Viana, Navarra (España).

Viana, pueblo de Navarra. España
El magnífico altar de Santa María. Foto guiarte.
El último punto importante del camino navarro es Viana, ciudad-fortaleza que se asienta dominadora sobre campos de olivos, viñas, almendros y cereal. Esta es otra de las urbes creadas por la corona navarra para reforzar esta parte del reino, tanto en lo militar como en lo económico.

Viana, a nueve kilómetros de Logroño, siempre mantuvo ese aire de frontera. Esa disputa entre procastellanos y pronavarros motivó la alharaca en la que en 1.507 pereció en la plaza fuerte Cesar Borgia, uno de los hombres más destacados de una turbulenta familia, de origen valenciano, que dio dos Papas a la cristiandad.

Muchos viajeros se sorprenden al ver la lápida que cubre los restos mortales del caudillo Borgia, ante la imponente portada renacentista de Santa María, y sienten la tentación de releer páginas olvidadas de historia para rememorar aquellos turbulentos comienzos del siglo XVI, época crucial en la historia del hombre.

Ruinas de la iglesia de San Pedro, en Viana; muy dañada en las Guerras Carlistas. Imagen de José Holguera (http://www.grabadoyestampa.com)


Cesar Borgia, nacido apenas treinta y dos años antes en Roma, abandonó el cardenalato (era obispo ya a los 16 años) impulsado por el ansia de forjarse un reino en Italia central. De 1.499 a 1.502 conquistó una importante franja en la península itálica y llegó a amenazar Florencia. Una enfermedad, la muerte de su padre y la elección de un papa rival de la familia Borgia fraguaron su ruina. El Gran Capitán le envió prisionero, en 1.504, a Medina del Campo. De allí se fugó a Navarra y murió en 1.507, peleando en Viana contra el Conde de Lerín, partidario de Castilla. El Borgia estaba casado con una hermana del rey navarro y ostentaba el cargo de Condestable del reino.

Ubicada sobre la cima de un cerro, en medio de tierra desarbolada, Viana conserva aire de centinela adormecido, vigilante de mundos solo existentes en el recuerdo.

Sus murallas ciñen un núcleo urbano en el que emerge la monumental iglesia de Santa María, construida en los siglos XIII y XIV. La torre y la magnífica portada renacentista fueron obra del XVI. El imponente retablo barroco es de un siglo más tarde.

También son de interés las ruinas de la iglesia de San Pedro. En la villa pervive un conjunto de viejas casas palaciegas, edificadas fundamentalmente entre los siglos XVI y XVIII, que reflejan una época de pujanza económica, preludio de la decadencia.

* Textos del libro El Camino de Santiago para Paganos y Escépticos

Ayuntamiento de Viana, Navarra. Imagen de José Holguera (http://www.grabadoyestampa.com)

Guías relacionadas

> > Volver a la guía de Pueblos con arte