Qué Ver en Goslar

Descubre los lugares de mayor interés turístico en la ciudad de Goslar, Alemania.

Ver Goslar

Pese a las guerras y destrucciones, perviven en Goslar vestigios de varios periodos que ilustran el crecimiento de la ciudad y su vinculación con la industria minera.

Entre los vestigios más importantes de Goslar podemos encontrar: el palacio imperial y su capilla de san Ulrich (hacia 1100); iglesia de Frankenberg (1130); la entrada de la Stiftskapelle, con el trono imperial(siglo XI); la fuente y la plaza del Mercado (hacia 1200); notables residencias de titulares de las minas, del siglo XIV al XVI, etc.

Además, en el centro histórico de la ciudad se conservan centenares de casas de entramados de maderas, algunas de tiempos medievales.

Visitantes en el museo de la mina de Rammelsberg. GOSLAR marketing gmbh

La mina Rammelsberg

Las minas de mineral del Rammelsberg estuvieron en funcionamiento durante más de 1000 años. Hoy -cerradas desde 1988- forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Minas de Rammelsberg, en Goslar: Imagen Deutschen Zentrale für Tourismus / Rammelsberg, Weltkulturerbe

En Rammelsberg perviven los testimonios de diez siglos de minería, desde las escorias, galerías y bóvedas y construcciones medievales hasta las instalaciones de los siglos XIX y XX.

Con su riqueza minera, cobre y plata, Rammelsberg impulsó la vida de Goslar y la situó en la historia germánica medieval.

El Palacio Imperial

El Palacio Imperial de Goslar fue construido en el siglo XI durante los reinados de Enrique II y Enrique III.

Goslar. Palacio Imperial. Imagen Deutschen Zentrale für Tourismus / Astrid Schwarz

La notable capilla de san Ulrich, de hacia 1100, fue añadida por Federico I, Barbarroja.

El palacio de Goslar tiene un aspecto masivo, pese a la sucesión airosa de arcadas que marca el primer piso del núcleo central, donde está el gran salón de recepción.

El edificio fue deteriorándose durante los siglos de abandono, cuando Goslar entró en un claro declive, y fue reconstruido en gran parte en el siglo XIX. Aún así, es una muestra notable de los que era un palacio imperial de los mandatarios herederos del poder carolingio.

Plaza del Mercado

La Marktplatz está en el centro de la ciudad, rodeada de casas de notable belleza, y en el centro tiene una fuente que se corona con el símbolo de Goslar, el águila.

Vista aéra de Goslar. En primer plano, la plaza del Mercado, detrás las flechas de la iglesia del Mercado. Goslar marketing gmbh

La fuente es en buena parte del siglo XIII.

En esta plaza están interesantes casas de factura tradicional, el popular edificio gremial Kaiserworth y el ayuntamiento (Rathaus).

Tras el que se asoman las curiosas flechas de la iglesia del Mercado, Marktkirche.

Ayuntamiento

El Ayuntamiento Goslar es fruto de diversos añadidos, aunque en su origen es del siglo XV.

La parte que da a la Plaza del Mercado es de la edad más temprana y luego se fueron añadiendo diversas partes durante un periodo de 400 años, especialmente en el XVI.

Como era bastante habitual en la época de su construcción, la portalada de arcadas se abría a la plaza del mercado, centro de la vida urbana.

El Ayuntamiento continúa sirviendo para su destino original. La sala del Consejo, de inicios del siglo XVI, es una joya única por su decoración gótica interior. Las pinturas recubren el conjunto, enmarcadas por madera finamente trabajada. Sorprende su calidad y excelente estado.

El ayuntamiento, con su aire gótico, preside la actividad diaria de la plaza. Goslar marketing gmbh

Kaiserworth

El edificio Kaiserworth fue hecho por los comerciantes de paños y sastres de esta industriosa ciudad en el año 1494.

El popular edificio gremial de Kaiserworth. Imagen de Norbert Krüger/ Deutschen Zentrale für Tourismus

Este orgulloso edificio burgués se adorna de pinturas y ocho estatuas barrocas de emperadores vinculados a la historia local.

Otra estatua típica es la de un hombre desnudo ubicado en la esquina izquierda de la fachada que "produce" una moneda de oro, un ducado, ilustrando el derecho de Goslar a emitir moneda.

Actualmente, el Kaiserworth tiene un uso hotelero.

Iglesias de Goslar

De los 47 centros religiosos que tuvo la ciudad, muchos desaparecieron en el curso del tiempo, pero aún subsisten destacados elementos.

Trono imperial en el vestíbulo de entrada de la Colegiata. Goslar marketing gmbh

La gran colegiata de época imperial, edificada en el siglo XI, en tiempos de Enrique III, duró hasta el XIX. Fue un modelo para otras iglesias locales pero en 1820 la demolieron. Sólo quedó el vestíbulo de entrada, que alberga el trono imperial.

La iglesia del Mercado (Marktkirche), originaria del siglo XII destaca en la fisonomía de la ciudad por sus curiosas agujas. Conserva vidrieras del siglo XIII, una buena biblioteca y una gran fuente bautismal de bronce y altar barroco. La aguja del norte permite una buena vista sobre la ciudad.

La Marktkirche, dominando los tejados de la urbe. Goslar Marketing GmbH

La antigua iglesia de Neuwerk es de un convento cisterciense del siglo XII, cuenta con unas elegantes torres poligonales; conserva interesantes elementos arquitectónicos de la transición románico-gótica. Hermoso ábside de trazas románicas y cabecera bellamente pintada.

La iglesia san Pedro y san Pablo, en el entorno de Frankenberg, es del siglo XII y se halla al oeste del centro urbano, donde habitaban antiguamente los mineros. Tiene parte románica, gótica y torre barroca. Vestigios de pinturas murales del XIII.

Casas de entramados de madera

Goslar conserva una serie excepcional de casas de entramados de madera. En total se calcula que hay unas 1500 de estas edificaciones, muchas de ellas de origen medieval.

Casas de entramados de madera en la Peterstrasse. Goslar marketing gmbh

Merece la pena recorrer plazas y callejones antiguos, donde aparecen edificaciones como la Brusttuch (1521) construida por un propietario de minas; la casa gremial de de los panaderos (1501-1557) o la imponente Casa Siemens (1693), que fue levantada por un ancestro de la famosa familia industrial alemana.

Hay barrios de interés como el de Frankenberg con casas de mineros o la plaza de Schuhhof, con sus casas que se remontan en algún caso hasta época gótica.

El macizo de Harz

Goslar está enmarcada en una naturaleza atractiva: el macizo de Harz.

En magnífico ayuntamiento de Wernigerode, en el Macizo de Harz. Imagen de Jochen Keute// Deutschen Zentrale für Tourismus

En el macizo de Harz hay distintas ofertas turísticas, que van desde la marcha en verano para ascender por sus colinas (El Brocken, con 1142 metros es el punto más elevado) hasta las actividades de esquí en invierno.

El Harz una reserva natural protegida como "parque nacional" que totaliza 24.700 hectáreas, repartidas en dos Lander. Recibe anualmente unos 25 millones de visitantes.

Algunas alternativas para este territorio:

Clausthal - Zellerfeld: Interesante museo minero y gran iglesia de madera de 1642.

Schierke: Zona excelente para el senderismo, con uno que conduce al Brocken.

Wernigerode: notable ayuntamiento de entramados de madera y excelentes casas burguesas de los siglos pasados.

El valle del Bode, Bodetal, es una zona de interesantes vistas naturales, con un atractivo desfiladero.


Volver a la Guía de Goslar