Guía de Amberes

La ciudad de Amberes (Antwerpen) fue uno de los centros culturales y económicos más importantes del Siglo de Oro (S. XVI).

En la actualidad, Amberes es una urbe cosmopolita y hospitalaria, en la que el viajero podrá descubrir su historia y su arte, encontrar buena gastronomía, disfrutar de un agradable paseo por el segundo puerto más grande de Europa o recorrer sus calles comerciales para conocer de cerca el lugar de nacimiento de la moda belga.

Texto y fotografías de Ana Álvarez Sánchez y Turismo de Flandes.

Información general de Amberes

Amberes es, además de la urbe más grande de Flandes, la ciudad de Rubens, el centro mundial del diamante y la cuna de la moda belga.

La Ciudad

Amberes es, además de la urbe más grande de Flandes, la ciudad de Rubens, el centro mundial del diamante y la cuna de la moda belga.

Bellas Vírgenes decoran las esquinas de muchas calles de la ciudad. Guiarte Copyright

La riqueza de esta ciudad está patente en cada una de sus calles, con edificios señoriales, palacios, iglesias y otros templos. Su clima marítimo moderado está influenciado por el paso del Escalda a través de la urbe, que con casi 500.000 habitantes se ha convertido en la segunda ciudad más poblada de Bélgica.

El símbolo de Amberes es una mano cortada. La leyenda cuenta que el Escalda estaba hace tiempo dominado por el gigante, Duroon Antigoon, que exigía que todo aquel que pasara por el río le pagase un peaje, Aquel que se negase, corría el riesgo de que el gigante le cortara la mano. Esta cruel costumbre se vio finalizada cuando Silvio Brabo, un centurión romano, consiguió matar al gigante y arrojó su mano cortada al Escalda.

Como recuerdo, queda una fuente de bronce, realizada en el año 1887 por el escultor amberino Jef Lambeaux, situada en la Plaza Mayor de la ciudad. Se trate de un cuento o no, los habitantes de Amberes aún siguen honrando y agradeciendo a Silvio Brabo su liberación.

La Historia

Debido a un pasado profundamente ligado a España, Amberes es la ciudad de los “sinjoren”. Es este un sobrenombre de procedencia española, derivado del vocablo castellano “señor”.

Palacio Real de Amberes. Guiarte Copyright

Pero la historia del lugar comienza mucho antes, pues existen restos de la era galo-romana , que atestiguan que la zona junto al recodo del Escalda ya se encontraba habitada en los siglos II y III de nuestra era.

La población vivió su primer periodo de expansión económica, en el siglo XIV, pasando a ser el corazón financiero de Europa occidental, gracias a su importante puerto marítimo y a su mercado de lana. Esta situación se vio interrumpida cuando la ciudad fue anexada al condado de Flandes, y perdió gran parte de sus privilegios.

Cincuenta años después, con el comienzo del Siglo de Oro, Amberes se convierte en “La ciudad más bella del mundo”. Los pintores Quinten Metsys, Bruegel, el impresor Plantin, y los humanistas y científicos Lipsius, Mercator, Dodoens y Ortelius son algunos de los nombres más famosos de aquella época.

En la segunda mitad del siglo XVI, concretamente en el año 1585, se produce la llamada Caída de Amberes, pues la ciudad se encontraba en el centro de la lucha político-religiosa entre el Norte protestante y la España católica.

Tras la Caída, Amberes queda controlada por Felipe II y los Países Bajos del Norte cierran el Escalda. Este desastre conllevó una despoblación de la ciudad, que fue abandonada tanto por los protestantes, como por buena parte de la elite comercial e intelectual de la ciudad. Aún así, continuó la expansión cultural con importantes pintores de la talla de Pedro Pablo Rubens, Anton Van Dyck, Jacob Jordaens o David Teniers el joven.

Desde ese momento, Amberes se convierte en una ciudad de provincia, y sufre en tiempos de Napoleón la devastación y el expolio de obras de arte.

Ya en el siglo XX, y después de las dos guerras mundiales, la metrópoli vuelve a experimentar un crecimiento económico y encuentra el reconocimiento internacional gracias a su riqueza histórica y cultural.

Ocio y Gastronomía

Ocio y Gastronomía en la ciudad más grande de Flandes, Amberes (Antwerpen).

Los platos a base de pescado son típicos de la ciudad. Guiarte Copyright

Pasear por Amberes es una delicia, pues cada rincón nos muestra un poco de la historia del lugar y de su antiguo esplendor artístico. Pero Amberes ofrece aún más al visitante, ya que la ciudad está llena de vida, gracias a sus restaurantes, bares, tiendas, terrazas, parques y por supuesto, su puerto marítimo.

Absolutamente todo su casco antiguo es peatonal, para facilitar al visitante el paseo por el centro de la ciudad y la relajación. Es muy común ver a la juventud moviéndose por la urbe en bicicletas. Un medio de transporte ecológico y que no provoca atascos.

La bicicleta es el medio de transporte preferido en Amberes. Guiarte Copyright

Amberes es una ciudad ideal para realizar compras. Diamantes, diseño, chocolate... es imposible no caer en la tentación.

En los alrededores de la Estación Central se puede adquirir desde diamantes hasta productos orientales, pues allí mismo se encuentra el exótico barrio chino de Amberes.

Interior de la Estación Central. Guiarte Copyright

Los amantes de la moda no deben de dejar pasar la oportunidad de pasear por la calle comercial más concurrida de bélgica, la calle Meir, por la que desfilan cerca de 240.000 visitantes semanalmente. En sus alrededores se encuentran centros comerciales y lujosas boutiques con lo mejor del diseño belga.

Restaurante frente al puerto marítimo de Amberes. Guiarte Copyright

Por su parte, las calles Leopoldstraat, Mechelsesteenweg, Minderbroedersrui, Hoogstraat y Kloosterstraat harán las delicias de los amantes del arte y las antigüedades.

El puerto de Amberes favoreció desde el siglo XVI la llegada de productos gastronómicos de lo más variados. Por este motivo, y aún en la actualidad, los habitantes de la ciudad han sido siempre verdaderos sibaritas.

Entre los platos más tipicos, se encuentran los pescados con suaves salsas a base de mayonesa, las patatas fritas belgas con mayonesa y por supuesto los mejillones.

Por supuesto, la mejor forma de pasar la comida es a base de cerveza belga. Y el postre no puede ser otro que algo de delicioso chocolate belga, o algún dulce típico, como el pastel Antuerpiense, a base de galleta, almendra, albaricoque y glaseado.

Direcciones de interés

Datos interesantes para el viajero en la ciudad de Amberes.

Fuente en el barrio del Zuid, con el Palacio de Congresos al fondo. Guiarte Copyright

Turismo de Amberes: http://www.antwerpen.be
Catedral de Nuestra Señora: http://www.dekathedraal.be/en/
Rubenshuis: http://www.rubenshuis.be/
Museo de las Bellas Artes: http://www.kmska.be/nl/
MAS: http://www.mas.be/
MOMU: http://www.momu.be/en/
Museo del Diamante:

Que ver en Amberes

En la Guía de Amberes te recomendamos las siguientes visitas:

Catedral de Nuestra Señora

La Onze-Lieve-Vrouwekathedraal de Amberes empezó a...

San Pablo

La iglesia de Sint-Pauluskerk de Amberes formaba...

San Andrés

La iglesia Sint-Andrieskerk de Amberes, construída en...

Otros templos

Otros templos religiosos interesantes en Amberes son...

La casa de Rubens

Capítulo aparte merece la vida del artista Pedro Pablo...

Plaza del Ayuntamiento

La Plaza Mayor nos muestra la riqueza y el poderío de los...

El Zuid

El barrio del “Zuid” es actualmente uno de los más...

Museo de las Bellas Artes

El Koninklijk Museum Voor Schone Kunsten de Amberes guarda...

MAS Museo de la Orilla

Una increíble edificación con cinco salas de museos para...

Museo Provincial de la Moda de Amberes

En Amberes nació la moda belga. Nombres reconocidos...

Otros museos

Existen más museos interesantes que visitar en Amberes: el...

Amberes, Centro Mundial del Diamante

Amberes es sin lugar a dudas la ciudad del diamante, con una...

El Zoo de Amberes

Junto al Museo del Diamante se encuentra el bello Zoo de...