Qué ver en Berlín

En la ciudad de Berlín hay muchísimas cosas que ver: palacios, miradores, monumentos, templos, museos...

La Catedral de Berlín

Con su cúpula fácilmente divisable desde lejos, la construcción original de la evangélica Berliner Dom, situada en la zona norte de la isla Spree, se remonta al siglo XV.

Berliner Dom. Foto Wolfgang Scholvien. Visitberlin.de


En el s. XIX, con la dinastía Hohenzollern, y en concreto bajo iniciativa del rey Federico Guillermo IV, el templo original, más modesto, da paso a una suntuosa catedral, acorde con el estilo de la época.

En la Segunda Guerra Mundial el edificio sufrió grandes daños y hasta 1975 no comenzaría su restauración. Los trabajos se concluyeron cuatro años después de la caída del Muro, en 1993. 


Destacan en el interior las capillas Taufkirche, Traukirche, y Predigtkirche, la escalera imperial, el panteón de los Hohenzollern con casi 100 féretros de cuatro siglos distintos, el museo de la catedral y la cúpula con sus vistas al barrio de Mitte.

Friedrichswerdesche

La primera iglesia neogótica de Berlín, la Friedrichswerdesche, fue construída bajo la dirección del arquitecto Karl Friedrich Schinkel.

Friedrichswerdesche. Maximilian Meisse. Visitberlin.de

Karl Friedrich Schinkel proyectó en 1821 la reconstrucción de la desmoronada iglesia franco-alemana que se encontraba en el lugar anteriormente. En 1843 August Stüler, discípulo de Schinkel, tomó el relevo y continúo el trabajo, añadiendo entre otros detalles de gótico académico las agujas góticas del tejado.

Al visitar la iglesia sorprenden sus maravillosos vitrales, que fueron almacenados durante la guerra para ser hallados en 1982, durante una reparación en los sótanos del templo.

Situada cerca de la isla de los Museos, hoy en día la Friedrichswerdersche alberga un museo en el que se pueden encontrar esculturas, sarcófagos y retratos entre otros objetos de arte.

Nueva Sinagoga

La nueva Sinagoga de Berlín, situada en la Oranienburger Straße, con su Centrum Judaicum es uno de los lugares más importantes de la vida judía de Alemania.

Nueva Sinagoga de Berlín Centrum Judaicum, un nexo de unión entre pasado y presente. Foto Pierre Adenis. Visitberlin.de

Hubo una época en que la Nueva Sinagoga era el templo judío más grande y lujoso de Alemania.

El edificio fue inaugurado en 1866, y para su construcción el arquitecto berlinés Eduard Knoblauch se inspiró en el estilo árabe de la Alhambra de Granada.

La sinagoga sufrió serios daños debido a un incendio provocado por un bombardeo en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial.

En mayo de 1995 se reabrió al público como "Centrum Judaicum", en el que puede visitarse la exposición permanente "Tuet auf die Pforten”, que muestra la historia del edificio a través de documentos y piezas expuestas, con las que el visitante puede formarse una idea de las diversas formas de vida judía en aquel entonces.

Ayuntamiento de Berlín

Sede del gobierno local, el Ayuntamiento de Berlín (Berliner Rathaus) es uno de los símbolos de la ciudad.

El Ayuntamiento de Berlín, Berliner Rathaus. Foto Andreas Dittberner. Visitberlin.de

Apodado el "ayuntamiento rojo" en alusión al color de sus ladrillos, el Ayuntamiento de Berlín se construyó entre 1861 y 1869 según planos de Hermann Waesemann.

El edificio, de notable apariencia y estilo neo-renacentista, se construyó con varias alas y en estilo de arco de medio punto, con un total de tres patios interiores. Una torre de 74 metros de alto corona el conjunto.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el edificio sufrió serios daños, pero fue reconstruido en los primeros años de posguerra.

En el interior destacan la Wappensaal o sala de los blasones, en la que se recibe a los huéspedes estatales y la sala de fiestas, Große Festsaal, reservada para recepciones y ceremonias.

Pero sin lugar a dudas, la sala que dejará impactado al visitante es la Säulensaal, la sala de las columnas, que antiguamente era la sala de la biblioteca, y hoy acoge con frecuencia exposiciones.

Palacios y castillos

Existen en la ciudad de Berlín varios palacetes y castillos que merece la pena conocer si disponemos de tiempo en nuestro viaje.

Schloss Babelsberg. Visitberlin.de

Castillo de Babelsberg (Schloss Babelsberg)
En 1833, el príncipe Guillermo, más tarde el káiser Guillermo I, mandó construir el Castillo de Babelsberg.

Esta pintoresca mansión en estilo Tudor, poseé remates de estaño en la muralla, pequeñas torres flanqueándolo, y ventanas en forma de lanceta.

Palacio Sanssouci (Schloss Sanssouci)
Federico el Grande mandó construir entre 1745 y 1747 el palacio de Sanssouci, en las conocidas terrazas de viñedos. Se convirtió en su residencia de verano y su lugar preferido.


Sus parques y jardines albergan el resto de edificios del Palacio, el Nuevo Palacio, las Nuevas Cámaras, la Casa China o la Orangerie.

Schloss Sanssouci. Scholvien. Visitberlin.de

Palacio de Charlottenburgo
Inicialmente edificado como un sencillo palacio de verano se convierte a principios del siglo XVIII en el segundo palacio más importante de Berlín bajo el rey prusiano Federico I y su esposa la reina Sofía Carlota. Tras su fachada barroca se encuentran unos hermosos jardines de estilo francés e inglés.

También merece la pena visitar el Jagdschloss Grunewald, el palacio más antiguo que se conserva en Berlín; el Neues Palais en Potsdam, el último palacio que construyó Federico el Grande; el Palacio de Bellevue, residencia oficial del presidente de la República Federal Alemana; o el Schloss Pfaueninsel, un castillo blanco que asemeja una construcción medieval.

Schloss Pfaueninsel. Visitberlin.de

Nikolaiviertel

Esta es la zona residencial más antigua de Berlín, en ella se encuentran entre otros atractivos la iglesia de San Nicolás, el Ephraimpalais y la Knoblauchhaus.

El barrio de Nikolai. Foto Scholvien. Visitberlin.de

Con sus callejuelas medievales y sus numerosos restaurantes y tabernas, Nikolaiviertel es uno de los lugares preferidos para los visitantes de Berlín.

En la Edad Media cruzaba por esta zona una ruta comercial. Los artesanos y comerciantes se establecían en el cruce de río con la calle. En torno al año 1200 se terminó la Iglesia de San Nicolás, una basílica de adoquín de estilo románico tardío, y en torno a ella se formó un asentamiento con dos zonas principales: Berlín, situada al este del río Spree, y Cölln, en la orilla occidental.

Hasta la Segunda Guerra Mundial, el barrio se caracterizaba por sus tiendas y sus talleres de artesanía. En 1944 el barrio quedó prácticamente destruido por las bombas. Entre 1981 y 1987 el barrio se reconstruyó siguiendo los modelos históricos, y las casas y calles se reconstruyeron de manera tan exacta como fue posible.

Iglesia de San Nicolás. Foto Scholvien. Visitberlin.de

La Iglesia de san Nicolás data aproximadamente del año 1237 y es el edificio más antiguo de Berlín. Situada en una zona empedrada de estilo centroeuropeo, este templo destaca por su coro gótico de finales del siglo XIV, y por sus llamativas torres gemelas.

Otros atractivos de Nikolaiviertel son el palacio Ephraimpalais, una obra maestra de la arquitectura berlinesa del s. XVIII y la construcción barroca de la Knoblauchhaus (1760), cuyas salas, llenas de valiosos muebles, ofrecen una mirada al mundo de la alta burguesía del siglo XVIII.

Unter den Linden

La gran avenida Unter den Linden recorre un largo trayecto entre la Catedral y la Puerta de Brandemburgo.

Bulevar Unter den Linden, iluminado por la noche. Foto Scholvien. Visitberlin.de

Unter den Linden constituye el principal bulevar berlinés, y se encuentra en el antiguo corazón de Berlín.

Esta avenida une la Puerta de Brandemburgo con el Schlossbrücke (Puente del Palacio). A lo largo de Unter den Linden (que en alemán significa "bajo los tilos") se encuentran numerosas instituciones importantes, como la Universidad Humboldt o la Ópera Nacional.

Universidad Humboldt
En 1810 se funda la primera universidad de Berlín, la Humboldt Universität.

El principal objetivo de este importante centro era renovar la enseñanza de las ciencias humanísticas. Sus principales representantes fueron los hermanos Wilhelm y Alexander von Humboldt.

En sus aulas han trabajado varios Premios Nobel, como Albert Einstein o Max Planck entre otros.

Bebelplatz. BerlinPartnerGmbH. Scholvien. Visitberlin.de

Bebelplatz
Un rincón de obligada visita es la Bebelplatz, es una de las plazas más bonitas de la capital. Esto no solamente es debido a los edificios que la rodean, sino también a su situación junto al Unter den Linden.

Esta plaza rectangular totalmente empedrada se creó en 1740 tras el derribo de la antigua fortificación de Berlín, y fue concebida como centro del Forum Fridericianum con una ópera, el edificio de la academia prusiana de las ciencias y un palacio real. El proyecto original no pudo llevarse a cabo. Solo se erigió el edificio de la ópera, con lo cual el terreno recibió el nombre de Opernplatz (plaza de la ópera).

El 10 de mayo de 1933 la Bebelplatz pasó tristemente a la historia, tras la quema de libros de los nacionalsocialistas; en la que se arrojaron a las llamas grandes obras de la literatura universal.

Ópera Nacional
El hermoso edificio de la Ópera Nacional, de estilo prusiano y con influencia de la arquitectura clásica inglesa, posee fama internacional. Fue erigido entre 1741 y 1743 como Ópera Real y fue la primera ópera independiente de Alemania y la más grande de Europa.

Staatsoper Unter den Linden.Berlin Partner GmbH. Scholvien. Visitberlin.de

Alexanderplatz

La Alexanderplatz, Alex de manera cariñosa para los berlineses, es seguramente una de las más conocidas de Berlín. Además de ser la más grande de Alemania.

Alexanderplatz. Foto Koch. Visitberlin.de

La Alexanderplatz recibe su nombre del zar Alejandro I, quien visitó en 1805 la capital del reino de Prusia. 


Con la edificación del Mercado Central (1886) y de los grandes almacenes Tietz entre 1904 y 1911, la plaza también se convirtió en la zona comercial más importante de Berlín. La fama definitiva, incluso mundial a nivel literario, le vino en el año 1929 gracias a la novela "Berlin Alexanderplatz", de Alfred Döblin.

Obtiene su aspecto actual en los años sesenta, después de haber sido destruida en gran parte durante la Segunda Guerra Mundial. Convertida en zona peatonal, desde entonces el tráfico se desvía alrededor de la plaza mediante varios carriles. De esa misma época proceden también el antiguo Centrum-Warenhaus, las galerías colindantes y la Torre de Televisión de Berlín.

Cerca de la Alexanderplatz se encuentra la iglesia de Santa María, de estilo gótico, y que data aproximadamente del año 1270. El templo cuenta con numerosas obras de arte sacro, como la piedra bautismal de bronce, las tablas flamencas o una colección de llamativos frescos.

St. Marien-Kirche o iglesia de Santa María. Foto Scholvien. Visitberlin.de

Gendarmenmarkt

La conocida Plaza de los Gendarmes de Berlín es un conjunto lleno de armonía. La plaza fue construida en 1688 por el arquitecto Johann Arnold Nering.

Para muchos berlineses el conjunto de Gendarmenmarkt es uno de los lugares más bellos de Alemania. Foto Scholvien. Visitberlin.de

Este lugar recibió el nombre de Linden Markt, y más tarde se conoció por los nombres de Friedrichstädtischer Markt y Neuer Markt. Años más tarde, entre 1736 y 1782, se utilizaría por el regimiento de coraceros "gens d'arms", por lo que comenzaría a llamarse Gendarmenmarkt.

Alrededor de ella se agrupan numerosos restaurantes, tiendas y hoteles, que animan mucho el lugar.

Los monumentos que componen la Gendarmenmarkt son la Iglesia Francesa de la Friedrichstadt, edificada entre 1701 y 1705; la Deutscher Dom, construida entre 1701 y 1708 y el auditorio Konzerthaus (también llamado Schauspielhaus) que se construiría en el lugar ocupado por el Teatro Nacional, que ardió hasta los cimientos en 1817.

El muro de Berlín

El Muro de Berlín fue derribado en 1989, pero aún se pueden contemplar algunos trozos del mismo en nuestro paseo por la ciudad.

El Muro de Berlín se ha convertido en un lienzo para el arte y la tolerancia. Visitberlin.de

En la noche del 12 al 13 de agosto de 1961, el Ejército Nacional Popular comenzó a cercar las calles y los ferrocarriles en dirección a Berlín Oeste. Posteriormente, el gobierno de la RDA autorizó la construcción de un muro a lo largo de las fronteras de los sectores. En el intento de cruzar la frontera, de 167,8 kilómetros de largo, fueron asesinadas entre 136 y 206 personas, según las investigaciones más recientes. El 9 de noviembre de 1989 cayó el Muro. La ciudad que estuvo dividida en dos rememora a las víctimas de la separación en diversos puntos.

Una línea doble de adoquines marca el recorrido del Muro de Berlín a lo largo de 5,7 kilómetros en el centro de la ciudad. Desde la East Side Gallery, pasando por Potsdamer Platz y hasta la Bernauer Straße, hay lugares conmemorativos, restos del Muro y antiguas torres de control que rememoran esta trágica historia.

El recorrido puede comenzarse por la East Side Gallery. En la ribera del Spree en Friedrichshain, a lo largo de 1.316 metros, se extiende el trozo de Muro más largo aún en pie. Tras la caída del Muro, la East-Side-Gallery fue decorada por 118 artistas provenientes de 21 países que comentaron, con sus más de cien cuadros, los cambios políticos del ańo 1989/90.

East Side Gallery. Teresa Casanueva, Stephan Cacciatore. Visitberlin.de

Por Mühlenstraße accedemos a los terrenos de Stralauer Platz, donde se encuentran los restos del muro interior, declarados patrimonio histórico.

Siguiendo por el puente Schillingbrücke llegamos al paso fronterizo Heinrich-Heine-Straße. La ruta sigue por la Zimmerstraße, para llegar al antiguo paso fronterizo de Friedrichstraße/Checkpoint Charlie.

Seguimos con la Topografía del Terror, donde antiguamente se ubicaba la dirección de las SS, la Policía secreta del Estado (Gestapo) con sus cárceles, la dirección de las SS, el servicio de seguridad de las SS (SD) y la Oficina Central de Seguridad del Reich. Aquí se puede visitar una exposición que documenta la historia de las instituciones del terror, situadas junto al distrito del gobierno nazi, y de los crímenes allí cometidos. Además, aquí se puede ver una de las pocas partes del Muro que aún se conserva en pie.

En la Stresemannstraße, en dirección a Potsdamer Platz, encontraremos una torre de vigilancia de las tropas fronterizas de la RDA, que aluden el tiempo de división.

Topografía del terror. Foto Stefan Josef Müller. Visitberlin.de

Puerta de Brandeburgo

Este monumento, situado a pocos metros del derrumbado muro de Berlín, constituye actualmente un símbolo de la reunificación del país.

La Puerta de Brandeburgo. Foto Wolfgang Scholvien. Visitberlin.de

La Puerta de Brandeburgo, de estilo neoclásico, fue construida a finales del siglo XVIII por el arquitecto Carl Gotthard Langhans y el escultor Johann Gottfried Schadow.

Ubicada en la Pariser Platz, la Puerta de Brandeburgo es el lugar en el que Berlín da la bienvenida al año nuevo con conciertos de música al aire libre. En un trayecto de dos kilómetros se puede disfrutar de actividades y espectáculos, y a media noche comienzan los impresionantes fuegos artificiales.

Museo Contemporáneo de Berlín

La antigua estación de tren, la Hamburger Bahnhof alberga el Museo de Arte Contemporáneo de Berlín (Museum für Gegenwart).

Hamburger Bahnhof. Foto F.Friedrich. Visitberlin.de

Un entorno privilegiado en el que se encuentran obras de arte de a partir de la segunda mitad del s. XX. En su superficie, de 10.000 m² se pueden contemplar obras de Andy Warhol, Joseph Beuys, Keith Haring, Cy Twombly, Robert Rauschenberg, Roy Lichtenstein, Anselm Kiefer y Joseph Beuys entre muchos otros.

La antigua estación fue construida entre 1846 y 1847. Durante la Segunda Guerra Mundial el edificio sufrió serios daños, por lo que ha tenido que ser restaurada en varias ocasiones.

A principios de la década de 1980 comenzó a utilizarse como lugar de exposiciones., hasta que en 1996 se inauguró como Museo Contemporáneo.

Museo Histórico Alemán

El Museo Histórico Alemán de Berlín, en el paseo Unter den Linden, presenta la historia alemana desde sus inicios hasta la actualidad.

Deutsches Historisches Museum. Foto Scholvien. Visitberlin.de

En las dos plantas de este edificio barroco se exponen de forma permanente más de 8000 objetos históricos en una superficie de 7500 m² .

El Museo Histórico Alemán, símbolo del heroísmo alemán en tiempos nacionalsocialistas, ofrece un paseo enriquecedor por la variada historia alemana en el contexto europeo desde el principio de nuestra era hasta el presente.

Su construcción finalizó en 1730, aunque posteriormente el constructor I.M. Pei, realizaría una ampliación arquitectónica para albergar exposiciones temporales.

Martin-Gropius Bau

El edificio Martin-Gropius es la casa de exposiciones más importante de Berlín y una de las pioneras a nivel internacional.

Martin-Gropius Bau. Foto Jirka Jansch. Visitberlin.de

El edificio, construido en 1881 al estilo del Renacimiento italiano, recibe el nombre de su arquitecto, un tío abuelo del conocido arquitecto de la Bauhaus, Walter Gropius.

En las últimas semanas de la Segunda Guerra Mundial el edificio fue alcanzado por las bombas. Se termino de reconstruir en 1978, después de que en 1966 se declarase patrimonio histórico.

Actualmente el Martin-Gropius Bau es escenario para grandes exposiciones temporales de ámbito internacional. Su impresionante patio de luces funciona como centro de las exposiciones.

Memoriales

Varios monumentos y lugares rinden homenaje a las víctimas del holocausto nazi en la ciudad de Berlín.

El cementerio Jüdischer Friedhof Weißensee. Visitberlin.de

Memorial y centro de documentación del Muro de Berlín
El centro de documentación sobre el Muro ofrece una visión de conjunto sobre la historia del Muro de Berlín, Junto a la antigua línea fronteriza de la Bernauer Straße se encuentra un trozo de muro con la línea fronteriza y una torre de vigilancia. La instalación muestra cómo se construían las instalaciones fronterizas y permite formarnos una impresión duradera de la construcción que una vez dividió a un país. El conjunto cuenta con un centro de documentación, exposiciones y con la Capilla de la conciliación, una construcción de adobe con revestimiento de láminas de madera en la que se ofician servicios religiosos en recuerdo a las víctimas del Muro.

Memorial Berlin Hohenschönhausen
Miles de perseguidos políticos fueron encarcelados en esta zona militar restringida, cerrada herméticamente al mundo exterior. La zona ni siquiera aparecía en ningún plano de Berlín Oriental.

Hoy, el lugar constituye un testigo de la historia de la persecución política en la zona de ocupación soviética y en la RDA. La visita suele estar dirigida por antiguos presos.

Memorial y centro de documentación del Muro de Berlín. Foto Günter Steffen. Visitberlin.de

Memorial de la resistencia alemana
El monumento conmemorativo de la resistencia alemana (Gedenkstätte Deutscher Widerstand), en Bendlerblock, recuerda la resistencia contra el nacionalsocialismo. El centro del monumento es un patio de honor, en el que se ajustició a los militantes de la resistencia el 20 de julio de 1944 tras un fallido atentado contra Hitler. En el segundo piso hay una exposición permanente.

Memorial del campo de refugiados Marienfelde
Entre 1949 y 1990, cerca de cuatro millones de personas abandonaron la RDA en dirección a la República Federal.

En el campo de refugiados de Marienfelde, creado en 1953, se alojó y abasteció a más de un millón de refugiados, mientras se llevaban a cabo los procedimientos necesarios para conseguir un permiso de residencia para la República Federal y Berlín Occidental.

Hoy una exposición en el lugar original recuerda las causas, el desarrollo y las consecuencias de estas migraciones internas.

Memorial de la resistencia alemana. Visitberlin.de

Monumento al Holocausto
Finalizado en el año 2005 y ubicado cerca de la Puerta de Brandemburgo, el monumento al Holocausto fue diseñado como homenaje y recuerdo al pueblo judío, que sufrió la persecución y la matanza por parte de los nazis.

Bajo el monumento hay un centro de información subterráneo, que narra la historia de las víctimas y las atrocidades que vivieron.

Jüdischer Friedhof Weißensee
El Jüdischer Friedhof Weißensee es el mayor cementerio judío de Europa. En este campo santo, creado en 1880, se ha dado sepultura a más de 100.000 personas.

En una glorieta, a la que se llega desde la entrada principal, se ve un monumento conmemorativo por los seis millones de judíos que fueron víctimas de la persecución nacionalsocialista.

Tras la glorieta se encuentra un campo del honor por los soldados judíos caídos en la Primera Guerra Mundial, con un monumento construido en piedra caliza, que representa un altar de tres metros de altura.

Memorial del campo de refugiados Marienfelde. Foto ENMAndreasTauber. Visitberlin.de

Parque Tiergarten

El parque Tiergarten es el mayor pulmón verde de la ciudad de Berlín.

Tiergarten. Foto Koschel. Visitberlin.de

Equivalente al Central Park de Nueva York o al londinense Hyde Park, en el enorme parque de Tiergarten todo el mundo encuentra un rinconcito, ya sea bajo el brillante sol o a la sombra de alguno de los múltiples árboles.

Situado en el centro de la ciudad, cerca de la Puerta de Brandemburgo, con sus 210 hectáreas este gran pulmón de Berlín es más grande incluyo que el Hyde Park de Londres.

A finales del s. XVII, el príncipe elector Federico III estableció un “parque de ocio para el pueblo” en el antiguo coto de caza. A lo largo del tiempo el parque fue reformándose según distintos modelos, especialmente entre 1833 y 1838, cuando el conocido diseñador de parques y jardines Peter Joseph Lenné, transformó el Tiergarten según el modelo inglés. Este parque es punto de encuentro para pasear, hacer picnics familiares, jugar a la pelota o simplemente descansar un rato.

Otoño en el Parque Tiergarten. Foto Goldfischteich. Visitberlin.de

Entre algunos de sus atractivos se encuentran el monumento a Bismarck o a Richard Wagner.

Otro monumento que puede visitarse en el Tiergarten es la Columna de la Victoria, uno de los símbolos más famosos de Berlín, que fue construido entre 1864 y 1873 bajo la dirección de Heinrich Strack en la entonces llamada Königsplatz (hoy Plaza de la República).

Este monumento nacional fue trasladado entre 1938 y 1939 al parque Tiergarten.

La escultura de bronce que corona la columna, realizada por Friedrich Drake, con sus 8,3 metros de altura y sus 35 toneladas de peso, representa a Victoria con una corona de laurel, un casco decorado con un águila y el símbolo de la Cruz de Hierro.

La Columna de la Victoria. Foto Scholvien. Visitberlin.de

Volver a la Guía de Berlín