Qué ver en Alba de Tormes

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Alba de Tormes
En "Qué ver"

Listado de contenidos: 5 artículos

Qué ver:

Qué ver

La entrada a Alba, con el puente de origen medieval, hace presumier al viejero de que se acerca a una villa de honda historia, por sus resonancias nobiliarias y religiosas. Es la ciudad de los duques de Alba y la última morada de Santa teresa.

La vida local se organiza en torno a una irregular Plaza mayor, a la que se asoman la Casa del Concejo y la iglesia de San Juan. No lejos está la plazuela del Convento de las Carmelitas, lugar indisolublemente unido a la figura de Santa Teresa.

 

Románico

Iglesias de Satiago y San Juan.
Además de toda esta historia, Alba de Tormes es considerada uno de los foco de origen de la arquitectura románico-mudéjar, estilo artístico que siguiendo las pautas constructivas del románico desarrollaron los musulmanes que permanecían en estas tierras tras la reconquista.

Han desaparecido bellos ejemplares de esta arquitectura pero aun se conservan en pie las iglesias de Santiago y San Juan, como testimonios vivos de este arte. Ambas son del siglo XII.

En la escultura románica destaca un magnifico apostolado tallado en piedra y policromado, que se conserva en la iglesia de San Juan, con una escultura de Virgen en el trono con niño, perteneciente al mismo grupo.  

Gótico

Restos del templo gótico de San Leonardo.

De estilo Gótico se conservan dos bellos edificios, ambos de arquitectura religiosa. Por un lado aun permanecen en pie mostrando su grandeza los muros exteriores de la iglesia del monasterio de San Leonardo(sigloXV), destruido en el siglo XIX. Es un ejemplo del gótico isabelino.

Del gótico final (plateresco) es también la portada de la iglesia parroquial de San Pedro.

 

Renacentista

Del grandioso castillo palacio de los Alba, quedan restos.

El arte Renacentista se desarrolla a lo largo del siglo XVI, en el periodo de mayor esplendor y pujanza económica de la villa, a la sombra principalmente del tercer Duque de Alba.

De esta época tenemos importantes muestras arquitectónicas como el convento de La Anunciación y el convento de Santa Isabel.

El edificio más notable del lugar fue el castillo-palacio de los Duques de Alba, de agitada historia. Los restos de l castillo ocupan la zona más elevada de la población. La imagen actual del palacio es fruto de los destrozos derivados de las acciones bélicas de la guerra de la Independencia.

La riqueza artística del pasado tan solo se muestra con los frescos de la Torre de la Armería, pintados por Cristóbal Passin. Representan distintos momentos de la batalla de Mühlberg.

Interior de la iglesia de las Carmelitas Descalzas.

Es renacentista la portada de la Iglesia de la Anunciación fundada por Santa Teresa de Jesús en el año 1571. Estamos en el convento de las MM. Carmelitas descalzas.

En su interior se recoge una muestra de conjuntos funerarios, así como las reliquias de Santa Teresa en el retablo Mayor. También conserva la celda donde murió la Santa y su primer enterramiento.

Y un proyecto inacabado

La basílica es sólo un grandioso proyecto inacabado.

En el umbral del XX dieron comienzo las obras de la basílica de Santa Teresa de Jesús. Se trataba de una obra neogótica de notable ambición.

Las obras del templo, cercanas al río, se paralizaron a la altura del arranque de las bóvedas. El cuerpo de la iglesia dibuja una planta de cruz latina con tres naves y capillas entre los contrafuertes.