Estoril

En la carretera costera que enlaza Cascais con Lisboa, poco antes de llegar a Cascais se halla Estoril, localidad que mantiene un flujo constante de residentes y viajeros.

El chalet Barros, en Estoril. Guiarte.com/Ana Alvarez.
El atractivo de Estoril radica en su luminosidad y clima agradable aún en invierno, así como en una serie de alicientes como los excelentes campos de golf, un gran casino, playas, restaurantes etc.

El núcleo, integrado por diversas urbanizaciones, se desarrolla a lo largo de la costa, en la que aparecen sucesivas playas, comunicadas por un paseo marítimo que enlaza la zona de la playa de Azarujinha y la de Conceição, circuito propicio para caminar o ir en bici, aunque esto último está reducido a determinadas horas en verano, cuando hay más afluencia de bañistas.

En este ámbito perduran algunos viejos palacetes como el llamado chalet Barros, construido en el final del XIX, en un estilo medievalista, edificado sobre los restos de uno de los fuertes que proliferaban en la costa.

El chalet Barros está junto a la playa de Tamariz. Muy cerca, se halla la estación de tren, así como el Casino, el Centro de Congresos y el famoso hotel Palacio Estoril, conocido porque durante la última Gran Guerra albergó allí a una serie de gentes vinculadas a la aristocracia y realeza europea, que encontraron en Estoril un ámbito alejado de los conflictos. Un poco más atrás de esta zona está el museo de la Música Portuguesa, Casa Verdades de Faria.

Una mención especial al Casino Estoril que según se anuncia es el mayor de los europeos, y que une a su actividad de casino otras relativas a la animación y la fiesta. Es una obra de inicios del XX.

Fachada del Casino Estoril. Guiarte.com/Ana Alvarez.

> > Volver a la guía de Cascais - Estoril