Santa Cruz de la Serós, Huesca (España).

Santa Cruz de la Serós, pueblo de Huesca. España
La monumental iglesia de Santa María. Foto guiarte. Copyright

En el ramal del Camino de Santiago que entra por Somport y Jaca para alcanzar el tronco general del Camino Francés en Navarra hay un punto importante y especialmente digno de conocer: el entorno de Santa Cruz de la Serós y San Juan de la Peña.


A unos quince kilómetros de Jaca, al oeste de ésta ciudad, se halla un enclave que en el medievo era altamente visitado por los peregrinos, en un bello entorno serrano: Santa Cruz de la Serós, que se presenta con aire medieval arracimada en torno a la iglesia del antiguo monasterio benedictino.

Muy cerca de ésta lugar está también el monasterio de San Juan de la Peña.

El monasterio de Santa Cruz fue impulsado por Sancho Garcés y Ramiro I de Aragón y en el vivieron varias hijas de éste. La iglesia, lo único que resta del monasterio de benedictinas, es imponente, con su torre notable y poderosa con aire de fortaleza.

El edificio es notable, románico, con planta de cruz latina, con tres ábsides. Tiene un retablo de finales del siglo XV y una interesante pila del agua bendita.

Lo más sorprendente de la construcción es una estancia, una especie de capilla cupulada y escondida, a la que se accede por una escalerilla, que parece ser una zona de ocultamiento ante las razzias medievales sarracenas, aunque no faltan otras interpretaciones.

También hay en el pueblo otra construcción de interés; San Caprasio, también del entorno del XII, una construcción románica de aire lombardo, cuyo exterior está decorado con arcos ciegos. Es pequeña y está restaurada. Tiene una nave de tres tramos. Formó en la antigüedad parte de otro monasterio.
El hermoso claustro de San Juan de la Peña. Foto guiarte. Copyright

Pero hay otra visita notable. Se recomienda al viajero hacer el trayecto a pie, subiendo por el sendero que surge cerca de la Iglesia de Santa María, en dirección a los monasterios de San Juan de la Peña.

Éste es uno de los recorridos más inolvidables que puede hacer amante del arte y la naturaleza, en el que se disfruta de las magníficas vistas sobre el valle recoleto de Santa Cruz y sobre los Pirineos. En invierno, con las montañas nevadas, es espectacular, en el resto del año subyugante.

Después de un trecho por riscos y bosque, aparece el viejo monasterio, cobijado bajo una roca. Sólo se ve cuando estamos al lado. Es una visión sorprendente.

Se trata de una comunidad antiquísima, destruida en tiempos de Almanzor y restablecida poco después. Los reyes de Aragón transformaron el lugar en centro espiritual del reino. Es el primer punto en el que se utilizó la liturgia romana, en España, sustituyendo a la visigótica, en 1.071.

Hay obra desde el siglo X al XV, destacando sendas iglesias y la capilla gótica de San Victoriano.

El claustro tiene un encanto especial: fue hecho en torno al siglo XII y reconstruido en épocas diversas, la última en mediados del XX. Es una estructura bella, cubierta por la mole rocosa. Los capiteles son interesantes, con escenas bíblicas.

La vista desde el lugar sobrecoge por la belleza y espiritualidad.

Cerca de aquí está el Nuevo Monasterio ruinoso; destruido por el abandono, la intemperie y los incendios. Sólo se mantiene relativamente bien la estructura de la iglesia. Es de un barroco tardío.

El lugar, una pequeña zona llana y boscosa, es excelente para el paseo.

Datos de interés:

Ayuntamiento de Santa Cruz de la Serós. Teléfono: 974-361974

Oficina de Turismo de Jaca Teléfono 974-360098

> > Volver a la guía de Pueblos con arte