Mende, Languedoc Roussillon (Francia).

Mende, pueblo de Languedoc Roussillon. Francia
Las flechas de la catedral emergen en el cielo de Mende, en el extremo norte de la región de Languedoc. Fotografía guiarte. Copyright

La pequeña ciudad de Mende, unos 11.000 habitantes, está en el sur del Macizo Central francés, en una zona bastante poco poblada. Es cabeza del departamento de la Lozère, ocupando una posición media en el mismo, en una zona relativamente abrupta.

Fue una pequeña población romana que prosperó sobre todo en el medievo, como capital del territorio de Gévaudan. De aquella época es su magnífica catedral gótica, cuya torre más elevada alcanza los 84 metros de altura.

La ciudad sufrió duramente las guerra religiosas, fue saqueda y cayó durante dos años en poder de los Hugonotes. Decayó progresivamente por su cualidad de centro apartado y mal comunicado, aunque en el siglo XIX aún tenía una activa industria textil.

La villa tiene ahora una vida vinculada a su cualidad de centro administrativo, así como alguna otra actividad centrada en el turismo, la industria y la riqueza forestal de la zona

Mende es la perfectura más pequeña de Francia; urbe tranquila, en la que perduran tambien algunas contrucciones con sabor histórico, como el puente del siglo XIII, que servía para salvar la corriente del río Lot, algunas casas de entramados de madera y un bello palacio episcopal (la sede actual de la Prefectura)

Es buena zona para el cicloturismo y el paseo por bellos campos, tiene instalaciones diversas para actividades deportivas. Está cerca de la autopista de París-Clermont-Ferrant-Montpellier.

Mende es un bello punto de partida para disfrutar de una zona de bastante riqueza paisajística, en la que cabe citar las Gargantas del Tarn y Les Cévenes.

Oficina de Turismo: 14 boulevard Henri Bourillon 48000 Mende. Teléfono 04 66 65 02 69

> > Volver a la guía de Pueblos con arte