San Martín de la Vega, Madrid (España).

San Martín de la Vega, pueblo de Madrid, España
La Iglesia de La Natividad de Nuestra Señora data del segundo tercio del siglo XVI.

Al sureste de la Comunidad de Madrid, a 22 kilómetros de la capital por la carretera M-301 (Villaverde Bajo a San Martín de la Vega, por Perales del Río).

San Martín de la Vega está situado en el valle del río Jarama, y cuenta con una de las vegas más fértiles de la Comunidad de Madrid. Más del 80% de su término municipal está incluido en el ámbito del Parque Regional del Sureste, dado su alto interés ecológico y medioambiental.

El casco antiguo de la localidad se corresponde con la estructura de los pueblos castellanos ordenado en torno a un eje central constituido por la plaza en la que se ubica el Ayuntamiento. El interesante crecimiento de los últimos años ha determinado un nuevo planeamiento urbanístico más moderno.

Historia

Hay abundantes pruebas arqueológicas de que las vegas del Jarama y sus afluentes fueron pobladas por hombres del Paleolítico, Neolítico y Edad del Bronce. Pero es con la Segunda Edad del Hierro cuando entra San Martín de la Vega en la Protohistoria. Para las investigaciones referentes a este período, nuestro término municipal se encuentra en la zona de las "Cuencas Fluviales", en las que los poblados están situados sobre cerros cercanos a las cuencas de los ríos, aunque otras veces están en terrazas próximas a ellos. En esta zona, junto con los "castros", son frecuentes los "fondos de cabaña". Estas cabañas, como su propio nombre indica, estaban construidas con materiales perecederos (palos, ramas, cañas, etc.) que no se han conservado, quedando solamente para la posteridad los materiales que se habían ido acumulando en el fondo de las mismas.

Hoy día el Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid tiene delimitidas tres zonas arqueológicas, al comprobarse la existencia de numerosos yacimientos que abarcan edades que van desde el Paleolítico Inferior a la Edad del Hierro.

La romanización de estos territorios parece que se produjo en época relativamente temprana, si bien el proceso fue lento.

En uno de los cerros de la Marañosa se realizaron prospecciones arqueológicas. Magdalena Barril, que las publicó, encontró cerámicas pertenecientes a tres momentos de ocupación: Romano, Árabe y Cristiano Medieval.

Las excavaciones arqueológicas que se han venido realizando en los últimos dos años como consecuencia de las obras del Parque Temático, han puesto de manifiesto la existencia de numerosos yacimientos arqueológicos. Los más antiguos se remontan a la Edad del Bronce (entre el 1500 y el 2500 a.C) compuestos fundamentalmente por la existencia de fondos de cabaña. También han aparecido dos yacimientos de especial importancia de la época visigoda (siglo VI d.C) integrados por una necrópolis de más de 250 enterramientos (en la que han aparecido diversos objetos hebillas, puntas de flechas, etc.) y un poblado de la misma época.

Del período de ocupación árabe hay abundantes restos cerámicos. También deben ser de la época islámica las torres y atalayas de las que nos habla el documento de San Fernando del año 1239.

En cuanto al nombre del municipio, indicar que en el documento de San Fernando, de 1239, por el que se marcaban los límites entre Madrid y Segovia, era San Martín. Su denominación en el siglo XV pasó a ser San Martín de la Vega del Jarama, ya con categoría de Villa. Se desconoce el momento exacto en el que desapareció "del Jarama".

Imagen del valle del río Jarama donde se encuentra ubicado el pueblo de San Martín de la Vega.
Patrimonio

La Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, templo de planta rectangular con una sola nave, cabecera plana y capillas a los lados del crucero. El acceso principal lo tiene a los pies, y al lado izquierdo de esta puerta se levanta una torre de ladrillo de planta cuadrada, hito paisajístico en el valle. Data del segundo tercio del siglo XVI, si bien en el siglo XVIII se añadió la capilla situada a la derecha del crucero dedicada a la Virgen del Rosario. La Iglesia está declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento.

Casa-Palacio de Gózquez de Arriba. Está incluida en el sistema de conjuntos y elementos conexos con el Monasterio de El Escorial. Se encuentra situada a 5 km al noreste del casco, realizándose el acceso por la carretera M-301 de San Martín a Perales del Río y Madrid (por Villaverde Bajo). Se trata de una construcción agropecuaria, mandada edificar por Felipe II y cedida a los Jerónimos, junto con la finca en la que se emplazaba (con varios miles de hectáreas de superficie), para su explotación.

Tras la desamortización de Mendizábal en el siglo XIX pasó a propiedad particular, permaneciendo hasta hoy en manos privadas. Su esquema se ajusta al de las casas de labor de la zona; consta de cuatro alas que configuran un patio central muy amplio, abierto parcialmente por el este. El edificio principal se sitúa en el ala sur. Tiene un sótano integrado por importantes galerías, en las que se depositaban las tinajas para vino. El edificio está construido con aparejo toledano, es decir, con ladrillo y cajones de mampostería, apareciendo los huecos recercados con labrillo a sardinel, se cubre con teja curva sobre armadura de madera, quedando un espacio visitable bajo cubierta; un doble alero de ladrillo recorre toda la construcción. Los elementos más singulares se emplazan en el acceso al edificio principal, siendo estos la puerta de entrada con sillares almohadillados y dos escudos situados sobre ella, a ambos lados del balcón superior.

Zona de Reserva Integral. Incluye los cantiles y cortados de La Marañosa, con especial significación de sus valores fáunicos. En esta área también son de destacar las masas de repoblación de pinos halepensis situadas junto a los cortados de La Marañosa.

Zona de Reserva Natural. Incluye los márgenes del rio Jarama, las lagunas y humedales próximos a éstos. También forman parte de esta clasificación los cortados de Vallequillas, en los cuales se desarrollan formaciones de coscojar, matorral calizo y matorral gipsícola. Dentro de esta área también están los enclaves de repoblación de la Casa de Gózquez de Arriba y La Marañosa.

Dentro de este apartado hay que destacar la recuperación de una gravera, llevada a cabo hace unos 14 años, convirtiendo el espacio en un parque periurbano, con un gran lago natural en el que anidan y descansan en los flujos migratorios un importante número de especies de aves acuáticas. La denominación del parque es "Tierno Galván".

Lugares destacables

El parque temático de la Warner Bros.

Los cantiles y el cortado de la Marañosa (por su valor medioambiental).

Festividades

Se celebran entre los días 24 al 30 de abril en honor a San Marcos Evangelista (día 25 de abril), y cuentan con un amplio abanico de ofertas de ocio y entretenimiento. Son muy conocidos en la zona los encierros y la suelta nocturna de vacas. Hoy, estamos en condiciones de asegurar que el origen de la fiesta tuvo lugar en el año 1483 y sabemos, además, en qué condiciones.

En efecto, un documento de principios del siglo XVIII nos dice que la Justicia y Regimiento (así llamaban por entonces a la Corporación Municipal) de esta villa, escribió al Rey haciéndole relación de "que a causa de la plaga de langosta que había experimentado esta villa en sus términos, se había hecho voto en el año 1483 al glorioso San Marcos Evangelista, de hacerle fiesta en su día de cada año y de comer de vigilia el mismo día y hacer una procesión alrededor de los muros de esta villa, llevando todo

> > Volver a la guía de Pueblos con arte