Qué ver en Salzburgo

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Salzburgo

Una ciudad llena de belleza

Salzburgo tiene una silueta inconfundible. El mejor mirador, a 120 metros de altura sobre el entramado urbano, es la fortaleza de Hohensalzburgo, poderosa construcción que recuerda el dominio de los príncipes-arzobispos.

Imagen nocturna. Fotografía de Salzburg-info. Copyright

Torres y tejados se extienden en la textura urbana mostrando vestigios de distintos estilos, especialmente un barroco notable, con la catedral como uno de los elementos destacados.

Junto al barroco también hay huellas góticas y románicas, y un entramado de casas señoriales que da fe de una burguesía acomodada y sensible a la belleza.

Fuentes, estatuas jardines y un río que corre vigoroso en medio de la urbe, integran una agradable imagen, en medio de un entorno verde y montañoso.  

Hohensalzburg

Es una fortaleza del año 1077, construida por el arzobispo Gebhard, uno de los poderosos dirigentes religiosos del medioevo, con obra de aquella época al siglo XVII.

La fortaleza de Salzburgo muestra el poderío de los príncipes-arzobispos. Imagen de Salzburg-info. Copyright

La mayor expansión de la fortaleza es de 1495 a 1519, realizada por el arzobispo Leonhard von Keutschach.

Se trata del castillo mayor y mejor conservado de la Europa Central, según afirman las guías de turismo locales

En la fortaleza se pueden contemplar las habitaciones medievales y un museo con elementos de sus nueve siglos de existencia, especialmente armas. Se accede al edificio mediante un funicular inaugurado en 1892.  

La catedral

Una catedral construida en el 774 por San Virgilio, en el lugar donde se hallaba el primitivo pueblo romano de Juvavum, quedó destruida por un incendio en 1167.

Catedral de Salzburgo. Foto Salzburg-info. Copyright

La catedral románica edificada en su lugar volvió a arder en 1598. Entonces, el arquitecto Santino Solari recibió el encargo de hacer una nueva catedral, que fue la primera gran iglesia barroca realizada al norte de los Alpes.

El edificio fue inaugurado en 1628 y presenta cierta simbiosis barroca y románica. Entre los elementos de interés que se hallan en el edificio está la pila bautismal en la que recibió el bautismo Wolfgang Amadeus Mozart.  

La Residencia Episcopal

Entre los años 1600 y 1609 los príncipes-arzobispos de la ciudad de Salzburgo se hicieron una fastuosa residencia episcopal, de cierto aire barroco.

Residencia y fuente monumental. Imagen de Salzburg-info. Copyright

El edificio está ubicado en el corazón de la ciudad, y presenta suntuosas salas y notables frescos de Lukas von Hildebrandt, de inicios del siglo XVIII; así como pinturas de techos de Michael Rottmayr y Martino Altomonte.

Es una gran construcción con unas 180 habitaciones, que se constituyó en real sede de gobierno de los poderosos príncipes-arzobispos, hasta que perdieron su dominio en tiempos napoleónicos.

En uno de estos aposentos, Mozart dio su primer concierto a los seis años de edad.

El magnífico palacio es sede para recepciones oficiales, reuniones internacionales y hasta zona universitaria.  

Plaza de Mozart

Está la plaza en el centro de Salzburgo, y representa algo muy importante para la ciudad, porque se articula en torno a una estatua del más ilustre de los hombres de Salzburgo, el genial músico.

Estatua de Mozart. Imagen de Salzburg-info. Copyright

El monumento es de 1842, de Ludwig von Schwanthaler. Es el lugar idóneo para escuchar el carillón del palacio episcopal.

Curiosamente, el monumento tenía que haberse colocado en 1841, pero los trabajos se retrasaron cuando se halló en el lugar un mosaico romano. En este barrio nació el gran poeta Georg Trakl, en 1887, muerto 27 años más tarde en un hospital de Cracovia.  

Getreidegasse

Está en el corazón de la ciudad de Salzburgo. Sin duda una de las calles comerciales más atractivas de Europa.

La popular calle siempre está animada. Imagen de salzburg-info. Copyright

Con sus artísticos letreros, cuidadosamente ornamentados, sobre un conjunto de edificios de armonía y calidad, la calle de Getreidegasse invita al visitante a pasear y mirar a su alrededor.

La calle no es amplia, pero tiene notable vigor comercial y se observa en la misma un extremado cuidado en el mantenimiento de los rótulos, los patios, los escaparates. Una delicia para el paseo y la compra.  

Mirabell: palacio y jardines

Se construyó el palacio a partir de 1606, y se conoció en un principio como Altenau, nombre que cambió por Mirabell, tras una azarosa historia local.

Vista desde los magníficos jardines de Mirabell. Imagen de Salzburg-info. Copyright

Fue remodelado ampliamente en los inicios del siglo XVIII por Lukas von Hildebrandt. Diversos desastres arruinaron los frescos de Rottmayr y Gaetano Fanti.

Tiene aún reformas posteriores que acabaron dándole su apariencia neoclásica. En su interior hay interesantes obras del escultor Georg Raphael Donner(siglo XVIII) que se conceptúan como obras maestras del barroco centroeuropeo.

Al lado están los jardines, diseñados por Fischer von Erlach en 1690. Son especialmente bellos.

Parterres, estatuas, laberinto y teatro al aire libre hacen de este enclave un lugar de especial encanto.  

Abadía de San Pedro

En torno al año 700, San Ruperto fundó este monasterio benedictino, que es el centro religioso que más tiempo ha permanecido activo, con continuidad en Europa Central.

Cementerio de San Pedro, sobre la urbe romana. Imagen de Salzburg-info. Copyright

El importante edificio románico y gótico se ha ido suplantando por sucesivas transformaciones, especialmente la fase rococó del siglo XVIII.

El interior del templo tiene un rococó interesante. Varios altares son de Martin Johann Schmidt, uno de los famosos pintores de altares del XVIII.

El cementerio de San Pedro es uno de los más famosos del mundo, anclado junto a la imponente mole de la montaña, con sus airosas arcadas y los enterramientos de gentes notables: El arquitecto Solari, el compositor Haydn, familiares de Mozart...

El conjunto está sobre los propios restos de la población romana de Juvavun.  

La iglesia franciscana

Fue fundada esta dependencia por San Virgilio en el siglo VIII, pero incendios y guerra originaron diversas reconstrucciones: románicas, góticas y barrocas.

Interior de la Iglesia Franciscana. Imagen de salzburg-info. Copyright

En el altar barroco, de Fischer von Erlach se conserva una virgen gótica, de Michael Pacher, destacado artista autor del altar gótico que fue sustituido en los inicios del XVIII.  

Otros atractivos

El palacio Hellbrunn fue edificado por Santino Solari en los inicios del siglo XVII. Tiene un magnifico parque, fuentes y teatro. Se trata de uno de los escasos palacios manieristas en Europa central.

Palacio Hellbrunn. Imagen de Salzburg-info. Copyright

La casa natal de Mozart en la calle Getreidegasse, número 9 con un museo de la familia Mozart, donde se conservan curiosos elementos de la vida del músico. Sede también de Fundación Internacional Mozart

En Makartplatz 8 hay otra vivienda donde residió la familia Mozart. En la misma hay un museo que explica la azarosa existencia del edificio(destruido en parte por una bomba en 1944) y de la vida de Mozart.

La iglesia Colegial es una excelente obra de Fischer von Erlach, construída desde 1696 a 1707,

San Sebastián. Iglesia del renacimiento y cementerio donde reposan los restos de Paracelso y de Constanza, la mujer de Mozart

La Trinidad Otra magnífica iglesia barroca de Von Erlach

El Salzburg´s Calorino Augusteum es un museo creado en 1834 como museo municipal, tiene excelente material desde la prehistoria a la modernidad. Excelentes piezas célticas y góticas

Hallein

El el pueblo de la sal. Cerca de Hallein está uno de los más importantes yacimientos de sal, que aportó poder y riqueza a Salzburgo y a sus arzobispos. La sal se convirtió en elemento dinamizador de esta zona desde época romana. Hay una interesante visita a la histórica mina.  

Volver a la Guía de Salzburgo