Qué ver en Estrasburgo

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Estrasburgo

El patrimonio

El centro histórico de Estrasburgo está en una isla rodeada por las aguas fluviales de l´Ill. Esto le da al conjunto una fuerte identidad.

La vista de la ciudad. desde los Puentes Cubiertos. Fotografía de guiarte. Copyright

En este espacio se ubican diversos monumentos de interés, el principal de ellos la catedral, de un notabilísimo vigor constructivo. Cerca se hallan otros importantes palacios y museos.

San Juan Bautista. Foto guiarte. Copyright

La zona de la Petite France es muy notable también porque aúna el romanticismo de sus canales con una construcción tradicional de gran belleza, conservada felizmente.

Pero junto a esta oferta, en el exterior de esa isla aparecen numerosos monumentos de una notable calidad constructiva, entre los cuales están los de las entidades europeas, de moderna factura.

El complemento a esta oferta de calidad está en la Orangerie, bello y apacible jardín de estilo inglés, donde hay un hospital de cigüeñas, el ave emblemática alsaciana.

La catedral

La catedral de Estrasburgo se inició en el final del siglo XII. Como en muchos otros edificios europeos, se puso debajo una base de roble.

El arte de la catedral se funde con los edificios tradicionales. Foto guiarte.Copyright

La fachada es magnífica, de gótico radiante, de Erwin Steinbach. Asombra su vigor vertical, sus airosas lancetas y su estatuaria. Con magníficas escenas bíblicas. En la portada derecha está la famosa escena del seductor de vírgenes necias.

La torre es altísima. Se trata de la torre catedralicia más alta del mundo, hasta que en el final del XIX le arrebató el título la catedral de Colonia.
Un detalle de la verticalidad de la portada catedralicia. Foto guiarte. Copyright
Alcanza los 142 metros de altura. Básicamente es obra del siglo XV. Es llamativa la finura de su estructura. Su piedra rosada se contempla desde decenas de kilómetros a la redonda.

El interior es bello, pero sencillo. Destaca el pilar de los ángeles, en el brazo derecho del crucero; las excelentes vidrieras del XII al XIV, y el típico reloj astronómico, del XIX, muy explicado por los guías turísticos, donde la muerte marca las horas. Lo más típico en él es el carillón de mediodía, con abundantes figuras.

Museo de la catedral

Al lado del templo catedralicio, con numerosas estatuas y vidrieras originales de la catedral y explicaciones arquitectónicas de la misma.

Palais Rohan

Es es el magnífico palacio de los príncipes-obispo de la ciudad, edificado entre 1732 y 1742, según proyecto de Robert de Cotte, al lado de la corriente del Ill.

Palacio Rohan. Foto guiarte. Copyright

Se trata de una bella obra de corte clasicista, con notable entrada y patio de honor con galería. Su interior es notable también.

Tal vez la imagen más elegante del edificio está a la orilla del canal, desde donde el espectador tiene una mayor perspectiva. El conjunto es imponente, con sus columnas corintias.

Dentro del palacio Rohan se muestran varios museos. El de artes decorativas tiene notable cerámica francesa; el arqueológico recoge piezas de hasta el medievo, con especial interés en los apartados romano y merovingio; El de Bellas Artes es muy rico, con notable pintura española e italiana. La obra más característica es la bella estrasburguesa, de Larguillière.  

Entorno catedralicio

El entorno de la catedral de Estrasburgo es muy bello, con magníficas y recoletas plazas y numerosas casas de aire antiguo.

La vieja y oscura madera de la Maison Kammerzell, destaca en el bullicio de la plaza de la Catedral. Foto guiarte. Copyright

La más famosa de éstas, la Maison Kammerzell, del siglo XVI, se encuentra en la misma plaza de la Catedral.

Otros edificios tienen también belleza. Entre ellos se cita la Farmacia del Ciervo, del siglo XIII.

Esta es zona de tiendas de artesanía, cafés y restaurantes. Todo peatonal. Muy tranquilo el ambiente. Ideal para el paseo.

Cerca de la pequeña plaza del marché-aux-Cochons-de-lait, está un embarcadero para pasear por los canales.  

La Petite France

Es un viejo núcleo urbano de Estrasburgo, debe su nombre a un antiguo hospital ya inexistente,

La Petite France está llena de bellos rincones. Foto guiarte. Copyrighy

Se sitúa en torno a la zona donde se regula el canal de agua y las esclusas que permiten la navegación de las embarcaciones por el río.

Ésta es una vieja zona de pescadores y molineros, donde se funde agua y arquitectura tradicional. Todo muy bien conservado.

Merece la pena disfrutar viendo las viejas casas de estructura de madera, el trajín de los barcos, ahora con abundantes turistas, y escuchar el rumor del agua que salva los desniveles que antaño servían para ubicar molinos.

En este entorno están los puentes cubiertos (antigua estructura defensiva) y el Barrage Vauban, del sistema regulador de aguas.  

El barrio antiguo

El barrio antiguo de Estrasburgo abarca, básicamente el conjunto comprendido entre la Petite France y la zona de la catedral.

El bello y viejo estrasburgo. Foto guiarte.Copyright

Un buen paseo para conocer la ciudad antigua partiría desde la catedral, hacia la plaza de la Grande-Boucherie, calle de la Douane, el quai Saint-Thomas, hasta el pont Saint-Martín, y de allí a la rue de la Monnaie y el paseo por la Petite France(Quai de la Petite France y calle de Bai-aux-Plantes, con regreso hacia la catedral por la Grand Rue.  

Las iglesias de Estrasburgo

En la ciudad de Estrasburgo hay diversas iglesias de interés.

Santo Tomás. Foto guiarte. Copyright

Aparte de la catedral merece la pena destacar la de Saint-Thomas, originaria del final del siglo XII, con estructura románica y gótica y piedra rosada.

Lo más notable está en su interior, se trata de un mausoleo magnífico del siglo XVIII, una obra maestra por su dramatismo y composición figurativa. El mariscal de Saxe es llamado por la muerte y avanza hacia el sepulcro ante el dolor de Francia.

Otras dos iglesia notables, de estructura básicamente gótica son las de San Pedro el Viejo y San Pedro el Joven. Sin embargo hay otras muchas de diferentes épocas, alguna tan airosa como la neogótica de San Pablo.  

La ciudad moderna

Pero en Estrasburgo hay numerosos edificios de los dos últimos siglos, de cierto interés.

En el entorno del Parlamento hay varios edificios europeos de atrevida estructura moderna. Foto guiarte. Copyright

Así, en torno a la Place de la Republique están el Palacio del Rin, la Biblioteca Nacional Universitaria y el Teatro Nacional de Estrasburgo.

Más a las afueras se hallan los edificios de las instituciones europeas. Parlamento Europeo y los palacios del Consejo de Europa y de los Derechos Humanos, en un estilo moderno y en un entorno sumamente agradable.

Cerca de este conjunto de instituciones europeas se halla el Parque de l´Orangeríe, amplio, tranquilo y espacioso, con una buena muestra botánica y una zona de atención de cigüeñas.  

Otros puntos de interés

En Estrasburgo cabe citar también la popular Place Kléber, la más típica del lugar, muy concurrida, con la estatua del héroe que da nombre al lugar.

La animada Plaza Kléber. Foto guiarte. Copyrihgt

Otra plaza notable es la Broglie, más tranquila que la anterior y cercana a ella. En Place Broglie está la sede municipal y la ópera

La ciudad tiene una amplia oferta de museos, aparte de los citados, como el Alsaciano y el de Arte Moderno, de estructura moderna.

Es muy recomendable el primero de los señalados, el Alsaciano, situado a la orilla de uno de los brazos del Ill, en una vieja casa de edificación tradicional. Allí se puede profundizar en el alma de Alsacia, sus costumbres y su vieja artesanía.

Estrasburgo es tambien un lugar privilegiado como punto de partida para conocer el territorio de Alsacia, con sus magníficos lugares, y el de la vecina Selva Negra, con sus magníficas ciudades como Baden-Baden y Friburgo, y sus bellas montañas cuajadas de bosques y praderías.

Volver a la Guía de Estrasburgo