Otros palacios

Asombra encontrar en la ciudad de Florencia una innumerable serie de edificaciones palaciegas de altísima calidad.
Pero estos han evolucionado en el tiempo; es bueno por ello hacer un recorrido histórico.

En la Edad Media, cuando empezó a despuntar la burguesía local, los nobles y hacendados tenían sus casas de doble plata. En la superior habitaban, dejando los bajos para el negocio. A medida que aumentó su poderío, edificaron mansiones provistas de torres y establecieron alianzas, sociedades de torres.
La geografía urbana de Florencia está plena de palacios´, como estos de la bella plaza de la Annunciata. Foto guiarte. Copyright

En la turbulenta Florencia de entonces era común que existieran puentes entre las torres para intercomunicar a los integrantes de cada facción. Para imaginarse esta Florencia es interesante conocer la localidad de San Gimignano, donde aun perduran diversas torres de aquella época.

Las revueltas del siglo XIII acabaron con aquellas estructuras (hubo 150 torres en la ciudad).
Florencia llegó a tener 150 torres como éstas de San Gimignano. foto guiarte. Copyright.

A ello se unió la reglamentación comunal en materia de alturas.

A partir del XIII, los nobles edificaron palacios, austeros por fuera, dotados de patio interior, con una planta baja dedicada al negocio familiar, para lo cual construían unas loggias que se fueron cegando a medida que cambió la estructura económica.

Con el avance del tiempo se modificó la parte baja, suplantando las loggias por ventanas cuadradas, al lado de puertas con arco de medio punto y vanos resaltados por piedras radiales. En los niveles superiores se aligeró el aspecto, con ventanillas más abundantes o geminadas.

A partir del renacimiento, las ventanas se dotaron de frontones triangulares y cuando era posible se complementó el conjunto con un ajardinamiento.

La ciudad alberga una interesantísima colección de palacios, alguno de los cuales ya se ha señalado. Otros notables son el Strozzi(vía Tornabuoni), Rucellai(vía della Vigna Nuova), Medici-Riccardi(Vía Cavour), etc.

> > Volver a la guía de Florencia