Qué ver en Londres, tradición y vanguardia

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Londres, tradición y vanguardia

Mil caras de Londres

Londres tiene muchas caras distintas: una sorprendente riqueza museística; barrios con acusada personalidad; un río caudaloso, íntimamente ligado a la historia de la urbe...

la atractiva imagen de las cabinas telefónicas, en el entorno de la catedral de San Pablo. guiarte.com. Copyright

En cuanto a riqueza de edificaciones –sin embargo- no tiene un patrimonio tan notable como Roma o París, por ejemplo. En ello han influido los desastres que ha padecido a lo largo de la historia.

La ciudad tiene multitud de espacios verdes sumemente agradables. guiarte.com. Copyright

Hay un Londres “Político” en torno al lugar donde antaño se levantaba el Whitehall, cuyo nombre se conserva en una gran avenida; hay un Londres “Real”, vinculado a los palacios de la monarquía; hay un Londres “Financiero”; un Londres de la ribera del Támesis, un Londres de la cultura...

Guiarte.com te conducirá por los principales puntos de ese Londres, con la conciencia de que en tu propio deambular encontrarás calles repletas de sabor, comercios excelentes para hacer mercado, gentes de diferentes culturas, restaurantes para todos los gustos.

Es cierto que allí se habla inglés –muchas veces con un acento propio difícilmente entendible por los que hablan un inglés clásico- pero seguro que encontrarás multitud de gente que domina el español... o el chino. Es una ciudad multicultural.

Abadía de Westminster

En esta Abadía de Londres se coronaron numerosos reyes ingleses, es panteón real y el mejor ejemplo de la edificación religiosa medieval londinense.

Fachada oeste de la abadía. guiarte.com. Copyright

El templo tiene origen en las obras de remozamiento de la abadía benedictina, iniciadas hacia 1245. cuando reinaba Enrique III, Pero las obras son de diversas épocas, como las de las torres de la fachada oeste, construidas entre 1734 y 1745.

Puerta norte de la abadía. guiarte.com. Copyright

La nave central sorprende por su estrechez, pero es esbelta. En la capilla de San Eduardo se pueden ver numerosas tumbas medievales.

Cerca, la capilla de Enrique II, de inicios del XVI, es una pequeña catedral, donde destaca su magnífico techo. Claustros, de época gótica y una bella sala octogonal del siglo XIII, la sala Capitular, también son de interés.

La fiebre “rosa” de las televisiones también ha incidido en este monumento, conocido mundialmente por la transmisión televisada del funeral de la princesa Diana de Gales. Desde aquel día los visitantes se incrementaron en un 300 por ciento, según datos oficiales.

Pero además de enterramiento reales hay otros famosos. Es conocido el “rincón de los poetas”, crucero derecho, donde hay tumbas de escritores como Chaucer, Dickens y Kipling. También están en la abadía otros notables enterrados, como Ligvinstone, Newton y Charles Darwin.

El Parlamento de Londres

En el lugar –antaño una isla- estaba ya un palacio desde el siglo XI, engrandecido luego y destruido por un incendio en 1513. Enrique VIII no intentó reconstruirlo, sino que se alojó en el nuevo edificio de Whitehall.

La popular torre del Big Ben. guiarte.com. Copyright

Entre las ruinas quedaba en pie la capilla del palacio, y allí se instalaron los Comunes en 1547. Nuevos arreglos... y un nuevo incendio en 1834. Nueva reconstrucción, esta vez con gusto neogótico.

Otra imagen de la inmensa sede parlamentaria. guiarte.com. Copyright

Llamado también “Casas del Parlamento” es éste un centro político, casi una ciudad, donde están las cámaras de Lores y Comunes. Carles Barry fue el autor del proyecto actual que engloba algunas estancias salvadas de los incendios anteriores.

Es un gran edificio de aire horizontal en el que destacan varias torres. La más popular la del Big Ben, la enorme campana que marca el transcurrir del tiempo londinense.

Entre los elementos más destacados del conjunto está el Westminster Hall, un amplio espacio original que data del siglo XI, y que conserva el artesonado del XV.

Muy cerca del edificio está otro pequeño vestigio del antiguo palacio, la Jewel Tower, donde se guardaban joyas de la corona.

Tate Gallery

No lejos del centro político de Westminster se halla la Tate Gallery, que debe su nombre al mecenas Henry Tate, donde hay un magnifico conjunto pictórico.

Las obras de Turner son estrellas de la Tate.

La Tate, en Millbank, al lado de la ribera del Támesis, tiene magníficas obras de los últimos siglos, destacando tal vez las de Turner. También allí se pueden ver trabajos de Gainsborough, Constable, William Blake, etc.

No confundir con la Tate Modern, el importante museo de arte moderno del Reino Unido, ubicado en una antigua central eléctrica, que tiene obra de los artistas del siglo XX, entre ellos Picasso, Warhol, Lichtenstein y Dalí.  

Trafalgar Square

Ésta es una animada zona de Londres, donde abundan los cines y restaurantes. Suela tener buena movida y cierta vida nocturna.

La iglesia de St Martín-in-the-Fields. guiarte.com. Copyright

La plaza de trafalgar, frecuentada tanto por turistas como por palomas, contiene la columna de Nelson, en recuerdo a la batalla de Trafalgar, en la que éste almirante derrotó a una escuadra hispano-francesa mucho más potente pero peor dirigida.

Domina esta plaza irregular el edificio de la National Gallery, y en una esquina aparece la iglesia de St Martín-in-the-Fields, una excelente obra de aire neoclásico de James Gibss

Hay algún punto curioso en el entorno, como Chinatown, con restaurantes y tiendas orientales o el Admiralty Arch, de inicios del XX.

El leon vigila la plaza de Trafalgar. al fondo la National Gallery. guiarte.com. Copyright

Soho, Bloombury
Cerca de la plaza de Trafalgar se halla el popular Soho, barrio de origen francés, alimentado primero por las emigraciones de hugonotes y luego de contrarrevolucionarios y monárquicos.

No tiene nada especial, salvo una leyenda de misterio y vida oculta. En realidad es una zona multiétnica con aire mitad provinciano mitad desarraigado. Mozart o Marx vivieron aquí. Más que salas de fiesta y lugares de novela, el viajero hallará restaurantes de diversas especies, cabarets de mala muerte y cafés de mediana o escasa prestancia.

Bloombury, algo más al norte, es una zona distinta, universitaria, de residencias estudiantiles y centros museísticos. Reina en esta parte de Londres el Museo Británico.

National Gallery de Londres

William Wilkins es el autor de este edificio de estilo neoclásico, construido en la primera mitad del XIX, ante la plaza de Trafalgar,

En él se encuentra albergada la magnífica pinacoteca nacional, con obra que va desde los artistas del siglo XII a la modernidad.

El edificio ha sido ensanchado a lo largo del tiempo para permitir la exposición, que se presenta con un orden cronológico.

Para dar una idea de la calidad de este centro, basta citar algunas obras: La Venus del espejo, de Velázquez; El matrimonio Arnolfini, de Jan van Eyck, o los embajadores, de Hans Holbein.

También tiene obras de Leonardo, Rafael, Rembrandt, Goya, Turner... Otra maravilla londinense.

El edificio de la National Gallery, de estilo neoclásico. guiarte.com. Copyright

Buckingham Palace

Desde Trafalgar a Buckingham está el Mall, una notable vía londinense que fue paseo de aristócratas y adinerados en los tiempos de la restauración de la urbe tras el incendio de 1660. Hoy no tiene tal atractivo.

Buckingham es la residencia del soberano inglés desde la época victoriana. Era en origen un palacio edificado en el XVIII por un noble, un duque de Buckingham, y adquirido por Jorge III. Desde entonces se han sucedido las innovaciones y ampliaciones, buena parte de ellas para empeorar la calidad estética del inmueble.

No se visita el lugar; una bandera británica ondea sobre esta construcción en la que los visitantes sólo ven la fachada y –más importante- el relevo de la guardia.

St James

Cerca está el palacio de St. James, originario del siglo XVI. Fue leprosería y última residencia de Carlos I el monarca que murió ejecutado por sus leales súbditos.

Fue el palacio real desde el incendio del Whitehall hasta que la reina Victoria se mudó a Buckingham.

Buckingham es la residencia del soberano inglés desde la época victoriana. guiarte.com. Copyright

Picadilly

Una sastrería en la que se fabricaba un cuero apreciado en el XVII, el picadle, parece que dio nombre a la popular calle de Londres, Picadilly, destacada por sus aspectos comerciales.

Un personaje alado reina en Picadilly. guiarte.com. Copyright

Hay algunos edificios de valor, Burlinton House y la iglesia de St. James.

El entorno de Picadilly Circus se llena de vida al caer la noche. guiarte.com. Copyright

Picadilly Circus está en un extremo de la calle. Es la plaza más popular de Londres.

No posee ningún atractivo artítico especial ... sólo la fama. Es un cruce de vías en torno a un personaje alado encaramado en una columna. No hay monumentalidad, sino movimiento en la plaza.

Pero es difícil encontrar un lugar más pintoresco, al caer la noche, que Picadilly Circus.

Tal vez las luces de la ciudad, los decorados o el ambiente multirracial dan a Londres y a Picadilly un aire de ciudad del futuro.

Museo Británico

Con su portada columnada de aire griego, el edificio del British Museum de Londres, construido básicamente por Robert Smirke, alberga más de 50.000 piezas, algunas expuestas con carácter temporal.

El Museo Británico tiene un aire helenístico en su estructura. guiarte.com. Copyright.

Posee grandes colecciones etnográficas, con más de 350.000 objetos, representativas de las culturas de pueblos indígenas África, Asia, Oriente Medio, Europa Oriental, Oceanía y América.

Tiene una magnífica zona dedicada al arte del cercano Oriente, con bajorrelieves de los palacios asirios, y bellos elementos de Irán y Mesopotamia.

Entre los tesoros del centro figuran relieves del Partenón. guiarte.com. Copyright

También cuenta con pinturas y porcelana chinas y un gran conjunto de cerámica islámica.

Grandes colecciones de la Grecia Clásica (como mármoles del Partenón) y Roma; excelentes obras del antiguo Egipto(excelente colección de momias), y piezas de Nubia y Sudán también pueden ser conocidas aquí, al igual que antigüedades de otras culturas europeas, desde la Edad del Hierro hasta la Edad Moderna(como los evangelios de Lindisfarne).

Completa el conjunto una de las mejores colecciones mundiales de grabado y dibujo.

San Pablo en Londres

Siguiendo desde Trafalgar hacia la catedral de San Pablo pasamos por la zona de El temple, distrito de abogados y juristas, donde se halla la Corte de Justicia, de un gótico pesado del XIX.

La catedral de san Pablo, de aire romano. guiarte.com. Copyright

Dicen que San Pablo ocupa el lugar de un templo a Diana, luego capilla cristiana, iglesia románica y más tarde gótica, que era el mayor monumento religioso de Inglaterra hasta el pavoroso incendio de 1666.

Christofer Wren fue encargado de construir un nuevo edificio.

Se inició en 1675 y las obras duraron 35 años. Surgió –de aquel impulso- una réplica de San Pedro de Roma, con grandiosa cúpula y magnífico espacio interior.

Aparte de la calidad del edificio, sorprende al viajero –de nuevo- el hallarse ante tumbas famosas: aquí está la de Nelson, el duque de Wellington y las de los pintores Reynolds y Turner, así como la de propio arquitecto de este edificio.

La City

Cerca de San Pablo está la City de Londres una zona muy afectada por el incendio del siglo XVII y también por los bombardeos alemanes en la Segunda Guerra Mundial. Es básicamente un centro financiero.

Hay en londres un entorno silencioso, los centros financiero y jurídico de la ciudad. En la imagen la Corte de Justicia. guiarte.com. Copyright

Es una zona donde predominan los centros bancarios: el banco nacional, la bolsa de valores, entidades financieras y gremiales... en un barrio que por la noche queda vacio, porque solo residen en él un puñado de londinenses.

Este barrio tiene también interés por las iglesias construidas o restauradas por Wren en el siglo XVII, después del gran incendio. Son varias, entre ellas St. Benet St Anne & St Agnes, etc. Son más de una decena.

La Torre de Londres

Fue antaño una torre hecha por Guillermo el Conquistador al lado del Támesis, para proteger a la ciudad de atacantes que llegaran por vía marítima.

Aquel edificio fue rodeado de sucesivos entramados defensivos... pero perdura el nombre de Torre y su siniestra leyenda.

La lista de reyes, príncipes, princesas, dignatarios, poetas asesinados aquí es interminable y sería capaz de igualar a las más vergonzosas listas del cruel pasado humano. Tomás Moro, el poeta Chaucer, las reinas Ana Bolena y Catalina Howard...

Ha sido este siniestro lugar un palacio, prisión, arsenal, casa de la moneda, etc. Se puede hacer una visita guiada por un "beefeater", la famosa guardia tradicional británica, cuya vestimenta es sumamente conocida por aparecer en una popular marca de güisqui.

En una de las torres se muestran elementos de tortura. Merece la pena, más bien, ver la exposición de las joyas de la Corona, que incluye el diamante cortado más grande del mundo, al lado de excelentes trabajos de todo tipo.

La Torre de Londres, de recuerdos siniestros. guiarte.com. Copyright

Tower Bridge

El Tower Bridge (Puente de la Torre) se concluyó en 1894, y es el más famoso de la ciudad. El London Bridge era el único que permitía cruzar el río Támesis.

Cuando Londres fue creciendo, se construyeron otros, mas todos ellos situados al oeste del Puente de Londres debido a que la zona era ya un puerto de gran tráfico. En el siglo XIX, la zona este de se expandió y creció la demanda de un nuevo paso.

En 1876, la Corporation of London, acordó emprender el proyecto, pero el problema era cómo hacerlo, río abajo, sin cortar el creciente tráfico fluvial. Más de 50 proyectos acudieron al concurso. El seleccionado correspondió a Horace Jones.

Se crearon sendas torres, con aire gótico, para articular el puente basculante más grande y más sofisticado jamás construido, accionado hidráulicamente por enormes máquinas de vapor.

La popular imagen del Tower Bridge. guiarte.com. Copyright

Otros lugares de interés

Hay mucho más que ver en la inmensa ciudad de Londres.

Londres posee tambien una interesante colección de edificios de arquitectura moderna. guiarte.com. Copyright

En el área de Smithfield puede hallar desde restos de la muralla romana hasta el mercado de cernes(del siglo XIX), el Barbican centre y el Museum of London, donde se muestra la historia de la ciudad

En South Kensington se aprecian edificios de grandes exposiciones del XIX y centros museísticos de gran interés:

En medio de la ciudad abundan los parques propicios para el sosiego. guiarte.com. Copyright
el museo de la Ciencia, el de Historia Natural, y sobre todo el Victoria and Albert Museum, con una de las mejores colecciones mundiales de artes decorativas, así como magnífica obra de Constable.

Cerca, el Royal Albert Hall, edificio del XIX, presenta conciertos y recitales de todo tipo.

Marylebone es un barrio de mansiones elegantes, donde se ubica el museo de Madame Tussauds (figuras de cera) y el planetario contiguo...

La lista es interminable... abierta al viajero para que él la complete.


Volver a la Guía de Londres