Qué ver en Cádiz: eterna y marinera

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Cádiz: eterna y marinera

Ciudad blanca y azul

Blanca y azul... Azul de mar, blanco de cal, rumor de olas, son de guitarra. Cádiz es blanca y alegre.

Al lado del mar, la silueta del fortín evoca el carácter estratégico de la ciudad. guiarte.com. Copyright

Un recorrido por sus calles nos sorprende con rincones poblados por una humanidad chispeante y viva, al lado de espacios con regusto colonial.

En el urbanismo destacan sus rectas calles, más bien estrechas, propicias para defender al paseante de vientos y soles. Pero los edificios guardan en su interior unos recoletos patios interiores llenos de poesía, cal y flores.

Desde las Puertas de Tierra

Un recorrido básico que debe de hacer el visitante de Cádiz es aquel que empieza en las Puertas de Tierra.

Al Cádiz histórico se accede por las Puertas de Tierra. guiarte.com. Copyright
Las Puertas de Tierra es un baluarte defensivo que data del siglo XVII. Las Murallas de las Puertas de Tierra, marcan el límite entre la moderna y la vieja Cádiz. Detrás de ellas aparece el Cádiz eterno, de calles estrechas y plazoletas llenas de vida.

Santo Domingo

Existen en la ciudad de Cádiz bellos edificios religiosos, como el templo de Santo Domingo.

Iglesia de Santo Domingo. Vista posterior, desde la cuesta de las Calesas . guiarte.com. Copyright

Bajando por la cuesta de las Calesas se accede al templo de santo Domingo, originario del XVII y bastante remodelado, con planta de cruz latina y robusta torre. Tiene buenos retablos, entre ellos el de la patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario. Cerca está el edificio de la Fábrica de Tabacos, bello ejemplo de arquitectura industrial.

Ayuntamiento

Siguiendo hacia adelante, por la calle Piocia, el viajero se hallará ante el magnífico ayuntamiento de Cádiz.

El Ayuntamiento de Cádiz. guiarte.com. Copyright

Un excelente edificio civil de arranque neoclásico, iniciado en 1799 por Torcuato Benjumeda. Su terminación es de estilo isabelino y corrió a cargo de García del Álamo hacia 1861 Está la sede municipal en la animada Plaza de San Juan de Dios, antaño zona de mercados y de almacenes de armas.

Arcos medievales

son los restos más destacados de las distintas cercas históricas que ha tenido la ciudad de Cádiz.

Vieja puerta medieval, cerca del Ayuntamiento. guiarte.com. Copyright

Siguiendo hacia la catedral, por la calle Pelota, el viajero podrá descubrir alguna de las viejas puertas medievales erigidas durante el reinado de Alfonso X: los arcos del Pópulo y la Rosa. Algo más hacia el oeste queda otro arco medieval, el de Los Blancos. Estos tres, junto a a las populares Puertas de Tierra, de fechas muy posteriores, son los restos más importantes de este tipo en Cádiz.  

La catedral

La Catedral de Cádiz es una curiosa paradoja en la que se funden los aires robustos con lo delicado.

Portada de la catedral gaditana. guiarte.com. Copyright

Proyectada por el arquitecto Vicente Acero, se empezó en 1722 y no se terminó hasta el siglo XIX. Es un sólido templo de tres naves, con girola circular. La fachada muy ágil cuenta con un cuerpo central y sendas torres, todo revestido de magnífica piedra blanca.

Interior del templo. guiarte.com. Copyright

El barroco y el neoclásico se dan la mano en este monumento que corona una bella cúpula de azulejos.

En la catedral se halla el Museo catedralicio, y en la cripta reposan los restos mortales del compositor Manuel de Falla(Cádiz, 1876; Alta Gracia, Argentina, 1946).

Teatro romano de Cádiz

Al lado está otro pequeño templo, llamado también Catedral Vieja.

Vista del graderío del teatro romano. guiarte.com. Copyright

Es el barrio del Pópulo, donde pervive uno de los mayores teatros romanos de España, descubierto sólo a partir de 1980. Es visitable, aunque las excavaciones realizadas hasta ahora sólo permiten ver parte de lo que era esta monumento: restos de la primitiva fachada, en la parte superior; buena parte del graderío semicircular, parte de la zona de la escena y un trozo de galería de circulación de espectadores, cubierto de bóveda de medio punto.

El resto no puede ser descubierto, porque en la Edad Media se construyó la ciudad sobre él. Así, por ejemplo, la llamada catedral Vieja está sobre terrenos del Teatro.

Parece ser que su construcción puede ser del siglo I a.C., con alguna remodelación posterior.  

Cárcel Real

Otro bello edificio que hay que conocer en nuestro paso por Cádiz.

Cárcel Real. guiarte.com. Copyright

Siguiendo por Concepción Arenal hacia Puertas de Tierra, el visitante hallará otro magnífico edificio: la Cárcel Real. La fachada está decorada por grandes pilastras toscanas, enmarcadas en un conjunto neoclásico. El edificio es ahora sede de los juzgados. Data de 1794 y es obra de Torcuato Benjumeda. Su planta es rectangular, con un patio central. La edificación es sobria en el interior, contrsatando con la ampulosidad de su fachada.  

Plaza de la Mina

Desperdigadas por otros puntos del plano de la ciudad de Cádiz hay aun diversos lugares de interés, entre ellos la plaza de Mina.

Plaza de San Antonio. guiarte.com. Copyright

Esta plaza se encuentra en un entorno de animada vida social, donde está el Museo de Cádiz, con sus magníficos fondos que incluyen sarcófagos de la época fenicia y pinturas de notable valor.

En la planta baja estan los materiales de arquología, con estupendas piezas prehistóricas y los notables sarcófagos antropoides.

En la planta primera está la pinacoteca, en la que se pueden ver obras de los clásicos españoles –singularmente los andaluces- y de pintores italianos o de los Paises Bajos, como Rubens.

En la segunda planta se presentan, entre otros materiales, pinturas contemporáneas.  

San Felipe Neri

No lejos de la plaza de la Mina, otra visita obligada en Cádiz es el oratorio de San Felipe Neri.

Oratorio de san Felipe Neri. guiarte.com. Copyrighy

Lo más notable del mismo no es la Inmaculada de Murillo, sino su valor como símbolo de libertad.

Esta iglesia fue la sede de las Cortes de Cádiz de 1812, donde se elaboró la primera Constitución Española.

Una serie de placas marmóreas rememoran en el exterior a las labores y los personajes políticos que participaron en aquella tarea. 


Volver a la Guía de Cádiz