Benicasim, Castellón (España).

Benicasim, pueblo de Castellón, España
La magnífica playa de Benicasim. Foto cedida por el Instituto Valenciano de Turismo
Benicassim, o Benicasim, es la capital turística de la provincia de Castellón, España; una población de apenas unos miles de habitantes que se transforma en una gran urbe durante la época estival.

Está asentada en un bello rincón, a la orilla del mar, y a su espalda se halla una sierra agreste y agradable, en medio de la cual está el llamado Desierto de la Palmas, desde el que se tienen magníficas vistas sobre Benicasim y la Plana de Castellón, e incluso de las Islas Columbretes, cuando la visibilidad es muy buena.

Aunque en el entorno hay abundantes muestras de culturas prehistóricas, el nombre de la población denota un origen árabe. En la sierra que está detrás del lugar abundan restos de asentamientos antiguos y medievales, pero desde el siglo XVI la población se asentó ya en la parte llana cercana al mar, donde está ahora.

En Benicasim se pueden practicar deportes náuticos y hay escuela de vela.

A finales del XIX empezó el lugar a gozar de un progreso turístico. La burguesía valenciana y castellonense edificó lujosas villas a la orilla del mar. Ese desarrollo turístico ha continuado, aunque apuntando hacia una explotación de mediana calidad y ambiente tranquilo.

Como elementos atractivo cabe destacar en primer lugar al Desierto de Las Palmas, monasterio de Carmelitas que ocupa desde el siglo XVII un paraje bellísimo.

Cerca de las recoletas dependencias actuales existen las ruinas del primer establecimiento, arruinado en un terremoto. Todo el entorno del Desierto de las Palmas es un enclave biológico interesante, y permite el gozo estético de los paseantes.

En el plano de los monumentos de Benicasim, es también excelente la iglesia parroquial de Santo Tomás de Villanueva, del siglo XVII.

Sin embargo, lo que más nombre ha dado al lugar son las playas, de fina arena, que se extienden a lo largo del término municipal, y cuya calidad viene refrendada por las Banderas Azules.

Durante el verano tiene ciertos atractivos culturales, especialmente el certamen Internacional de Guitarra Francisco Tárrega y el Festival Internacional de Benicasim, el FIB.

> > Volver a la guía de Pueblos con arte