Cuentaviajes: Darwin en la Patagonia

Coincidiendo con la celebración del 200 aniversario del nacimiento de Charles Darwin, el célebre naturalista ingles autor de la teoría evolutiva, viajamos a un enclave que él recorrió a la edad de 22 años: la Patagonia.

Un relato de María Rosa del Campo

Cuentaviajes Cuentaviajes: Darwin en la Patagonia

En el 200 aniversario del nacimiento de Charles Darwin, el célebre naturalista ingles autor de la teoría evolutiva, viajamos a un enclave que él recorrió.

Itinerario en la Patagonia

Este 12 de febrero se cumplen 200 años del nacimiento de Charles Darwin. Una de las rutas que más le marcó, pero que menos se conocen en su itinerario es la de la Patagonia que hoy realizamos con Cruceros Australis.

Fotografía de www.australis.com

"Diario del Beagle. 29 de enero de 1833. Llegamos por la mañana al lugar donde el canal Beagle se divide en dos brazos y penetramos en brazo septentrional; el paisaje se hace más imponente todavía.

Un manto de nieves perpetuas de deslumbradora blancura cubre los vértices de estas montañas, y numerosas cascadas, que corretean brillantes a través de los bosques, vienen a verter en el canal".


Charles Darwin a lo largo de su periplo por las costas de América del Sur reflejó en más de una oportunidad su asombro por la belleza extrema del paisaje de la Patagonia y Tierra del Fuego.

En crucero por el sur de América

Ese recorrido, el llevado a cabo por Darwin a través de la Patagonia y Tierra del Fuego, lo realiza actualmente la compañía Cruceros Australis.

Fotografía de www.australis.com

Frederic Guillemard, Gerente para Europa de Australis, explica que éste es un "crucero de expedición, es una viaje a la naturaleza en su estado virgen, tal cual, lo vio Darwin hace casi dos siglos".

El viajero de hoy puede partir desde Punta Arenas (Chile) o Ushuaia (Argentina) y recorrer a través de canales y fiordos hasta llegar a Cabo de Hornos, donde se cruzan el océano Atlántico y el Pacifico, y donde navegó Darwin buscando el extremo occidental del Canal Beagle.

En este recorrido el científico británico encontró familias de indígenas nómadas llamadas Yámanas. La Bahía Wulaia fue un lugar habitado por estos indígenas donde desembarcó Darwin. Hoy es un lugar histórico no sólo por esta anécdota sino porque fue uno de los asentamientos de pueblos originarios más importante de la región.

Fotografía de www.australis.com

La tierra magallánica

El lugar brinda al viajero un espectáculo de gran belleza que se puede contemplar desde un mirador natural al cual se llega caminando por el bosque magallánico en el que crecen especies autóctonas como: lengas, coihues, canelos y helechos.

Fotografía de www.australis.com

"La sensación de que se está casi en una expedición viene dada porque todos los días se hacen desembarcos para caminatas en medio de bosques nativos y para acercarse en zodiac a los glaciares", tal como describe Guillemard, aunque claro las condiciones de los barcos, Mare y Vía Australis facilitan las comodidades de este siglo, además de las buenas comidas chilenas, argentinas e internacional que se sirve a bordo. Desde luego, esto dista mucho del barco Beagle en el que viajó Darwin como naturalista cuando tenía 22 años.

En aquella época, el valor suplía las comodidades de hoy. Sin embargo, la sensación que tuvo el científico y que tiene hoy el visitante se puede plasmar en la misma impresión que tan bien reflejó Darwin en su diario:

"Punta Arenas-Seno Agostini. Diario del Beagle. 17 de diciembre de 1832. Una sola ojeada sobre el paisaje me bastó para conocer que iba ver allí cosas enteramente distintas de las que había visto hasta entonces".

200 años de Darwin

Nacido en febrero de 1809, Charles Robert Darwin fue un naturalista inglés autor de las teorías de la evolución de las especies, a través del mecanismo de la selección natural.

Fotografía de www.australis.com

Darwin, (1809 - 1882), estudio en Edimburgo y luego en la universidad de Cambridge, donde se interesó sobre los ámbitos de los animales y la naturaleza en general. Tras graduarse, a los 22 años, se unió a la expedición del Beagle como naturalista, para recorrer los distintos océanos, viaje que aprovechó para obtener numerosos datos que cimentaron la teoría evolutiva, especialmente en el transcurso del trayecto por las costas americanas del pacífico, y en concreto en las Islas Galápagos.

El navío salió de Gran Bretaña en 1831 y no regresaría hasta octubre de 1836. Su objetivo era la cartografía, pero Darwin, analizó en el trayecto los animales, plantas y restos fósiles, dando lugar a un cuaderno de viaje que le hizo célebre.

La obra fundamental de Darwin sería el Origen de las especies, editada en 1859.

A su fallecimiento, recibió honores de personaje de Estado y se le enterró en la abadía de Westminster, como a Isaac Newton.

María Rosa del Campo