Rodalquilar, Almería (España).

Pequeño pueblo del municipio de Níjar, en la costa sureste almeriense, enclavado en el entorno del Parque Natural de Nijar-Cabo de Gata. Un ámbito de interés turístico, botánico y geológico.
Surgió un poblado en esta zona en el siglo XVI, cuando se explotaban los alumbres. A partir de los años 30 del siglo XX se sistematizó la extracción de oro. La fase más expansiva del lugar fue desde ese tiempo hasta 1966, fecha en que se cerró la mina por el bajo contenido aurífero, que la hacía no rentable.

El cierre de las explotaciones hizo que en apenas un año, la población de Rodalquilar descendiese desde unas 1400 personas a unas setenta.

Castillo Nazarí, en las inmediaciones de El Playazo. Foto Guiarte Copyright

Rodalquilar está ubicado en un cono volcánico. Aunque la gente habla del "valle" de Rodalquilar, en realidad se trata de un cráter, cuya única abertura conduce al mar.

Aparte de su interés geológico y minero, posee unas buenas playas, en especial la de El Playazo (por donde sale al mer el "valle" o cráter de Rodalquilar), tenida como una de las mejores del Parque Natural.

Entre los atractivos que hay que visitar se hallan los restos de la explotación minera y un pequeño jardín botánico, excelente para conocer la flora de la zona.

Otros puntos de interés son los elementos defensivos. Cerca de El Playazo está un castillo de época Nazarí, originario del XIII. Más adelante, a la izquierda de esta playa se halla el de San Ramón, del XVIII.

El Cortijo del Fraile, donde ocurrió el crimen que inspiró Bodas de Sangre a García Lorca. Foto Guiarte Copyright

El poblado minero, abandonado en el 66, está siendo rehabilitado en parte por la Junta de Andalucía, con objeto de dotar al lugar de infraestructuras de gestión del entorno y explicación de la actividad minera de la zona.

Entre Rodalquilar y Albaricoques hay un camino de tierra, practicable para vehículos normales, que permite contemplar las explotaciones y conocer los aspectos geológicos y botánicos. Azufaifos, palmitos, agaves y esparto, son algunas de las especies de la flora local.

Este camino pasa muy cerca del llamado "cortijo del Fraile", del XIX, que es el lugar donde ocurrió en 1928 el llamado "Crimen de Níjar", que inspiró a García Lorca sus "Bodas de Sangre". Una lástima que éste establecimiento agrario esté en un abandono absoluto, muy próximo a su ruina total.

La localidad de Rodalquilar, de escaso número de habitantes, en torno al centenar, tiene diversos alojamientos rurales y servicios.

Guías relacionadas

> > Volver a la guía de Pueblos con arte