Qué ver en Poitiers

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Poitiers

Un patrimonio acorde con su pasado

En consecuencia con su vigor histórico, Poitiers alberga aún algunas muestras de arte de elevada calidad.


Interior de San Hilario, en Poitiers. Foto guiarte. Copyright

Destaca sobremanera la suntuosa portada de la Iglesia de Notre-Dame-la-Grande, románica, de una bellísima piedra de tonos claros, recientemente restaurada.

Pero a lo largo de la ciudad se pueden hallar otros elementos de alto valor histórico o artístico, entre los que destacan la iglesia de San Hilario, la catedral y el antiguo baptisterio.

Pero también destaca en otros aspectos patrimoniales, como en el apartado organístico. La ciudad es una de las urbes francesas con más órganos de gran valor: cinco de prestigio internacional. El órgano Clicquot de Saint-Pierre, la Catedral es el más prestigioso. Se califica como Monumento Histórico y es del siglo XVIII. Otro muy notable es el de Saint-Hilaire.

Además, A 10 kilómetros de Poitiers está el Futuroscope, un parque moderno de gran atractivo para quienes aman las tecnologías y la innovación.

 

Notre-Dame-la-Grande

Casi en el centro geográfico de la vieja ciudad de Poitiers se halla la iglesia de Notre-Dame, de 1140, de un románico notable y vigoroso, cuya estampa es la más típica de la ciudad.


Arcada en la fachada principal de Notre Dame, en Poitiers. Foto guiarte. Copyright

Lo más destacado es su fachada principal, que recuerda un arco de triunfo romano, con tres arcadas. Sobre estas hay otros dos pisos que abrazan la ventana central. Todo el trabajo tiene una estatuaria de calidad.

El bello conjunto se corona con un frontón con mandorla, enmarcado todo por sendas torrecillas circulares rematadas en airosas cúpulas.
La blanquísima piedra realza el vigor de los trazos románico de Notre Dame, en Poitiers. Guiarte.com

El templo, calificado ahora como colegiata, fue consagrado en 1086 por el que luego sería papa con el nombre de Urbano II..

Saint-Hilare-le-Grand de Poitiers

San Hilario fue el gran evangelizador de las Galias, allá por el siglo IV.


Ábside de San Hilario, en Poitires. Imagen www.poitiers-turismo.com

Hilario, obispo de Poitiers (315-367) fue maestro y compañero de san Martín. Destacó como escritor y teólogo cristiano, y defensor de la ortodoxia, frente a los arrianos y Sabelianos.

En la necrópolis romana donde se enterró a san Hilario, se celebraron cultos cristianos desde la antiguedad. El propio Hilario impulsó la construcción de un oratorio allí en memoria de mártires romanos. En el lugar hubo diversas iglesias. La actual tiene buena parte de los siglos X, XI y XII, junto con obra y reconstrucción posterior.

El interior tiene grandiosidad. Con un notable desnivel entre la zona del presbiterio y el resto del edificio, y una gran profusión de columnas. Pese a ser románico, asombra el poderío del edificio y la relativa luminosidad.

Para permitir una sólida cubierta de piedra se estrecharon las naves y se aumentó su número. Una amplia estructura de columnas sostiene bóvedas y cúpulas. Así surge un interior curioso, con un presbiterio –sobre la tumba de san Hilario- realzado por la altura, y una apabullante perspectiva de columnas.

Rejas del siglo XII y pinturas románicas dan aún más interés al edificio.

Pese a su magnífica estructura cabe señalar que el edificio original era aún más grande. Durante la Revolución Francesa quedó destruido en gran parte y se reconstruyó con un tamaño menor.

La catedral

La catedral de Saint-Pierre se halla en una cota más baja del promontorio sobre el que se ubica la vieja Poitiers, pero aún así su tamaño hace que aparente como la iglesia más imponente de la ciudad.


La catedral de Poitiers es el mayor templo de la ciudad. Guiarte

El edificio, dedicado a los santos Pedro y Pablo, es de estilo gótico, básicamente de los siglos XII y XIII, y cuenta con una interesante fachada, del siglo XIII, en la que destacan dos sólidas y poderosas torres, que dominan el entorno urbano.

Este gran templo es la sede del arzobispado de Poitiers, una diócesis con gran vigor desde la época romana. Su gran tamaño lo hace visible desde la lejanía de la ciudad.

En el exterior llama la atención su portada, con una magnífica arcada triple y clara influencia de modelos góticos del norte del país. En el interior destaca su estructura de tres naves de igual altura.
Portada de la catedral de Poitiers, recientemente restaurada. © OT Poitiers/Gauthier Fleur

También destaca en el interior su sillería, del siglo XIII y algunas excelentes vidrieras de los siglos XII y XIII, la más famosa de las cuales es la de la Crucifixión.

Otro elemento famoso es el órgano, del siglo XVIII, de F.H. Clicquot.
 

Baptisterio de Saint-Jean.

Es el edificio cristiano más viejo de Francia y se halla en las inmediaciones del templo catedralicio de Poitiers.


El batisterio de Poitiers, uno de los monumentos cristianos más antiguo de Occidente. Guiarte.com

Su parte más primitiva, nártex y sala bautismal, pertenecen básicamente a la época gala, siglo IV. El nártex, poligonal, fue restaurado en el X.

La sala bautismal tiene la pila octogonal donde antaño de bautizaba a los cristianos por inmersión. Fue la única pila bautismal de Poitiers hasta el siglo XVII. También hay en el edificio una buena serie de pinturas murales románicas y góticas.

El origen del edificio se vincula a la época de San Hilario, evangelizador de las Galias.

Otros aspectos de interés en Poitiers

La ciudad conserva algunos otros puntos de interés, entre ellos el viejo Palacio de Justicia, siglos XII al XIV, antigua residencia nobiliaria y uno de los edificios destacables del gótico civil.


Portada de la iglesia de Santa Radegunda. Imagen www.poitiers-turismo.com

La Iglesia de Saint Porchaire es de época carolingia, aunque apenas perviven restos de su fundación. El campanario es románico, y el interior es básicamente del XVI, un gran pabellón rectangular, dividido por una fila de columnas, como algunas iglesias de las órdenes mendicantes. El santo fue en el siglo VI abad de Saint Hilare le Grand de Poitiers.

La iglesia de Santa Radegunda, es del siglo XI y XV y alberga la tumba de esta prestigiosa santa, cuyos restos, durante mucho tiempo, han sido centro de peregrinación. la santa fue esposa del rey Clotario I y fundadora en Poitiers de la primera abadía femenina existente el Las Galias, dedicada a la Santa Cruz.

De la abadía de San Benito, fundada en el siglo VII por San Achard, al sur de la ciudad, restan una iglesia, San Andrés, y parte de los edificios conventuales.

Poitiers tiene otros valiosos edificios de distintas épocas, como la sede municipal. Guiarte. com

La ciudad de Poitiers conserva algunos otros edificios civiles de interés, entre ellos el viejo Palacio de Justicia, siglos XII al XIV, antigua residencia nobiliaria y uno de los edificios destacables del gótico civil. Además, conserva otros valiosos edificios de distintas épocas, como la sede municipal.

Cabe también citar al Museo de Sainte-Croix, con arqueología, pintura y escultura; muy vinculado a la historia del Poitou, y al Parque de Blossac, pulmón verde de la ciudad, dominando el valle del Clain; el Jardín Botánico, y el paseo a lo largo del río.

Futuroscope de Poitiers, vista aérea. (C) Atout France/R-Cast

Finalmente mencionaremos al Futuroscope, complejo dedicado a la imagen y las nuevas tecnologías, en el norte de la ciudad, con pabellones donde se muestran innovaciones y espectáculos relativos al mundo de la comunicación. Es un polo de atracción que da Poitiers una dimensión lúdica.


Volver a la Guía de Poitiers