San Cebrián de Mazote, Valladolid (España).

San Cebrián de Mazote es un pequeño lugar del oeste de la provincia de Valladolid, ubicado a unos cinco kilómetros de la A-6, cerca de Mota del Marqués.
Exterior del templo de San Cebrian de Mazote. Foto Guiarte Copyright

Por Tomás Alvarez
San Cebrián, con poco más de cien habitantes, se halla en un hermoso vallecillo, entre oteros cubiertos de pinares, dominando las laderas de cereales.

Merece la pena abandonar la ruta, para entrar a este remanso de paz. La localidad es sumamente importante porque posee uno de los mejores templos construidos por los mozárabes en el Reino de León.

La imagen del exterior es magnífica. Viendo la iglesia desde el ábside, se aprecia la monumentalidad, que nos recuerda modelos del arte asturiano. Pero la gran sorpresa surge cuando el viajero se asoma al interior.

Paisaje en San Cebrian de Mazote. Foto Guiarte Copyright

El templo es básicamente del siglo X, con tres naves y triple cabecera (30 metros de largo y 14 de ancho). La capilla central tiene planta de arco de herradura, pero a los pies del templo hay otra similar, algo mayor, un modelo que nos recuerda al de Santiago de Peñalba(León).

El templo cuenta, asimismo, con un transepto, cuyos extremos se cierran en semicírculo. Sobre el crucero se alza una vigorosa linterna.

Las naves están separadas por columnas redondas de variada tipología y material, sobre las que se elevan arcos de herradura. Se detecta por los terminados y los materiales, que hay allí elementos de procedencia diversa, tal vez romana, visigoda y posterior.

Relieve en la iglesia de San Cebrian de Mazote. Foto Guiarte Copyright

La altura de la nave central (11 metros) es aproximadamente el doble que las laterales, y permite una buena entrada de luz al interior, lo que hace que el templo sea relativamente luminoso.

En la nave, la cobertura es de madera. En el resto hay bóvedas de arista y gallonadas.

Parece ser que hacia el año 900, monjes mozárabes oriundos de Córdoba se ubicaron aquí y que luego algunos de ellos marcharon más al noroeste, para establecerse en San Martín de Castañeda (Zamora), según se deduce de un texto del rey leonés Ordoño III, dado el año 952 al monasterio de San Martín de Castañeda.

El monasterio debió continuar activo después de esta fecha. Según Vicente Lampérez, arquitecto e historiador del arte español de inicios del siglo XX, miembro de la Real Academia de la Historia “a esta casa monástica se refiere, sin duda ninguna, la mención “inter sanctum Cyprianum de Mozoth et Castromonte”, que contiene el documento confirmatorio de la fundación del monasterio de la Espina, hecha por la piadosa infanta Doña Sancha, otorgado por el emperador Alfonso VII á 6 de Abril de 1149, puesto qué el lugar donde se levantó la mansión cisterciense está entre los dos pueblos citados en el documento”.

Interior del templo. Foto Guiarte Copyright

El historiador señala otras menciones de San Cebrián de Mazote: “La historia general dice que fue el primer lugar de León que reconoció como rey á Fernando III, á la muerte de su padre el noveno Alfonso, en 1230, antes de la solemne coronación en Toro: en el «Becerro» mandado formar por D. Pedro I de Castilla, consta que era pueblo perteneciente al Señorío de las Dueñas, convento en él fundado por la poderosa familia de Meneses; y, en fin, según Lafuente, San Cebrián de Mazóte sirvió de residencia á Bárbara de Blomberg, cuando, ya viuda, vino á España por voluntad de su hijo D. Juan de Austria”.

El texto citado corresponde al informa que demanda la declaración de monumento nacional para esta iglesia, desconocida para el mundo del arte hasta 1902.

Si después de estos comentarios, el lector aún estuviera con la duda de abandonar la autopista, le daré una pista adicional. A ocho kilómetros del lugar, en un paisaje similar, está el monasterio de la Santa Espina.

La iglesia de la Santa Espina es magnífica, y en ella hay básicamente elementos góticos y renacentistas... pero la joya es la sala capitular, en la que reluce el más puro diseño cisterciense, armónico, austero y sumamente bello.

> > Volver a la guía de Pueblos con arte