Qué Ver

Descubre los lugares más interesantes para visitar en la ciudad de Bamberg.

Qué ver

En la parte alta de Bamberg está el núcleo monumental que muestra el poderío de los príncipes obispos.

La ciudad tiene magníficos rincones llenos de encanto. Imagen de Bayern Tourismus. Marketing GmbH.

Entre estos monumentos destacan la excelente catedral, de altivas torres, la Nueva y la Antigua Residencia, en torno a la Domplatz.

Si nos acercamos al Regnitz podremos ver el extraordinario edificio del viejo Ayuntamiento, construido sobre una pequeña isla, en medio del río.

Cerca de él continúan las calles llenas de encanto, en las que reina la animación y se acumula tambien el sabor de la historia y el arte.

La catedral de Bamberg

En la Domplatz destaca la poderosa imagen de la catedral. El edificio actual es de los inicios del siglo XIII y acoge los restos mortales del emperador Enrique II y del Papa Clemente II.

La catedral, con sus altivas torres. Bamberg, Tourismus & Kongress Service

La primera catedral quedó consagrada al culto el 6 de mayo de 1012. Sufrió diversos daños en el transcurso del tiempo, especialmente un siniestro en las postrimerías del siglo XI. En 1111 se reabrió el edificio remodelado y aún sufrió una nueva reestructuración en el 1237, tras otro gran incendio. Entonces ya recibió su forma actual.

El templo es de una época de transición del románico al gótico en el que se aprecia la influencia del estilo otoniano, con sendos ábsides contrapuestos. Cuatro esbeltas torres franquean ambos ábsides y le dan un aire característico.

La iglesia tiene tres naves. Hacia la Domplatz se abre el portal de los Príncipes, el más hermoso. En el templo hay una serie de esculturas de altísima calidad. Entre ellas destaca la figura ecuestre del caballero de Bamberg, Bamberger Reiter, del siglo XIII, que representa a un rey, tal vez San Esteban, soberano húngaro y familiar de Enrique II. También es del siglo XIII la tumba de Clemente II.

La tumba de Enrique II el Santo es otro de los elementos notables; es obra de Tilman Riemenschneide. Asimismo es importante el retablo de la Natividad, de Veit Stoss (1523)

Alte Hofhaltung

Alte Hofhaltung, la antigua Corte y Residencia de los obispos de Bamberg comprende diversos edificios de épocas que van a de los siglos del medievo al XVI.

La Antigua Corte. Imagen de www.bamberg.info

Se halla frente a la catedral y tiene una rara forma casi triangular con un patio interior, todo ello integrado por diversos edificios de varias estructuras y épocas.

Tiene una puerta especialmente interesante, del siglo XVI, obra de Pankraz Wagner.

El patio interior es bello, con sus edificios gótico-renacentistas y sus estructuras de madera y techos de gran pendiente.

Neue Residenz

Neue Residenz fue la residencia de los príncipes-obispos de Bamberg del siglo XVII en adelante.

Se trata de un palacio imponente, el mayor de la ciudad. Tiene cuatro cuerpos estructurales y fueron hechos en dos etapas. La primera, de aire renacentista, la que da a Obere Karolinenstraße, hecha en 1602 por orden del príncipe-obispo von Gebsattel.

Las alas barrocas son obra realizada entre 1697 y 1703 por Leonhard Dientzenhofer.

El excelente edificio es en la actualidad un complejo cultural que alberga biblioteca, galería de arte y conserva excelentes habitaciones de extraordinario mobiliario.

nueva residencia. Imagen de www.bamberg.info

Altes Rathaus

Altes Rathaus, antiguo ayuntamiento, es del siglo XIV y constituye uno de los edificios más atractivos de la ciudad, construido en el centro del río Regnitz.

El viejo Ayuntamiento, en medio del río. Imagen Weiss, S. UNESCO

Se cuenta que en la Edad Media, el príncipe-obispo de Bamberg se negó a conceder un mínimo espacio para la sede de gobierno de los burgueses y que entonces los ciudadanos crearon una pequeña isla artificial en medio de la corriente del río Regnitz, para edificar la municipalidad.

El edificio actual es de varias construcciones sucesivas, desde 1387 al periodo barroco y divide lo que podríamos definir como villa episcopal y zona de los burgueses y del mercado.

Pequeña Venecia

Hay, cerca de la ubicación de Altes Rathaus, en la orilla del río, un grupo de edificios, antaño barrio de pescadores, que se denomina popularmente como Pequeña Venecia.

La Pequeña Venecia. GNTB/ Bamberg, Tourismus & Kongress Service.

La zona se integra por diversos edificios, muchos de ellos de cierta antigüedad, bastante conservados y restaurados, con sus bellas balconadas que se asoman al ámbito ribereńo del Regnitz, creando una estampa sugerente.

Otros monumentos religiosos

Bamberg, activa ciudad episcopal, conserva esparcidos en su núcleo urbano diversos elementos arquitectónicos de interés, tanto palacios como edificios religiosos.

Ambiente festivo en el centro urbano, ante la notable iglesia de San Martín. Imagen de Bayern Tourismus. Marketing GmbH.

Del Monasterio Carmelita, originalmente cisterciense, hay que destacar su claustro románico, del siglo XIII.

San Gangolf es muy antigua. Originariamente románica, reestructurada en el siglo XIV y ornamentada en estilo barroco.

San Martín es un excelente edificio barroco, de Georg Dientzenhofer. La iglesia fue consagrada en 1693 y está en pleno centro urbano.

La iglesia de Santiago (st. Jakob) es originaria del XII tiene bastantes elementos románicos y una altiva torre.

Palacios y jardines

Hay una serie de edificios nobles esparcidos a lo largo de la ciudad que resultan sumamente bellos, como el construido por el ciudadano Böttinger, siguiendo una estructura palaciega de corte italiano.

Santa Cunegunda, vinculada a la historia medieval de Bamberg, al fondo fachada palaciega barroca. GNTB. Tim Krieger

Otro magnífico elemento es el palacio Concordia edificado junto al río, y en medio de una zona atractiva.

En el entorno de Green Market hay una serie de excelentes edificaciones, aparte de la iglesia de San Martín. Éste es el corazón de la vida civil de Bamberg.

En la ciudad existen diversos espacios ajardinados, y algunos enclaves urbanos con atractivas estatuas, no sólo del pasado, sino modernas, de artistas como Botero o Igor Mitoraj.

En las afueras, el palacio Seehof, edificado en 1686 como residencia de los príncipes-obispos de Bamberg, con planos de Antonio Petrini. Está también en medio de un magnífico jardín.

Alrededores

En el entorno de la ciudad alemana de Bamberg hay también diversos puntos de interés.

Forchheim, al sur de Bamberg, una población llena de encanto. Imagen de Bayern Tourismus. Marketing GmbH.

Uno de ellos es Forchheim, unos 20 kilómetros al sur, por la carretera que va a Nuremberg; con una plaza alargada llena de encanto, merced a sus edificios de entramados de madera, que presentan el sabor del pasado. Es de destacar el Ayuntamiento y la iglesia de San Martín.

También hacia el sur, no lejos de Bamberg, está Pommersfelden. La localidad es famosa por su castillo-palacio barroco. Es una obra de imponentes dimensiones, que marca el orgullo de los nobles de Franconia. Entre sus dependencias más interesantes, la soberbia caja de escalera y el Salón de Mármol.

A una treintena de kilómetros hacia el oeste está Ebrach, con un monasterio del siglo XII, que ha ido engrandeciéndose con distintas dependencias, entre ellas una excelente iglesia gótica del XIII.


Volver a la Guía de Bamberg