Qué Ver en Brno

Descubre los edificios y lugares de mayor interés turístico en Brno.

Qué ver en Brno

Varios monumentos y edificios de gran riqueza artística dan aire monumental a esta ciudad que conserva también amplia arquitectura industrial.

Imagen de Brno. Turismo Checo

Un viejo castillo que sufrió notables modificaciones desde sus estructuras medievales; la altiva catedral gótica ubicada en la colina Petrov, diversos edificios conventuales y señoriales y la famosa Villa Tugendhat son algunos puntos de interés.

El viejo casco conserva un sabor tradicional y los edificios le dan esplendor. Cabe decir que Brno conserva -pese a las guerras que la han devastado- una muestra de lugares góticos, barrocos y modernos. Dicen que la cercanía de Viena y Praga le quitan brillo... pero el lugar reúne diversos atractivos que sorprenden al viajero.

Spilberk

El castillo de Spilberk domina la ciudad. Está sobre una colina y es de origen medieval. Fue la sede residencial de los señores de la región.

Originario del XIII, fue reedificado en el XVIII como inmensa fortaleza barroca, estructurada de forma rectangular sobre una base estrellada, recinto defensivo típico de las construcciones defensivas militares del XVIII.

El castillo domina la vieja capital morava con su imponente construcción. Su fortaleza le permitió resistir asedios de diversos invasores. Pero su fama no es amable, porque ha servido como recinto carcelario de lúgubre prestigio en el siglo XIX, cuando se recluían allí los presos políticos del Imperio Austrohúngagaro. También fue tristemente utilizado en el periodo nazi.

Desde 1961 se destinó a museo y sala de exposiciones. En él se pueden contemplar las casamatas de prisioneros, de triste recuerdo. Merece una visita más por su valor como testimonio histórico que artístico. Los puntos más visitados son las mazmorras y la capilla gótica, en gran parte reconstruída. También es un magnífico mirador sobre la capital morava.

Imagen de la famosa fortaleza de Brno. Turismo Checo

La catedral de San Pedro y San Pablo

Encima de una colina denominada como Petrov se halla la catedral dedicada a San Pedro y San Pablo, edificada en un lugar en el que ya había una iglesia de estilo románico.

La catedral de Brno emerge sobre los edificios de la ciudad. Imagen Turismo Checo

En el siglo XIII se inició la construcción de la iglesia gótica, que fue modificada en tiempos posteriores, principalmente siglos XV y XVI; con nuevas incorporaciones barrocas en el siglo XVIII y añadidos neogóticos de época moderna.

En el siglo XVIII, la ciudad de Brno adquirió categoría de diócesis y entonces la iglesia devino en sede catedralicia.

La vieja sede municipal

La sede municipal de Brno estuvo ubicada hasta el siglo XX en un edificio originario del siglo XII, el más antiguo de la ciudad, situado relativamente próximo a la catedral.

El antiguo ayuntamiento de Brno es un edificio complejo. En la imagen, la torre, con la entrada debida Pilgram. Turismo Checo

La poderosa torre y la portada de gótico afiligranado son sus elementos más característicos. Esta bella portada es obra de Antón Pilgram, arquitecto y escultor del gótico final, nacido en Brno y que también trabajó aquí en la iglesia de San Juan. Estuvo, asimismo, trabajando en la catedral de San Esteban, en Viena.

El pórtico bello gótico de Pilgram termina con un pináculo torcido. Se dice que lo hizo así porque la municipalidad no estaba cumpliendo con los pagos debidos a su obra.

El edificio fue dañado severamente en la guerra de los Treinta Años y fue reconstruido en 1660 por al arquitecto J. K. Erna.

Villa Tugendhat

La villa Tugendhat fue diseñada por el arquitecto Mies van der Rohe, y se constituyó desde los años veinte como ejemplo destacado de la arquitectura moderna. Es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Imagen de la Villa Tugendhat, desde su interior. Turismo Checo.

Recibe su nombre de la familia Tugendhat, vinculada al negocio textil y que encargó esta edificación a Ludwig Mies van der Rohe en 1928.

Con sus líneas rectas y frentes acristalados, se levantó en una colina cercana a Brno, utilizando los materiales más modernos de aquel tiempo. El propio van der Rohe diseñó el mobiliario de la villa.

http://salvarpatrimonio.org/patrimonio-mundial/villa-tugendhat-pat-unesco.html

Teatro

Brno tiene una gran cantidad de edificios interesantes pertenecientes a la época moderna. Entre ellos el Teatro Mahen.

Proyectado por los arquitectos austriacos Ferdinand Fellner (1848-1916) y Hermann Hellner (1849-1919) y con esculturas de Theodor Friedl, fue realizado en los años 1881-1882.

Está en terrenos antaño ocupados por las murallas antiguas y tiene un aire clasicista.

Su historia está vinculada a la de la electricidad. Se dice que fue el primer teatro iluminado con energía electrica en Europa y que el propio Thomas Alva Edison vino desde Estados Unidos para trabajar en la instalación.

En el interior aún se exponen algunas de las bombillas originales de la época de Edison.

El Teatro Mahen, un edificio vinculado a la historia de la electricidad. Imagen de Turismo Checo

Otros edificios

Hay diversos edificios religiosos, aparte de la catedral: La basílica de la Asunción de Nuestra Señora es el mejor ejemplar gótico de Brno.

La basílica de la Asunción de Nuestra Señora es el mejor ejemplar gótico de Brno. Imagen de www.ticbrno.cz

Pertenece al siglo XIV. Correspondió a un monasterio cisterciense, al que se mudaron en el siglo XVIII los agustinos (en cuyo convento vivió Mendel).

Otra iglesia interesante es San Miguel, originaria del XIII, pero destruida en la Guerra de los Treinta Años. Se restauró en estilo barroco por Jan Køtitel Erna. En su exterior destacan las poderosas torres.

Hay diversos edificios civiles de interés. La Galería Morava -el mejor centro museístico- está distribuida en tres magníficos edificios: Palacio Pražák, Museo de Artes Aplicadas y Palacio del Gobernador.

Otro edificio famoso es el Palacio de Klein, perteneciente a una familia poderosa que encargó la construcción de su domicilio a los arquitectos de Viena Forster y Hansen, en el año 1847. Es famosa su fachada porque aúna el arte y el industrialismo, un clasicismo neorrenacentista y un uso del hierro, novedoso en aquella época.


Volver a la Guía de Brno