Qué ver en Bourges

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Bourges

Un importante patrimonio

No es muy numeroso el patrimonio artístico de la ciudad de Bourges, pero si es valioso por su alta calidad.

Detalle de la fachada del Palacio de Jacques Coeur, en Bourges. Foto guiarte

Un gravísimo incendio en el siglo XV, y diversas guerras y tumultos acabaron con grandes vestigios medievales y galo-romanos.

En el conjunto urbano sobresale la catedral de Saint-Etienne, y junto a ella cabe citar a algún palacete de época medieval.

Ese reducido número de atractivos no implica que Bourges sea una ciudad de paso. Merece la pena pasar un día al menos en la urbe, para contemplar detenidamente su principal monumento y visitar plácidamente la vieja ciudad.  

La catedral

La catedral de Bourges, sin transepto, tiene una inusual imagen.


La impresionante catedral de Bourges, desde el ábside. Foto guiarte. Copyright

La ciudad, vinculada al poderío real y regida religiosamente por el primado de Aquitania, tuvo capacidad en el final del siglo XII para iniciar la construcción de una catedral similar a las que se estaban levantando en la zona de Île-de-France.

El edificio construido es grandioso y aporta algunas importantes novedades como la supresión del crucero, lo que genera una nave amplísima y armoniosa tanto desde el interior como desde el exterior. Para atenuar la perspectiva, los pilares del presbiterio están más separados que los anteriores.

La extraordinaria portada de la catedral de Bourges. Imagen de guiarte.com

Con cinco naves, 124 metros de largo, 41 de ancho y 37 de altura, el edificio resulta impresionante para el espectador.

La fachada oeste tiene una acusada personalidad. Sus cinco portadas contribuyen a mantener ese espíritu de poder. La armonía del gótico apenas se resiente con algunas innovaciones renacentistas. La torre norte cayo en 1506 y se reconstruyó en treinta años.

Los constructores de la catedral gótica, salvaron algunos Detalles de la catedral románica anterior, que perviven en la actual. Foto guiarte. Copyright

Hay que destacar también la cripta, magnífica, con la misma planta de la iglesia, y las vidrieras, entre las mejores de Francia, y que refuerzan en el interior los volúmenes del edificio. Entre las vidrieras de las capillas laterales destaca la de la Anunciación, en la capilla de Jacques Coeur.

También se han descubierto interesantes pinturas murales góticas, del siglo XV.  

Palacio de Jacques Coeur

Era hijo de un peletero local; fue orfebre de la corte del duque de Berry y luego pasó a la corte real, siendo proveedor de artículos de lujo y platería de Carlos VII.

Portada del palacio de Jacques Coeur. Foto guiarte. Copyright

Jacques Coeur (Bourges 1395 – Quíos, 1456) tuvo una azarosa existencia. Enriquecido con su carrera económica, en 1445 inició la construcción de un bello palacio que está en la calle que ahora lleva el nombre del hacendado medieval. Se trata de una construcción gótica con interesantes aportaciones. Su fachada sur es hermosa y está recientemente restaurada.

En el interior, presenta un bello patio con galería cubierta, y unas estancias adecuadas a las nuevas comodidades de la época. Muestra el paso de la residencia medieval a la del hombre renacentista.  

Hôtel Lallemant

Se trata de un magnífico edificio del primer renacimiento francés y acabado en los inicios del siglo XVI en Bourges.

detalle del patio interior del palacete. Foto guiarte. Copyright

Fue construido por mandato de una familia burguesa local, bien relacionada con los artistas de su época, especialmente italianos.

Es un palacete de tamaño reducido pero de notable belleza, con sabor renacentista y de gótico tardío.

El edificio -construido tras el pavoroso incendio registrado en Bourges el final del siglo XV- alberga el museo de Arte Decorativo, con mobiliario, pintura y tapicería de los siglos XVI al XVIII.  

Palacio arzobispal de Bourges

Un soberbio palacio arzobispal del siglo XVII, construido por Pierre Bullet, célebre arquitecto parisino en tiempos de Luis XIV.

Fachada del palacio. Foto guiarte. Copyright

Se ubica en las proximidades de la catedral y al lado de los magníficos jardines del Arzobispado
.

Este edificio es sólo una de las alas del gran palacio diseñado por el famoso arquitecto, cuyo proyecto nunca se acabó.

En el noble palacio se alberga el museo de los Mejores Artesanos de Francia, donde se recogen realizaciones premiadas en diferentes oficios, y exposiciones temporales consagradas a un oficio o una actividad concreta.  

...Y otros elementos de interés

En medio de la urbe de Bourges se pueden hallar otros atractivos:

La llamada Casa Natal de Jacques Coeur. Foto guiarte.

En el ámbito de las construcciones religiosas, también tiene interés la iglesia de Saint-Pierre le Guillard, cuya fundación se debe -según la tradición local- a un milagro de San Antonio de Padua. Tiene una estructura gótica del siglo XIII.

El museo de Berry está en un interesante edificio del XVI y adquirido por el jurista Cujas. Alberga colecciones arqueológicas prehistóricas y galo-romanas. También presenta otras muestras vinculadas a la entografía y tradiciones de Berry.

El museo Estève está en el llamado hôtel des Échevins, tambien de bella factura y de fin del XV; vieja sede de la municipalidad. Presenta la obra de Maurice Estève, notable pintor francés del siglo XX.

Otros edificios de cierto interés son el hôtel Dieu, de siglo del XVI, y el Granero de los Diezmos, del XIII, donde la poderosa iglesia local recogía los frutos de sus impuestos.

Fuente ante palacio Ducal en Bourges. Guiarte.com

La construcción tradicional tambien tiene bellos ejemplares.

Pese a un grave incendio de 1487, donde desaparecieron innumerables construcciones, y a otros eventos posteriores, la ciudad posee un buen número de casas con la vieja estructura de madera. Cabe citar las zonas de la calle Bourbonnoux y la plaza Gordaine.

Los espacios verdes. Aparte del aludido jardín del Arzobispado, sobresalen también el jardín des Prés-Fichaux y el viejo Marais, zona pantanosa antaño defensa natural de la ciudad y hoy agradable entorno para paseo.  


Volver a la Guía de Bourges