Villovieco, Palencia (España).

Para los peregrinos que van a Santiago por carretera, en dirección a Carrión, Villovieco queda a apenas un kilómetro a la izquierda, luego de pasar Revenga de Campos.

Vista de la población de Villovieco, en Palencia. Foto Guiarte.com

Por Artemio Artigas
El pueblo se enmarca entre el verdor de la ribera del río Ucieza y su sólida iglesia destaca sobre las casas, al ubicarse sobre un pequeño altozano.

En medio de los secarrales de la meseta, el río Ucieza alegra el paisaje. En el pasado, era habitual que los peregrinos siguiesen el trayecto que discurre a la vera del río.

Desde Población de Campos, los caminantes marchaban a la orilla del agua, bordeando por el norte a Revenga de Campos, continuando a la vera del Ucieza por Villovieco para retornar a la carretera en Villarmentero, en dirección ya a Villalcázar de Sirga.

La iglesia de Villovieco, en Palencia. Foto Guiarte.com

En siglos pasados, el Camino continuaba aún más hacia el oeste porque muchos peregrinos pasaban por Arconada, villa de fundación romana en la que existía un notable hospital de peregrinos vinculado a San Zoilo de Carrión.

Villoveco en un pueblo de vocación agrícola y, al igual que la mayor parte de los de la zona, tiene una demografía declinante. Contaba con medio millar de habitantes hacia mediados del siglo XX y ahora apenas llega a los ochenta.

El monumento del lugar es la iglesia de Santa María, en la que se alterna la sólida obra de piedra con el ladrillo. Tiene una nave y bóveda de cañón. Alberga retablos del renacimiento y barroco. En su interior no faltan las alusiones jacobeas, y a la batalla de Clavijo. Uno de los elementos más notables del templo es la cajonera que conserva en su sacristía, del siglo XVI.

Guías relacionadas

> > Volver a la guía de Pueblos con arte