Conjunto catedralicio

Es ésta otra de las zonas claves de Siena, que ocupa la zona elevada de una de las colinas de la urbe.
Junto al palacio de la Prefectura, el Museo de la Obra de la Catedral y la austera fachada del Hospital de Santa María de la Scala, que proviene del siglo XIII.

La catedral se inició en el XII y se terminó prácticamente en el XIV. Es un edificio bello, en el que resulta sumamente atractiva la policromía marmórea, iniciada por Giovanni Pisano.

El campanil es de 1313. Sorprende su vigor artístico, geométrico. Las líneas horizontales dibujadas por sus listas de mármol se aligeran merced a una serie de ventanales que van aumentando de tamaño a medida que suben los vanos.

Imagen de la bellísima catedral de Siena. guiarte. Copyright

En 1339, Siena, pletórica de confianza en su futuro, abordó la realización de una obra especialmente grandiosa. Se optó por hacer la catedral más espectacular de la cristiandad. La actual serviría como crucero, y se inició la gran obra. La peste y las derrota ante Florencia acabaron el optimismo. Hoy, junto a la catedral, quedan enhiestos paredones de lo que era aquel gran proyecto, un monumento a la ambición truncada de un pueblo.

En el interior son gozosos los juegos de perspectivas opero –sobre todo- los suelos: cincuenta y seis paneles de mármol, en los que trabajaron notabilísimos artistas del gótico y el renacimiento.

Otra obra magnífica es el púlpito, obre de Nicola Pisano, una obra magnífica que supera incluso los trabajos del artista en Pisa.  

> > Volver a la guía de Siena