Ares del Maestre, Castellón (España).

Ares del Maestre, pueblo de Castellón, España
Ares del Maestre ocupa un lugar estratégico. Foto cedida por la Agencia Valenciana de Turismo.
El Maestrazgo es una zona que comparten Castellón y Teruel, donde existen una serie de pueblos de cierta belleza, que guardan viejos palacios e iglesias de un tiempo más benévolo con estas tierras. En estos pueblos, la construcción es generalmente de piedra del terreno, por lo que -pese a la decadencia- aún perviven interesantes casonas.

En el Maestrazgo de Castellón, montes y valles alternan con muelas y altiplanos. Todo en este paisaje muestra sequedad y erosión, salvo cuando el monte arbustivo coloniza las laderas. Este panorama no es propicio para grandes extensiones de explotaciones agrícolas, por lo que tradicionalmente la población ha tenido dos sistemas de ubicación: el pueblo –centro económico y cultural- y el mas vivienda diseminada para aprovechar el pastoreo y, en general, el mejor aprovechamiento de la dura tierra.

Ares del Maestre es uno de los típicos pueblos de esta tierra, arracimado a la vera de una muela, y a 1200 metros de altitud, ocupando una auténtica fortaleza, que coronan los restos de un castillo.

Cuando se avanza desde la carretera de Albocácer y se divisa el pueblo, éste aparece mayestático en lo alto de la montaña, casi tocando el cielo. Luego, desde el pueblo la visión del entorno también es grandiosa.

Es una zona de notable vida desde tiempos inmemoriales. En el barranco de la Gasulla está la famosa cueva Remigia, con escenas prehistóricas de caza.

Tras la dominación romana, los árabes construyeron un castillo en este enclave estratégico que controlaba un camino transversal hacia la costa y otro que bajaba desde el norte, por Morella, en dirección a Valencia.

La ciudadela fue conquistada a los árabes por Alfonso II en 1170; Pedro II de Aragón, en 1213 otrogó una Carta Puebla a los moradores, y en 1294 Jaime II cedió todo a la orden del Temple, más tarde reemplazada por la de Montesa.

Ares, en la guerra de Sucesión española apostó por los Austrias y fue arrasada. También dio cobijo a Cabrera, durante el conflicto Carlista... Y durante la última guerra civil sufrió bombardeos que arruinaron lo que quedaba del castillo y su hermoso entorno.

Perdura la sencillez de sus casas; aún hay alguna lápida latina; unas arcadas que rememoran los mercados góticos y una magnífica iglesia, del XVII, de piedra amarilla, con una portada airosa en la que destacan sus columnas salomónicas.

Apenas quedan unos centenares de habitantes, pero el lugar es acogedor y merece la pena conocerlo.

> > Volver a la guía de Pueblos con arte