Qué Ver en Colonia

Lugares interesantes que visitar en la ciudad de Colonia, Alemania.

El patrimonio de Colonia

Es difícil hablar de casco antiguo, porque los bombardeos destrozaron todo y toda la ciudad hubo de ser reconstruida. Pero aún así el trazado de las calles denota los perímetros históricos.

Imagen del viejo ayuntamiento, que conjuga arte renacentista y gótico. Guiarte.com. Copyright.

En ellos se diseminan numerosos monumentos de interés, alguno de ellos reconstruido casi en su totalidad.

El elemento que concita el interés básico de la ciudad es la inmensa catedral gótica, una mole majestuosa cuya belleza esta en buena parte eclipsada por la suciedad de la piedra.

En torno a ella hay un ramillete de museos de enorme interés y esparcidas en la geografía urbana numerosas iglesias, algunas de gran atractivo.

En esta zona confluyen numerosos servicios de transporte publico, especialmente los ferrocarriles, que cruzan el aparatoso puente metálico que cruza el Rin y allá también confluye la Hohe Strasse, cargada de vigor comercial desde la antigüedad.

La catedral

Federico Barbarroja trajo a la ciudad en el siglo XII unas importantes reliquias: las de los tres reyes magos. Esta circunstancia hizo de Colonia un centro de peregrinación de toda Europa.

Fachada de la catedral de Colonia. Guiarte.com. Copyright.

Para dar digna ubicación a tales restos mortales, se inicio en el año 1.248 una catedral que seguía el modelo constructivo surgido en Francia; la primera catedral gótica en el territorio del Rin, donde había imperado hasta entonces un estilo románico vigoroso.

El magnífico sepulcro de los Reyes Magos. Guiarte.com. Copyright.

Ese gran edificio necesitó muchos siglos de trabajo. En realidad no se ha finalizado sino en el XX, en un estilo de gótico flamígero.

La inmensidad de la portada, con sendas torres que alcanzan los 157 metros, da un aire masivo, ingente a esta edificación. Ese carácter masivo se aprecia también desde el interior, con su nave de 144 metros de longitud y 45 de anchura.

Catedral de Colonia. Deutsche Zentrale für Tourismus/ Jochen Keute

En el ábside hay un grupo de vidrieras de interés, que corresponden a la época del ultimo gótico (inicios del siglo XVI).

El carácter de iglesia de peregrinación, por contener las reliquias de los Reyes Magos, también está vivo en el interior. Detrás del altar se halla el relicario con los restos. Se trata de una gran pieza de mas de é metros de longitud, valiosa arqueta en la que trabajaron artesanos de Colonia del siglo XII.

Otro elemento de la catedral vinculado a los reyes magos es un retablo pintado por Esteban Lochner en el siglo XV, alusivo al momento de la adoración, en Belén.

Restos romanos

La destrucción de la ciudad a lo largo de la historia, y la propia aleación del suelo a lo largo de los siglos ha ido enterrando la poderosa ciudad romana.

Los magníficos restos del Pretorio, están debajo de la vieja ciudad. Guiarte.com. Copyright.

Sin embargo, se pueden detectar los restos en distintos puntos de la ciudad:

En la parte norte de la ciudad vieja, cerca del museo Municipal, aun se aprecia un lienzo de muralla y una torre cilíndrica de cuidada factura, salvada de la destrucción por haber quedado en el interior de un centro religioso, hasta edades relativamente próximas.

Pero donde mejor se aprecia el poderío de la ciudad es en el Pretorio. Este conjunto se halla en los aledaños del viejo ayuntamiento, bajo las edificaciones modernas. Es visitable. Al lado de la entrada hay un acceso a la vieja red de cloacas del saneamiento urbano y un aula en la que se exponen diversas piezas originales de la época romana: cerámica, elementos epigráficos, etc. Una maqueta nos permite ver una reconstrucción de la zona en los días del imperio romano.

Al lado se pueden ver los magníficos restos de aquellas viejas edificaciones que hace cerca de dos mil años dieron lustre a esta urbe.

Museo romano

Para comprender bien la grandeza y vitalidad de la urbe en aquellos lejanos tiempos es imprescindible visitar el museo romano, que se halla a pocos metros de las puertas sur de la catedral. En Roncalliplatz 4. Una joya única.

Portada del Museo Romano, al lado de la catedral. Guiarte.com. Copyright.

Hay piezas muy remarcables, como el mosaico de Dionisos; hallado en los días de la guerra, cuando la destrucción asolo a la ciudad. Es una gran pieza de 10 por 7 metros, con escenas muy coloristas.

El mausoleo de Lucio Publicio, de unos 15 metros de altura, es otra pieza que sorprende al visitante. Es de mediados del siglo I después de Cristo.

Pero lo más importante que atesora el centro museístico radica en las abundantes y excelentes piezas que atestiguan como vivían hace 2000 años los pobladores de Colonia. Elementos de cristal, cerámica, etc. Magnificas piezas de cocina y comedor, joyas de embellecimiento femenino... un testimonio de una calidad fuera de lo común.

Iglesias románicas. (1)

De la Roma del Norte medieval, centro de peregrinaciones, quedan numerosos testimonios, pese a la destrucción de las bombas en la segunda Guerra Mundial.

Iglesia de San Martín el Grande. Guiarte.com. Copyright.

Cerca de la orilla del Rin y de la catedral se halla San Martín el Grande, surgida en las inmediaciones en las que estaba el puerto romano. La iglesia sufrió una destrucción brutal en la guerra y su reconstrucción deja frío al visitante.

Lo más llamativo de la misma es su aspecto exterior, con una inmensa torre cuadrada que se asienta en el crucero y que se eleva 84 metros. Su cúpula gana ligereza merced a las cuatro torrecillas octogonales que surgen en la cima, al inicio del chapitel.

Muy cerca de la catedral está la iglesia de San Andrés, de torre octogonal. Tiene mezcla de románico y gótico, y entre sus elementos de interés esta el sarcófago de san Alberto Magno.

Iglesias románicas. (2)

San Gereón es la más original de las iglesias románicas de Colonia. Alberga en la cripta las reliquias de este santo patrono de la ciudad.

San Gereón es tal vez la iglesia románica más bella de Colonia. Guiarte.com. Copyright.

Es una iglesia de planta extraña. Dado que a los pies de su estructura longitudinal se alza otro dodecágono de notable belleza. En el interior se pueden ver diversas obras medievales entre ellas frescos del XIII y una bella virgen gótica.

San Severino no solo alberga las reliquias del santo en la cripta, sino que posee un atractivo interior, en el que se encuentran obras del llamado maestro de San Severino.

La gavilla de iglesias románicas se completa con los de Santa María del capitolio, Santa María de Lys con frescos del XIII); San Jorge, los Santo Apóstoles, San Pantaleón, San Cuniberto, y Santa Úrsula con una gran colección de relicarios).

Altes Rathaus

El antiguo ayuntamiento de la ciudad es un bello edificio realizado en distintas épocas: Tiene dos cuerpos básicos: un pabellón renacentista y un cuerpo elevado gótico.

El edificio quedó prácticamente destruido durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que la gran mayoría del mixto es una recreación.

Cuando se efectuó esta, tras la II Guerra Mundial, se descubrió buena parte de un gran edificio del siglo I, el pretorio romano, que estaba en el subsuelo, Las ruinas son ahora visitables.

Torre gótica del Ayuntamiento, al lado de una imagen de los momentos de su reconstrucción, tras los bombardeos de la II guerra Mundial. Guiarte.com. Copyright.

Museo Wallraf-Richartz

En Martinstr. 39, el museo Wallraf-Richartz acoge obras de arte que van desde la Edad Media al siglo XIX.

Virgen pintada por Stefan Lochner, joya del museo. Guiarte.com. Copyright.

El centro de arte estuvo hasta el 2001 en un moderno edificio ubicado al lado de la catedral, donde ahora esta el Ludwig, pero se ha trasladado a otra moderna sede muy cerca del antiguo ayuntamiento.

Es, sin duda, una excelente pinacoteca. La primera abierta en Colonia y una de las primeras de Alemania. Merece la pena su visita por ver la colección de pintura medieval, de los años que van de 1250 a inicios del siglo XVI.

Especialmente es básico este centro para conocer los primitivos pintores de Colonia, entre los que destaca Stefan Lochner.

Pero además, el centro museístico tiene una amplia colección de obras renacentistas, barrocas; etc. Maestros como Murillo, Tiépolo, Rubens o Rembrandt están representados ahí.

Museo Ludwig

En Bischofsgartenstraße 1, está otro centro clave del arte en Colonia es el museo Ludwig.

Al lado de las formas góticas de la catedral, las líneas modernas del museo Ludwig. Guiarte.com. Copyright.

Situado enfrente del ala sur de la catedral, en un moderno edificio diseñado por Peter Busmann y Godfried Haberer y abierto en 1986. Tiene arte del XX basicamente, con obras de grandes maestros modernos desde Picasso, del que posee una buena colección, al arte pop norteamericano, con Lichtenstein o a Andy Warhol, de quien se muestra una composición de Cajas Brillo.

No faltan trabajos de otras muchas escuelas desde Rusia a Francia, con abundancia de magníficos trabajos; Pero es también importante para conocer la obra de los pintores alemanes del siglo XX, expresionistas y otros.

El centro siempre ha tenido iniciativa vanguardista en su concepción del arte. De hecho se conoce al Ludwig de Colonia como el primer museo de arte contemporáneo que dedico una sección a la fotografía.

Museo del Chocolate

El Schokoladenmuseum ó museo del chocolate -en Rheinauhafen- es un lugar excelente para conocer a fondo la historia del cultivo del cacao.

El Schokoladenmuseum ó museo del chocolate tambien merece una visita relajada.

Los visitantes al museo podrán conocer más sobre la historia de este delicioso cereal: su llegada de América, la fabricación del chocolate, los utillajes, los anuncios...

Pero también se puede ofrecer al viajero como lugar de descanso, a la orilla del río, cerca del centro histórico, y para gozar de un apetitoso y reanimador chocolate caliente.

Alrededores de Colonia

Colonia tiene una serie de puntos en el entorno merecedores de una visita. Destacan dos, el palacio de Brühl y la iglesia de la antigua abadía cisterciense de Altenberg.

Brühl: Augustusburg. Imagen de DZT/ Andreas Kaster

El palacio de Brühl se halla al norte de la ciudad de Colonia, a unos 12 kilómetros, en la localidad de Brühl, Renania Westfalia, y está inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Los príncipes-arzobispos de Colonia ya tenían durante la Edad Media un cazadero en esta zona, en el que se edificó un castillo en el siglo XIII; fuerte que quedó destruido por una de las invasiones francesas en el siglo XVII. El arzobispo Clemens August mandó construir sobre las ruinas un suntuoso palacio rococó en el año 1725 al arquitecto Johan Conrad Schlaun. La edificación es excelente y sus jardines notables.

Otro elemento de interés y cercano a Colonia es la iglesia de la antigua abadía cisterciense de Altenberg, a unos veinte kilómetros al nordeste de Colonia, en medio de un paisaje de verdes colinas. Esta iglesia gótica, de líneas verticales y armónicas es sumamente atractiva. Es reconocida en el mundo del arte por sus vidrieras medievales, de tipo grisalla, con interesante decoración vegetal.

El viajero también puede elegir Colonia cono punto base desde el que recorrer otros centros de interés, relativamente cercanos, tales como Bonn, Dusseldorf, Aquisgrán o la misma Coblenza, con el famoso valle del Rin Central.


Volver a la Guía de Colonia