Santoyo, Palencia (España).

Santoyo, pueblo de Palencia. España

Santoyo cuenta con un rollo de justicia, en el que se observan piezas de diversas épocas. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com) para Guiarte.com

Con algo más de 200 habitantes, Santoyo es una localidad de la comarca de Tierra de Campos, perteneciente a la provincia de Palencia.

El lugar ha padecido en el siglo XX una notable regresión poblacional, descendiendo de algo más de 1000 habitantes en el inicio del siglo XX a los 235 del año 2013 (fuente INE)

Esta población, a unos 35 kilómetros de la capital provincial y a medio camino entre Frómista y Astudillo, ocupa una zona ampliamente romanizada. De hecho subsisten restos de una villa romana que ha sido estudiada en el siglo XX, y en la que parece que hubo ocupación en tiempos romanos y visigodos.

Santoyo: iglesia parroquial dedicada a san Juan Bautista. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com) / Guiarte.com

El lugar sufrió las luchas del periodo árabe y tuvo su repoblación definitiva en el siglo X, promovida por los condes castellanos, que querían ubicar una plaza fuerte frente a la leonesa Támara. De su importancia da fe la pervivencia de algunos trozos de muralla.

Pero lo más destacado del lugar es su magnífica iglesia parroquial dedicada a san Juan Bautista, donde se ven orígenes románicos y continuación gótica, con magníficas columnas que se ramifican en la techumbre.

El templo tiene tres naves. El interior es magnífico, con su excelente estructura gótica, su bello órgano y sobre todo un extraordinario retablo renacentista en el que parece que intervino Juan de Juni, junto con otros discípulos de este notable maestro.

Tiene también el templo un buen portal plateresco, de artística decoración floral, y notablemente deteriorado por el paso del tiempo. La torre, románica, es también excelente.

Santoyo: iglesia parroquial. Detalle de la portada renacentista Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com) / Guiarte.com

También cuenta Santoyo con un rollo de justicia, en el que se observan piezas góticas, pero cuya heterogeneidad delata que se trata de una reconstrucción en la que se han empleado materiales de distinta procedencia. La decadencia del lugar permitió el destrozo de las murallas–de más de un kilómetro de perímetro, de las que quedan escasos restos, y del convento de Franciscanos cercano al lugar, destrozado tras la desamortización de Mendizábal. De él se conserva apenas un arco que es ahora la portada del cementerio del lugar.

Guías relacionadas

> > Volver a la guía de Pueblos con arte

Imágenes enviadas por los usuarios
Los usuarios de guiarte han enviado 3 fotos.