Qué ver en Astorga

Qué ver en Astorga

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Astorga

Un rico patrimonio

Astorga ha sido una ciudad con notable protagonismo histórico desde hace 2000 años, y en numerosas zonas de la urbe se pueden hallar restos del pasado.

Una maravilla del Modernismo en Astorga: Capilla del Palacio Episcopal, de Gaudí. Imagen de guiarte.com

Cabe destacar el conjunto integrado por las murallas de origen romano, la catedral gótica y el palacio episcopal, obra del genial arquitecto catalán Antonio Gaudí.

Ambos monumentos son de visita imprescindible. La catedral tiene una portada oeste de un barroco magnífico, y el palacio de Gaudí es inolvidable, desde su fachada de arcos abocinados a su magnífica capilla, una pequeña catedral modernista.

Fragmento del retablo catedralicio, de Becerra.

Los diversos museos de la ciudad (Romano, Catedralicio y de los Caminos) presentan muestras de arte de todas las épocas.

Entre los museos tambien cabe citar el del Chocolate, que aborda un producto de larga historia en esta ciudad, en la que la gastronomía tiene una calidad más que notable.

 

Catedral de Santa María

La obras de la catedral se iniciaron en 1471, sobre el solar de una anterior románica, prolongándose hasta el siglo XX, cuando se finalizó una de sus torres.

Imagen de la catedral de Astorga, vista desde el ábside. guiarte.com

Presenta una estructura de gótico tardío, especialmente interesante en el ábside, junto con elementos platerescos y barrocos, destacando en este último aspecto la portada de su fachada principal, una de las más bellas portadas barrocas españolas.

El interior es de tres naves de elevada altura cubiertas por bóvedas de crucería. En ella destaca el retablo del Altar Mayor, una obra de altísmo valor de Gaspar Becerra.Becerra (1520 - 1568) fue un artista clave del Renacimiento español, muy influido por Miguel Ángel. El es el protagonista principal del llamado Romanismo (Renacimiento final) y el retablo de Astorga es su obra más destacada.

También se pueden contemplar en el interior del templo una Virgen de la Majestad del siglo XII y una Purísima de Gregorio Fernández.

En el Museo Catedralicio se exhiben interesantes muestras de relicarios, arquetas y cruces procesionales. 

Palacio Episcopal

Gaudí dejó en Astorga su principal trabajo hecho fuera de Cataluña, es este palacio de piedra blanquecina que se recorta sobre las siluetas de la catedral y la muralla romana. El edificio alberga el Museo de los Caminos.

Palacio Episcopal de Astorga, obra de Gaudí. imagen de guiarte.com

Gaudí dejó en Astorga una importante joya, el Palacio Espiscopal, de estilo neogóticista y realizado en piedra de granito.

El interior recoge una extensa colección de obras artísticas relacionadas con el pasado de la ciudad y de la diócesis, el Museo de los Caminos destacando una amplia colección de estatuas románicas, góticas y elementos de culto, así como restos de la época romana.

El Comedor del palacio Episcopal de Astorga, de gran luminosidad. guiarte.com

El Palacio tiene grandiosidad, a pesar de no ser de grandes dimensiones. En su interior hay dependencias notablemente bellas, como la capilla, de auténtica grandiosidad: una obra maestra del modernismo. Otra estancia llena de luminosidad y belleza es el comedor del palacio.

Antonio Gaudí acudió a Astorga llamado por un prelado de origen catalán, que decidió hacer una residencia episcopal nueva, después de un incendio que destruyó la anterior. 

Amplia descripción del monumento: Un palacio para las hadas

Seminario de Astorga

El seminario de Astorga es uno de los edificios clasicistas más notables de la ciudad y tiene su origen en el tramo final del siglo XVIII.

Uno de los claustros interiores, de acusado clasicismo. Imagen de guiarte.com

Desde el siglo XVI (Concilio de Trento) los obispos astorganos habían intentado crear un seminario para la formación del clero, pero por razones económicas sólo en 1766 se consiguió abrir un pequeño seminario en una casa ubicada cerca de la catedral.

Las obras de construcción del seminario actual comenzaron en 1786, y para ellas aportó unos planos Guillermo Casanova, Arquitecto Académico de Mérito, que acababa de regresar de sus estudios de Roma, donde afianzó su visión racional y clasicista de la arquitectura.

Ese clasicismo se percibe en la fechada, que preside una estatua de la inmaculada. En el interior aparecen dos bellos claustros también clasicistas.

En este edificio de gran tamaño hay un pequeño claustro ubicado más atrás de sencilla traza, pero debido a Antonio Gaudí. También hay en el interior sendas puertas diseñadas por el arquitecto catalán.

La aparición de Gaudí por esta ciudad se originó a raíz del nombramiento de Juan Bautista Grau y Vallespinós como obispo de la ciudad. El obispo era de Reus, el lugar de origen de Antonio Gaudí. En diciembre de 1886 un incendio destruyó completamente el viejo palacio episcopal, y el obispo llamó a su amigo de Reus.

Gaudí no sólo emprendió las obras del nuevo palacio episcopal, sino que acondicionó el seminario, al que el obispo Grau tuvo que trasladar su residencia. Grau falleciría en Tábara (Zamora) en 1893, y el propio Gaudí organizaría la capilla ardiente de su amigo, en el seminario.

Aún en fechas posteriores el edificio seguiría creciendo. De hecho, la planta superior de la fachada, que desentona y empobrece la seriedad y clasicismo del conjunto, es obra de mediados del siglo XX.

Antonio Gaudí también diseñó diversos elementos para el seminario de Astorga, como estas puertas. Imagen de guiarte.com

Ayuntamiento de Astorga

Se trata de un edificio construido de hermosa fachada barroca y con torres laterales, similar a otros modelos existentes en la provincia de León.

El bello edificio del ayuntamiento de Astorga. imagen de guiarte.com

Tiene una espadaña central en la que se ubican Colás y Zancuda los populares maragatos que dan las horas desde la torrecilla, golpeando las campanas ante la mirada de los turistas y curiosos que han oído hablar de este reloj del siglo XVIII.

El edificio de piedra excelentemente trabajada es de finales del siglo XVII y cuenta con sendas torres en sus extremos coronadas por chapiteles.

En su interior destaca el salón de plenos, con vidrieras de Benito Escarpizo, en las que se recuerda el denso pasado de la ciudad

Murallas

Las murallas que se pueden contemplar aún en buena parte del entorno de la ciudad de Astorga se asientan sobre sus precedentes romanas, del siglo III d.C.

En la fotografía se aprecia en primer lugar los fosos campamentales y en la parte de atrás un cubo de la primera muralla, del siglo I. Imagen de guiarte.com

La ciudad tuvo un primer recinto defensivo cuando se instaló en ella la Legio X, en el periodo de la conquista de Augusto. El recorrido de la Ruta Romana permite contemplar en los bajos de un edificio del paseo Blanco de Cela este primer foso campamental.

En esos mismos bajos aún se puede contemplar un cubo de la primera muralla de la ciudad, que sustituyó pronto al sistema de fosos primitivo.

Las murallas actuales corresponden a un periodo indefinido de los siglos III o IV. El recorrido de la muralla se puede identificar en buena parte de la vieja ciudad y contaba con una longitud de algo más de dos kilometros, y rodeaba un otero en la confluencia entre los valles del Jerga y el Tuerto.

Las murallas de la ciudad son de origen romano


 

Astorga Romana

La ciudad esconde en su subsuelo diversas muestras de su pasado romano, que pueden ser visitadas con guía.

Pieza anunciadora del cartel del Museo Romano de la ciudad. Ayuntamiento de Astorga-Imagen M.A.S.

Entre estas huellas figuran las ruinas del foro, unas termas, las redes de saneamiento, algunos pavimentos con mosaicos y la Ergástula, gran pórtico abovedado de incierto uso, ahora dedicado a museo romano.

Es bello el mosaico del Oso y los pájaros, de tema oriental, que se halla cerca del convento de los Redentoristas.

Muy cerca de éste lugar, en el edificio de la Ergástula, se halla el Museo Romano, un interesante lugar para profundizar en el conocimiento del pasado del noroeste español.

El museo es una feliz iniciativa municipal. Fue abierto en el año 2000. En el día en que se logren unir los fondos del mismo y los del Museo de los Caminos, donde hay tambien importante material de esta época, Astorga podrá enorgullecerese por contar con un notabilísimo museo de este periodo histórico. Es aún una aspiración. 

Otros elementos de interés

Más lugares interesantes que descubrir en la antigua ciudad romana de Asturica Augusta, Astorga.

Retablo de San Bartolomé. Siglo XV. Museo de los Caminos.

Aún existen en Astorga otras iglesias de menor interés, como las de Fátima, San Julian, San Francisco o San Bartolomé.

Junto con los excelentes museos ya citados, el de la Catedral y el de los Caminos, cabe citar el del Chocolate, nacido en 1994, de pequeño tamaño, pero excelente testimonio de una actividad de gran tradición en la localidad.

El maridaje del chocolate con Astorga nació con el propio Hernán Cortés, quien tuvo contactos con el Marqués de Astorga, a quien mandó este producto que arraigaría en el territorio. En el catastro de Ensenada, siglo XVIII, se constata que hay 8 artesanos chocolateros en Astorga. En 1914 había en la ciudad 49 fábricas del producto. Aún ahora hay cinco fábricas que elaboran un excelente producto artesano.  


Volver a la Guía de Astorga