San Millán, La Rioja (España).

San Millán, pueblo de La Rioja. España

Monasterio de Suso. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com) para guiarte.com

Muchos peregrinos que hacían el Camino de Santiago, después de pasar por Nájera no continuaron en dirección oeste sino hacia el sur, ascendiendo a la vera de la vigorosa corriente del Najerilla, para adentrarse luego hasta San Millán y Berceo, en tierra más escabrosa y arbolada.

En torno a San Millán(San Emiliano) se sitúan los monasterios de Suso y Yuso. San Millán nació en Berceo y vivió en el siglo VI por aquellos recónditos parajes, donde cobró, ya en vida, fama de santidad. Moraba en la zona del monasterio de Suso(arriba), situado en la parte alta de un valle lleno de robledales, brezos y retamas.

El monasterio de San Millán de Suso tiene el interés arquitectónico de ser un edificio religioso de repoblación, del siglo X, en el que se notan las influencias mozárabes y la existencia de un templo rupestre anterior. Degradado a la condición de corral de cabras después de la desamortización de Mendizábal, el lugar aún conserva ese halo de misterio y espiritualidad que envuelve a los monumentos bañados por la luz de la historia.

En la época medieval se les mostraba a los peregrinos una de las cavidades rupestres, por donde San Millán hizo regresar al demonio hacia el infierno. En realidad, lo más lógico es que aquellas breñas fueran desde los tiempos visigóticos refugio de anacoretas, y que en el medioevo, cuando salieron de la Hispania musulmana multitud de comunidades religiosas cristianas, llegaran del sur los constructores de la iglesia, en la que se aprecian claras influencias cordobesas en modillones y en el abovedamiento de arcos entrecruzados.
En medio del monte se halla esta joya medieval: el viejo monasterio de Suso. Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com) para guiarte.com

Hacia el 1.040, un monje de San Millán hizo una aclaración al margen de un texto, ya en castellano antiguo, en lugar del latín. Fue el primer chispazo escrito de una lengua de origen latino, con resonancias sonoras vascas, que habría de dar gloria a la literatura universal.

Muy cerca de allí, en Berceo, nació en el año 1.196 un muchacho, de nombre Gonzalo, educado en el monasterio, narrador de milagros y vidas de santos, autor de loas a la Virgen María, clérigo sencillo que dio a la misma lengua castellana vigor y solera.

El pequeño monasterio está cargado de sabor histórico. Se puede distinguir perfectamente la parte rupestre, donde estuvo enterrado San Millán; la construcción mozárabe, y la reconstrucción realizada en tiempos de Sancho III el Mayor, tras la devastación de Almanzor. Para entroncarle aún más con la leyenda, allí fueron enterrados hacia el año 960 los siete infantes de Lara.
Muy cerca del pequeño monasterio de Suso, en San Millán, está el de Yuso(de abajo)Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com) para guiarte.com

Para más gloria de San Millán, muy cerca del pequeño monasterio de Suso está el de Yuso(de abajo). Este surgió en el siglo XI, con el fin de albergar las reliquias del santo. La fábrica original, románica, fue sustituida por una inmensa mole del siglo XVII, llamada el Escorial de La Rioja por su austera monumentalidad herreriana, donde -entre otros elementos de interés- pervive una notable biblioteca, rica en documentación medieval.
Los monasterios de San Millán, de Yuso y de Suso, fueron incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1997.
Sacristía del monasterio de Yuso, en San Millán, Imagen de José Holguera (www.grabadoyestampa.com) para guiarte.com



Del libro, El Camino de Santiago para paganos y escépticos, de Tomás Alvarez

Guías relacionadas

> > Volver a la guía de Pueblos con arte