Entre pueblos y campos de cultivo

Avanzamos por la carretera en dirección oeste y pasamos ante el orgulloso templo parroquial de Benavides, originario de la segunda mitad del siglo XVIII.
Grupo de vacas pastando, a la salida de Benavides. Entre ellas, multitud de cigüeñuelas. Guiarte Copyright

Benavides, a una orilla del ancho valle del Órbigo, tiene un urbanismo desordenado, pero es un pueblo con cierto auge; tradicionalmente es lugar de veraneo de bastante gente, especialmente de Asturias, y en torno al casco viejo crecen buenas edificaciones residenciales.

Si seguimos hacia adelante pronto llegaremos a Quintanilla del Valle, a donde se accede cómodamente por una buena acera que acompaña a la carretera. En el trayecto dejaremos atrás el riachuelo que viene del embalse de Antoñán, algunos bosquecillos y prados en los que es habitual ver animales pastando.

Este pueblo del municipio de Benavides tiene unos 200 habitantes. La edificación es humilde. Lo más destacado del lugar es su iglesia. El campanario tiene su cuerpo bajo de excelente piedra y la parte superior de ladrillo. En la edificación anidan media docena de parejas de cigЧeñas.

Hay más nidos de cigЧeñas en el entorno inmediato. La explicación radica en la abundancia de aguas, que surgen en diversos manantiales, nutren arroyos y riegan las numerosas praderías, tal como se contempla a la salida del pueblo.

En el entorno de Quintanilla siempre abundaron los prados, regados por las numerosas fuentes del lugar. Guiarte Copyright

> > Volver a la guía de Venta de la Perdiz

Imágenes enviadas por los usuarios
Los usuarios de guiarte han enviado 1 fotos.

La primavera llega a...
Ver imagen
Añadir una imagen