvarez Sánchez



Información general de Florencia

Información de interés acerca de Florencia

La ciudad

A la orilla del Arno, se halla una de las ciudades más importantes de la humanidad: Florencia.

Vista del Duomo de Florencia, con el Campanile. Fotografía de Beatriz Alvarez Sánchez. guiarte.com

Con unos 400.000 habitantes, Florencia no es una urbe populosa, no; sino de una ciudad de arte. Estatuas, plazas, edificios religiosos y civiles, palacios, lonjas y museos hacen de la ciudad algo único.

La parte más interesante está en el entorno de la Piazza della Signoría. Es la zona histórica por excelencia.

Si el viajero mira el plano de la urbe puede descubrir el trazado romano. Cardo y decumanus se cruzaban a la altura de la actual Piazza della República, donde estaba el foro. La calle que va perpendicularmente desde allí hasta el Arno, era la vieja vía que unía el sur de Italia con el norte. El lugar surgió como una pequeña población encargada de controlar el paso del río. El puente romano –ya desaparecido- estaba a la altura aproximada del actual Ponte Vecchio

En la capital toscana la circulación es caótica; el ruido infernal. Motocicletas, ambulancias e incluso pequeños autobuses colectivos hacen dura la vida del peatón en medio de un espacio oficialmente peatonal.

El ruido es permanente. Las motos aúllan, los vehículos sanitarios atruenan, los del transporte colectivo llevan un chirrido estridente y constante.

Pero Florencia es eternidad y arte. Dante, Cimabue, Giotto, Fra Angélico, Ghirlandaio, Leonardo da Vinci, Perugino, Rafael, Ghiberti, Donatello, Brunelleschi, Juan de Bolonia, Miguel Angel, Cellini... y un sinfín de otros grandes de la cultura, se hallan en este ambiente donde se unen los mundos clásicos y modernos, los civiles y religiosos, para generar un espacio único, irrepetible.

Ponte Vecchio, sobre el Arno, en Florencia. Imagen de Beatriz Alvarez Sánchez. guiarte.com

Sólo Roma puede presentar una faceta cercana a la de Florencia. Pero la diferencia es básica. Si Roma encarnó el protagonismo en los tiempos imperiales de los césares, Florencia lo hizo en el ámbito cultural, en los días dorados en los que surgió un nuevo humanismo, capaz de desplazar por todo el universo los nubarrones del medioevo para abrir un nuevo tiempo más libre y creativo.

Bien merece Florencia un recorrido a fondo, de varios días, por toda esa vieja geografía atiborrada de historia y arte.

Si siguen las sugerencias de guiarte. com. Podrán conocer y gozar Florencia. Plenamente.  

Su historia

La vía flaminia, desde los días de antes de Cristo, cruzaba el Arno por este punto. Entonces Florencia sólo era una pequeña localidad más del entorno, no la más importante.



La fuente de Neptuno, en la piazza della Signoria. Florencia. Imagen de Beatriz Alvarez DSánchez. guiarte.com


Fiésole, en ubicación más altiva, fue la capital política de la zona desde el tiempo de los etruscos.

César fundó Florencia en el 59 antes de Cristo, como una colonia encargada de controlar el paso del río, asegurando el tráfico que se dirigía al norte de Italia y la Galia. Recibió tal vez el nombre floral de su propia época de fundación: la primavera.

En la Edad Media, Fiésole y Lucca ostentaron el dominio en Toscana, pero hacia el siglo XI, Florencia empezó a despuntar. Ya en el siglo XII el lugar demostró una inusual potencialidad. San Miniato y el baptisterio son de esa época.

Florencia gozó de una activa vida comunal a partir de entonces. La población productiva estuvo organizada en grupos gremiales, las arti, que dinamizaron la vida urbana y artística.

Surgió también una clase de banqueros o prestamistas de gran poder, generándose un notable patriciado urbano, sumamente culto o protector de la cultura.

Retrato de un joven, tal vez de la familia Medici, obra de Boticelli, en la Gallería degli Uffizi. guiarte


Cabe anotar también intensas luchas intestinas. Los guelfos, partidarios del Papa, se oponían a los gibelinos, partidarios del emperador, y cuando vencieron estos últimos se dividieron de nuevo en guelfos negros y blancos. Dante era de esta última facción; por los problemas locales cayó en desgracia y hubo de dejar su amada ciudad. Murió en Rávena. Pero en Florencia se se puede rastrear la presencia del divino escritor. Estatuas, pinturas, museos, etc. dan fe de que el nombre de Dante y el de Florencia van unidos.

El ascenso máximo de la urbe se alcanzó de la mano de los Medici. Banqueros, políticos, demagogos, protectores de las ciencias, mecenas, impulsaron la vida urbana entre el XIV y el XVI. El contrapunto lo puso Savonarola, dominico iracundo que generó un periodo turbulento. Savonarola, que inició en la piazza de las Signoría quemas de vanidades (arpas, libros, pelucas, etc.) para eliminar el pecado y el placer, fue a su vez pasto de otra hoguera, en el mismo lugar.

Savonarola puso en decadencia a los Medici, y marcó un punto de inflexión en la creatividad florentina. Con él llegaron los días de los grandes imperios, cuando los reyes de España o Francia se tornaron en jueces del destino italiano. De hecho los Medici recobraron el dominio de Florencia con el apoyo de Carlos V.

Los siglos XVI y XVII trajeron la decadencia de poder – e incluso biológica- de los Medici. Luego el Gran Ducado de Toscana pasó a manos de los príncipes de Lorena a mediados del XVIII. Tras el paréntesis de la época napoleónica, cuando el gobierno pasó a la familia Bonaparte, volvieron los Lorena, hasta que en 1860 se une el territorio al reino de Italia, con la casa de los Saboya.

Actualmente la ciudad es núcleo principal de la Toscana, con una activa vida económica, impulsada básicamente por un turismo que anima tiendas, hostelería y los servicios urbanos.  

Florencia y la cultura

Pasear por la ciudad italiana de Florencia es entrar de lleno en el mundo de la cultura.

Hércules y Caco. escultura de mármol de Baccio Bandinelli, frente al Palazzo Vecchio, en Florencia. Imagen de Beatriz Alvarez Sánchez. guiarte.com

No en vano desempeñó un papel capital en el renacimiento. Monumentos y plazas son testigos eternos de tal grandeza cultural.

Si elegimos el mundo de la pintura, en Florencia brilló en el siglo XIII Cimabue, aunque aתn afectado por la rigidez de la pintura bizantina. Giotto (1266-1337) se liberó de las ataduras orientales y produjo una prodigiosa obra cargada de expresividad, incorporando perspectivas y volתmenes. Fue un revolucionario, que no igualaron sus sucesores, también meritorios: Tadeo Gaddi, Bernardo Daddi y Maso di Banco.

Luego vinieron tiempos duros, con una época de pestes en el medio del XVI, pestes que paralizaron la vida cultural y económica de la región(En la cercana Siena se abandonó entonces el grandioso proyecto de catedral), aunque siguió existiendo una buena pléyade de artistas que dejaron obras, entre otros puntos, en la magnifica iglesia de Santa María Novella.

La cultura mundial tiene una inmensa deuda con Florencia. Cuadro de la Sagrada Familia, de Rafael, en la Gallería degli Uffizi.

El XV es la época de Ucello (del que se tiene una extraña y prodigiosa batalla en la Gallería degli Uffizi), Andrea del Castagno, Doménico Veneciano y el dulce Fra Angélico. Algo posteriores son otros grandes, como los Pollaiolo y Ghirlandaio, magnífico artista que dejó en Santa María Novella una prodigiosa semblanza mitad pagana mitad religiosa.

Detrás vendría una pléyade increíble: Boticelli, Leonardo, Miguel Angel, Rafael...

Si elegimos la arquitectura, la sorpresa no es menor. Los artistas que hicieron San Miniato y el baptisterio son de lo mejor del románico; luego vendría Arnolfo di Cambio y Giotto, en la catedral, Orcagna, en el Orsanmichele... para llegar a Brunelleschi, con la magnífica cתpula de la catedral, aunque tampoco es justo olvidar a otros como León Battista Alberti.

Y si entramos en la escultura... Ahí nos hallaremos con Andrea Pisano, Ghiberti (conocido por las dos puertas del Baptisterio) Donatello, Verrocchio, Juan de Bolonia, Cellini... Y Miguel Angel.

Pero también brilló la literatura, con luminarias como Dante, ensayistas como Maquiavelo; los mismos Alberti, Miguel Angel o Leonardo da Vinci practuicaban el ensayo y la poesía...

Las huella de todos ellos está en las calles de Florencia, en las iglesias, en los palacios. Las estatuas nos recuerdan a los escultores, en los altares se contemplan Cristos de Giotto o Cimabue, al lado de prodigiosos frescos. El espíritu de Dante flota en el entorno, y las bellas muchachas recuerdan a veces las hermosas caras pintadas por Boticelli o Ghirlandaio.

Y el viajero se empapa de belleza. Porque el renacimiento está impregnado de perfección y armonía. Marsilio Ficino, uno de los humanistas del XV, florentino también, escribió: ..la belleza es una gracia vivaz y espiritual que brilla por el rayo de Dios. Gracia infusa primero en los ángeles, y de ellos en el alma de los hombres, en la forma de los cuerpos y de los sonidos. Esta gracia, por medio de la razón, de la vista, del oído, mueve y deleita nuestras almas. Y deleitándolas, las embelesa, y embelesándolas las inflama de amor ardiente.

Florencia, belleza, razón, amor...

El hombre, semilla de todas las posibilidades, buscó en Florencia caminos de perfección. Rotas las cadenas intelectuales del medievo, empleó razón y trabajo para acercarse a la suma armonía.

Otro Humanista, Pico de de la Mirándola, exclamó: ¡Que embargue nuestra alma una santa ambición de no contentarnos con lo mediocre!. El hombre -segתn el pensador, fue puesto en el mundo y dotado de capacidades para forjar su futuro. El mejor artesano le dijo tu mismo te has de forjar la forma que prefieras para tí, pues eres el árbitro de tu honor, tu modelador y diseñador. Con tu decisión puedes rebajarte hasta igualarte con los brutos, y puedes levantarte hasta las cosas divinas

Boticelli, Leonardo, Dante... hay muchos personajes eternos de Florencia que se acercaron hasta lo divino. Nuestra suerte es poder contemplarlo.

El David de Miguel Angel, copia del de la Academia. Ante el Palazzo della Signoria. Imagen de Beatriz Alvarez Sánchez. guiarte.com

Ocio y Gastronomía

Información relativa a las ofertas de ocio en Florencia y la gastronomía de Florencia

Animación en torno al Mercado Nuevo. Foto guiarte

Florencia es un lugar para callejear. Es una urbe animada, propia para gozar del arte, la amistad y la buena comida. Es luminosa y cargada de ruido. Pese a que el centro está prácticamente vedado a los automóviles particulares, autobuses, ambulancias y motocicletas contribuyen a la permanente algarabía.

Recomendado el paseo en bici.

Se mantiene una activa artesanía, especialmente en cuero. Hay abundancia de oferta de cerámica(excelente) joyería y orfebrería. Indispensable visitar el Ponte Vecchio y sus pequeños escaparates.

La hostelería es relativamente cara, debido precisamente a la aglomeración permanente de visitantes. Hay cafés famosos en la Plaza de la República(el antiguo foro romano) y la Plaza de la Signoría(el Rivoire es famoso por su chocolate).

Hay buenas trattorias y agradables bodegas. En diversas zonas, como el Santo Espirito o la zona del Viejo Mercado hay lugares de movida joven y precios asequibles.

Piazzale Michelangelo, en Florencia. Imagen de Beatriz Alvarez Sánchez. guiarte. com

La gastronomía toscana es sobria. Se asienta sobre el producto propio. Hay buen aceite, excelentes verduras y magnífico embutido. Buen queso de oveja y magníficas pastas.

Entre los platos populares el bistec a la florentina, abundante, de excelente ternera y a la parrilla.

Hay diversos postres. Entre estos están los cantucci, unos panecillos (bizcochos) secos y con almendras, típicos también en zonas de Cataluña y Valencia. Se ven en todas las pastelerías. Se acompaña de vino santo, típico vino de postre elaborado con uvas secadas sobre cañizos para que conserven mas dulzor. También asientan con un capuccio(café capuchino).

Entre los vinos destaca el Chianti, típico de la toscana interior, de color rubí intenso y excelente aroma.

 

Direcciones de interés

Direcciones de interés de Florencia


Ponte Vecchio, en Florencia. Detalle. Imagen de Beatriz Alvarez Sánchez. guiarte.com

Algunos datos de interés:

Información turística. Cavour 1. Fono 055290832

Principales museos estatales

Capillas Mediceas. P. Madonna di Aldobrandini. teléfono 005-2388602. Cierra los lunes.

Gallería d´Arte Moderna. Piazza Pitti. Teléfono 055-2388616. Cierra los lunes.

Gallería degli Uffizi. P Uffizi, 6. Teléfono 055-2388651. Cierra los lunes.

Galleria Dell´Accademia. Via Ricasoli, 60. teléfono 055-2388609. Cierra los lunes.

Galleria Palatina. Piazza Pitti. Teléfono 055-2388614. Cierra los lunes.

Museo del Bargello. Vía del Proconsolo, 4. Teléfono 055-2388606. Cierra los lunes.

Museo di San Marco. Piazza S. Marco 1. Teléfono 055-2388608. Cierra los lunes.

otros museos

Museo Santa María Novella. Piazza Sta. María Novella. teléfono 055-282187. Cierra los viernes.

Campanile del Duomo. Piazza del Duomo. teléfono 055-2302885. No cierra ningún día.

Cappella Brancacci. Piazza del carmine. Teléfono 055-2382195. Cierra en martes.

Casa Buonaroti. Via Ghibellina 70. Teléfono 055-241752. Cierra en martes.

Cupola del Duomo. Piazza del Duomo. Teléfono 055-2302885. Cierra el domingo.

Museo dell´Opera di Santa Croce. Piazza Santa Croce. Teléfono 055-244619. Cierra en miércoles.

Dirección excelente para conocer los museos de Florencia: http://www.sbas.firenze.it/musei/musei3.html

Que ver en Florencia

En la Guía de Florencia te recomendamos las siguientes visitas:

Que ver

Esta guía tratará de resumir lo que puede ver cualquier...

Piazza del Duomo

El conjunto más conocido de la ciudad de Florencia está...

El Duomo

La catedral de Florencia es una de las mayores del mundo,...

El Campanile

La catedral de Florencia, como muchas otras de Italia, tiene...

Baptisterio de San Juan Bautista

El baptisterio de San Juan es un edificio armónico,...

Museo de la obra de la Catedral

Está en la misma Piazza del Duomo, 9. Recoge diversas obras...

Piazza della Signoria

Si la del Duomo es el centro religioso, la piazza de la...

El Palazzo Vecchio

Este viejo palacio, llamado también de la Signoría, recibe...

Gallería degli Uffizi

Al lado del Palazzo, Cosme I encargó en el siglo XVI un...

La Loggia della Signoria

Frente a la entrada del Palazzo Vecchio se alza una lonja de...

Piazza de Santa María Novella

Es otro punto cargado de historia, aunque aquí el urbanismo...

Santa María Novella

En el tramo final del siglo XIII se inició este edificio,...

Santa Croce

Es una plaza, en la que ha habido notables torneos, famosas...

San Marcos

Es otro de los puntos notables de la ciudad de Florencia.

San Lorenzo

Al lado del palazzo Medici-Riccardi, vieja sede familiar de...

San Miniato

San Miniato se halla en un altozano, al sur del Arno y de la...

Galería de la Academia

Se trata de uno de los museos básicos de Florencia, aunque...

El Palazzo Pitti

Es un edificio renacentista de grandes proporciones,...

Otros palacios

Asombra encontrar en la ciudad de Florencia una innumerable...

Otras iglesias de Florencia

La urbe florentina presenta una magnífica colección de...

Más puntos de interés

Pero hay otras citas importantes en la ciudad de Florencia: