Guía de Colmar

Guía de Colmar

En la Alta Alsacia, Colmar se presenta como una hermosa ciudad cargada de bellos edificios tradicionales que ha sabido mantener su atractivo, a pesar de una historia conflictiva por su cualidad de tierra fronteriza.??

La ciudad, uno de los mayores centros turísticos del valle del Rin, se desarrolló básicamente desde el medievo como punto importante del negocio vinícola, y conserva un rico patrimonio, en el que aún se detecta el vigor económico que le dio protagonismo en el tramo final de la Edad Media y durante los tiempos del Renacimiento.

Al vigor de su riqueza artística se añade el mantenimiento de una extraordinaria colección de casas de arquitectura tradicional, de entramados de madera, el gran atractivo comercial y una rica gastronomía, todo lo cual hace de Colmar una urbe que seduce al viajero. ?

La guía de Colmar ha sido realizada para Guiarte.com por Tomás Álvarez, con fotografías del autor y del archivo de Guiarte.

Información general de Colmar

Información de interés acerca de Colmar

La capital de la Alta Alsacia

Colmar se ubica en la confluencia de los valles del Munster y Rin, en un territorio de importante actividad económica. Tiene en la actualidad algo menos de cien mil habitantes.

Animación por las calles de Colmar, en el entorno de la rue des Marchands, en periodo navideño. Imagen de Guiarte.com

Se considera a Colmar como una de las ciudades alsacianas de mayor personalidad. Conserva interesantes edificios, sobre todo en el plano de la edificación tradicional, así como un valioso museo en el que se exhibe la pintura más famosa de Grünewald.

En general, la urbe conserva excelentes edificaciones, con bellas casas de entramados de madera, además de una rica arquitectura, en especial de la época gótica.

Colmar ha sido un centro con gran poderío económico y cultural, y prueba de ello es que es la urbe natal de Martin Schongauer, pintor y grabador del siglo XV, y de F. A. Bartholdi, el autor de la estatua de la Libertad de Nueva York.

Tal vez la época más atractiva para visitar Colmar es el verano, cuando toda la ciudad rebosa de rincones floridos.

En el final del verano, Colmar alberga la Feria de los Vinos, y en Navidad tiene otra feria famosa en toda la región, la Feria de Navidad, en la que se dan cita viajeros de todo el valle del Rin, la Selva Negra y los Vosgos.


Uno de los barrios más típicos de la población es el de la llamada Pequeña Venecia, donde se aúna la típica construcción alsaciana en un entorno de canales; pero todo el casco viejo resulta inolvidable. En especial, se recomienda también la rue des Marchands, cercana a la colegiata de San Martin.

la historia

Colmar tuvo una importancia notable en el medievo, cuando el comercio impulsó su desarrollo.

En el antiguo edificio de las aduanas, Koïfhus, se reunían los representantes de la Decápolis alsaciana. Imagen de Guiarte.com

El primer documento que cita a Colmar es del siglo IX, como centro vinculado a la abadía de Munster, pero a partir del siglo XII inicia un fuerte desarrollo, que se traduce en el surgimiento de ricas dinastías burguesas y la ubicación en la ciudad de diversas órdenes religiosas, como los franciscanos, los agustinos y dominicos.

Fue una ciudad fuertemente vinculada a la cultura germánica que se insertó en la Decápolis, asociación de ciudades imperiales del territorio de Alsacia, gozando de una Edad de Oro en los siglos XV y XVI. 
Pero al estar en el disputado valle del Rin la población ha padecido reiteradamente conflictos de todo tipo.

Durante la época de la Reforma, la Guerra de los Treinta años, la época revolucionaria, y la última Guerra Mundial pasó por duros momentos, que contrastan con su aire pacífico y provinciano.

Particularmente dañino fue el conflicto de los Treinta Años, que la vinculó a Francia y le hizo perder sus privilegios y dinamismo comercial.

En 1870 volvió a pasar al control germánico, pasando a ser de nuevo francesa en 1918. Aun volvería a ser alemana durante un tiempo en la II Guerra Mundial.

Hoy la ciudad, en el departamento del Alto Rin, es una urbe tranquila, burguesa y de excelente calidad de vida, con vocación comercial y turística.

Ocio y gastronomía

Ocio y gastronomía en la ciudad alsaciana de Colmar.

Animación en las calles y terrazas de Colmar durante el estío. Imagen de Guiarte.com

La cocina alsaciana es realmente extraordinaria, fruto de siglos de experiencia de una sociedad agrícola, buena en la producción de vinos, y activa en el comercio.

Esta tierra rica en tradiciones y finanzas, gozó desde la Edad Media de un privilegiado nivel de vida. Alsacia y el valle del Rin en general es punto de paso de dineros, viajeros y mercancías entre la Europa del este y del oeste, y entre la Europa del Norte y la mediterránea. En consecuencia, la tradición ha sabido elegir lo mejor de cada zona.

En general, se podría decir que la gastronomía de la zona se acerca más a lo germánico que a lo francés. Es abundante y rotunda en proteínas y cantidades servidas en los platos.

Hay una gran tradición en la elaboración de vinos y licores, pero también de conservas de frutas y carnes.

A la hora de comer, la carne es esencial, y de forma especial el cerdo. Por citar algunos platos habituales comenzaremos por la chucrut garnie. La chucrut es una col acida (fermentada en salmuera) típica desde Alsacia a Polonia, que se presenta enriquecida con materiales cárnicos: jamón ahumado, bacon, salchichas y patatas. Buena parte del éxito está en la preparación de la carne y la condimentación de los materiales, en la que no faltan la pimienta ni el clavo.

Tranquilidad en la Pequeña Venecia de Colmar. Imagen de Guiarte.com

Otro elemento a destacar es la deliciosa Tourte alsaciana, que no es sino un magnifico pastel de carne cocinado al horno entre pan hojaldrado. Se utiliza carne de puerco y vacuno mezclada con cebolla picada y un poco de ajo y triturada, sometido todo ello previamente a una maceración en vino Riesling. Se sirve con algún tipo de ensalada o con un poco de tofailles. Las tofailles son típicas en la zona de los Vosgos y consisten en un guiso de patatas que se hace con cebolla y lardones cocinados a fuego lento hasta quedar casi como puré.

Otro producto singular, propio de Alsacia y Bade es la Baeckaoffa, que lleva buey, cordero y cerdo, todo cocido en olla después de ser macerado durante 24 horas en vino.

Hay una magnifica tarta de cebolla... una deliciosa trucha azul, conocidas flammekueche (tarta flambé) y un sabroso pato al Riesling...

Y para postres, el inevitable Kougelhopf y la tarta de manzanas a la alsaciana, que debe tomarse recién hecha para mayor disfrute.

Alsacia tiene una gran tradición de vinos, especialmente blancos, habitualmente tomados jóvenes. Entre los mismos, los Riesling y el Gewurztraminer, de riqueza aromática.

En la ciudad de Colmar hay abundantes restaurantes, de acuerdo con la tradición turística local.

Una suculenta “tourte” alsaciana casera, en Colmar. Imagen de Guiarte.com

Colmar celebra su feria del Vino en verano, y su extraordinaria feria de navidad en las semanas previas al final del año...pero siempre tiene sus restaurantes animados, aunque al final del ejercicio -por San Nicolás- aparecen en sus pastelerías los manela (pasteles en forma de muñeco) sus brédalas y el pain d'épice (panes de miel y frutas con especias)

En todo el centro de Colmar hay buenos sitios para compras. Especialmente en el entorno de la Grand Rue hay buenas boutiques de ropa y regalos... pero en general en todo el entorno central, se compran cosas bellas.

Recomendable... el vino. Colmar es centro de la cultura del vino de Alsacia. También hay unas pastelerías excelentes.

No olvidar Colmar en invierno, especialmente en la Navidad, cuando el marcado callejero se ubica por el entorno de la iglesias de San Mateo y Dominicos, por la zona de la vieja aduana o hasta el coqueto barrio de la Pequeña Venecia.

Direcciones de interés

Direcciones de interés en la ciudad francesa de Colmar

Reloj en la colegiata de San Martín de Colmar. Imagen de Guiarte.com

Oficina de Turismo:
32 Cours Sainte Anne. Teléfono 389206892

Ayuntamiento de Colmar:
1 place de la Mairie. Teléfono 389206868 -
http://www.colmar.fr/



Museo de Unterlinden:
1 Rue des Unterlinden, Teléfono 389201550
http://www.musee-unterlinden.com/home.html

Museo Bartholdi:

30, rue des Marchands. Teléfono 389419060 -
http://www.colmar.fr/culture/musees-colmar/musee-bartholdi-colmar.html



Convento de Dominicos:

Place des Dominicains. Teléfono 389244657

Atractivos cercanos a Colmar:

Estrasburgo: http://www.guiarte.com/estrasburgo/

Ruta de los Vinos de Alsacia: http://www.guiarte.com/rutavinos/

Abadía de Murbach: http://www.guiarte.com/el-eco-de-murbach/

Basilea: http://www.guiarte.com/basilea/

Friburgo: http://www.guiarte.com/friburgo/

La Selva Negra: http://www.guiarte.com/rutaselvanegra/

Que ver en Colmar

En la Guía de Colmar te recomendamos las siguientes visitas:

El patrimonio de Colmar

Se ha bautizado a Colmar como Ciudad de Arte, por sus...

Museo de Unterlinden

Este museo es sin duda el primer atractivo artístico de la...

Colegiata de San Martín

Sobre una iglesia otoniana, en el año 1234 se inició la...

Convento de Dominicos

La iglesia de este antiguo convento de Colmar, es gótica y...

Iglesia de San Mateo

San Mateo -la iglesia de los Franciscanos- es otra excelente...

Otros templos de Colmar

En Colmar perviven otros edificios religiosos de cierto...

La pequeña Venecia

Se trata de un pequeño barrio, en el entorno de la calle...

Casa Pfister

La casa de Pfister en Colmar es un bonito edificio de...

La rue des Marchands

La rue des Marchands, en la que se halla la casa Pfister, es...

El Koïfhus

La magnífica rue des Marchands viene a desembocar en ante...

Conjuntos de casas tradicionales alsacianas

Por todo el centro de la ciudad de Colmar abundan las casas...

Otros edificios de Colmar

En el entorno de la Grand Rue hay una buena serie de...