El Toboso, Toledo (España).

El Toboso, pueblo de Toledo, España
La magnífica plaza de El Toboso, patria de Dulcinea. Guiarte.com

Desde Campo de Criptana surge una carretera que va en dirección hacia el norte, que nos permitirá llegar a otro pueblo mítico: El Toboso.

En el medio del camino, el viajero se sorprenderá al pasar ante una inmensa granja de avestruces, que lejos de llevarnos el pensamiento hacia los días de Cervantes nos lleva a los ámbitos centroafricanos.

Pero al fondo, El Toboso es un lugar de mucho encanto, no sólo por ser un lugar cuidado, sino –sobre todo- por ser la cuna de Aldonza Lorenzo, la “princesa Dulcinea del Toboso”.

Don Quijote pensó que un caballero sin amor era como un árbol sin fruto o un cuerpo sin alma. Según el relato, en un lugar cerca del suyo hubo una mujer, Aldonza Lorenzo, de quien él un tiempo estuvo enamorado. La llamó "Dulcinea del Toboso", señora de sus pensamientos.

Según la tradición, en este lugar habitó Dulcinea. Guiarte.com

La patria de Dulcinea, apenas tiene ahora unos 2.000 habitantes. En ella el viajero verá la casa de Dulcinea, que para los lugareños es el lugar donde habitó la princesa de los sueños del loco caballero.

Se trata de un noble edificio del siglo XVI, que alberga un museo de carácter etnográfico.

En las cercanías está el convento de las trinitarias, de sencilla y austera arquitectura herreriana. También está próximo el de las franciscanas, con aire recoleto. En la magnífica plaza un Don Quijote metálico se humilla en amores ante la princesa local.

Está bien cuidada la plaza, con bellos edificio, entre ellos un museo cervantino, y con la poderosa iglesia parroquial de San Antonio Abad. Del siglo XVI, y de notable grandeza.

El pueblo está cuidado, y agrada la blancura encalada de sus casas.

El enamorado Don Quijote ante Dulcinea, en versión moderna, en El Toboso. Guiarte.com

Siguiendo en dirección oeste, a unos doce kilómetros podemos llegar a Mota del Cuervo, donde nos encontraremos con otro buen conjunto de molinos, en un cerro dominante, a la manera de los de Consuegra o Campo de Criptana.

En Mota hay una gran tradición alfarera, en la que eran las mujeres las artesanas, las cantareras. En lo que respecta a la arquitectura, lo más destacado es la iglesia parroquial de San Miguel, construida entre el XV y el XVII. De fuerte torre y sendas portadas.

El Toboso

Ayuntamiento. Oficina de Desarrollo Local y Turismo. C/ Daoiz y Velarde, 3.Teléfono 925 56 82 26

http://www.eltoboso.org/index.htm

Un apacible rincón del bello pueblo inmortalizado por Cervantes. Imagen de guiarte.com. Copyright.

Guías relacionadas

> > Volver a la guía de Pueblos con arte