San José, Almería (España).

San José, en la costa sureste almeriense, dentro del Parque Natural Níjar-Cabo de Gata, es una bella población de aire turístico y mediterráneo.
San José, con su blanco caserío, en torno a la bahía. Foto Guiarte Copyright

La población, que surgió en torno a una pequeña ensenada donde en los siglos pasados había unas pequeñas casas de pescadores, está ubicada en la llamada bahía de San José, entre sendos cerros de flora desértica: Cerro Enmedio y Cerro de Cala Higuera. Pertenece al ayuntamiento de Níjar. Tiene (2006) unos ochocientos habitantes, aunque en verano alcanza una cifra muchísimo mayor, lo que origina problemas de abastecimiento de aguas.

Por suerte, su desarrollo poblacional ha sido relativamente controlado: hay excesiva aglomeración de edificaciones pero éstas son de poca altura, lo que ha permitido una cierta dignidad y coherencia con un parque en el que lo más destacado es su naturaleza virgen. Es en realidad el núcleo turístico por excelencia del Parque Natural, y en el mismo hay diversos establecimientos de hotelería y restauración, así como un pequeño puerto deportivo.

Al sur de San José y hasta el Cabo de Gata hay un espacio natural magnífico, muy bien conservado, en parte merced a las presiones ecologistas que han controlado la construcción de carreteras por la zona.

Playa de Mónsul, bella y desértica. Foto Guiarte Copyright

En esta parte se hallan sendas playas de gran belleza: Los Genoveses y El Mónsul. Ambas son interesantes por el paisaje y las estructuras geológicas.

Salvo en el periodo estival, se hallan casi desérticas, lo que es un lujo absolutamente inesperado en el Mediterráneo europeo. En su entorno crece una vegetación que nos recuerda el norte de África. Esta flora desértica, en la que abundan palmitos, azufaifos, espartos, agaves y chumberas, tiene también diversos endemismos.

Sorprende la azuleidad del agua con ese paisaje austero, seco. Muy interesante la zona por su interés marinero. El Parque es el primero terrestre-marítimo de Andalucía. Fue creado en 1987 y engloba unos 60 kilómetros de costa, bastante bien conservados, en general.

En el entorno del Cabo de Gata confluyen masas de agua del Atlántico y del Mediterráneo, Lo que origina una variada fauna y flora marina. Por aquí están las praderas de Posidonia (alga marina) mejor conservadas del Mediterráneo español.

Guías relacionadas

> > Volver a la guía de Pueblos con arte