Qué ver en Ciudad Rodrigo

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Ciudad Rodrigo

Ciudad noble y episcopal

Es notable el casco histórico de la ciudad, en cuyo centro está la plaza Mayor de Ciudad Rodrigo.

Portada renacentista de la Casa de los Miranda, del siglo XVI, en la plaza de San Salvador. Imagen de guiarte.com

Paseando por todo el lugar se descubren rincones de interés y asombra un excelente conjunto de edificaciones religiosas que surgieron por el carácter episcopal de la ciudad, desde la época de Fernando II de León; o por el poder de las famosas familias nobiliarias que se manifiesta en el lujo constructivo de las grandes mansiones.

Durante los últimos años se está notando una tendencia a la recuperación del conjunto histórico, lo que unido a una buena conservación de la traza urbana, permite hacer un recorrido muy grato por la ciudad, visitando la catedral, el Ayuntamiento, los palacios, casas e iglesias.

Las murallas

Las murallas de Ciudad Rodrigo surgieron en el siglo XII, por impulso de Fernando II de León, y contienen a la urbe con su cerco perimetral de dos kilómetros y medio.

Plano de las murallas de Ciudad Rodrigo, en el final del XIX, del cartógrafo Francisco Coello

Por su cualidad fronteriza, en los siglos XVII y XVIII se reforzaron con diversos baluartes exteriores, generando una estructura defensiva oblonga rodeada de dientes de sierra.

El cerco murado se abre hacia el exterior con diversas puertas. Hay espacios por los que es posible pasear por la muralla, otra forma de ver y descubrir Ciudad Rodrigo, contemplando hacia dentro el núcleo urbano y hacia fuera la vega y la campiña.

Una de las puertas de la muralla, ante el cauce del Águeda. Imagen de guiarte.com

La Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo es una zona especialmente emblemática y animada, recuerda por su irregularidad y pendiente a la de Plasencia.

Casa del Primer Marques de Cerralbo, en la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo. Imagen de guiarte.com

En la Plaza se desarrolla una animada vida ciudadana. En torno a ella se articula la vida comercial; en ella misma se celebran las corridas de toros en jornadas festivas...

En el recinto de la misma hay algunos edificios de interés, en especial el Ayuntamiento, airoso, con pórtico y bella galería, construido en buena medida en el XVI.

También está en la plaza la casa del Primer Marqués de Cerralbo, conocida también como casa de los Cueto, del XVI, y la antigua Audiencia.

Portada del ayunbtamiento de Ciudad Rodrigto, en la plaza Mayor de la ciudad. Imagen de guiarte.com

El Castillo de Ciudad Rodrigo

En la zona amurallada ubicada frente al Águeda y al viejo puente romano se halla el Castillo, edificado por Enrique II de Trastámara, sobre un edificio romano, en el siglo XIV.

El castillo de Ciudad Rodrigo, ante el que se halla uno de los verracos prerromanos. Imagen de Guiarte.com

En el Castillo destaca una sólida y cuadrangular torre del Homenaje. Todo está bastante cuidado y restaurado, y el edificio se dedica en la actualidad a Parador de Turismo.

Allí mismo, en la plaza del Castillo, se puede contemplar uno de los célebres verracos, una de las estatuas zoomorfas, de piedra, del periodo celtíbero.

Ante el Castillo también se halla el denominado Puente Romano, aunque este es básicamente medieval y del siglo XVI.

El Puente Romano de Ciudad Rodrigo, desde las almenas del Castillo. Imagen de Guiarte.com

Catedral de Santa María

La catedral de Santa María es un interesante conjunto monumental, configurado como el mejor monumento de Ciudad Rodrigo.

La catedral de Ciudad Rodrigo, desde la plaza de san Salvador. Imagen de Guiarte.com

La catedral se inició en 1165, en un románico final, aunque sufrió reformas en periodo gótico y en el siglo XVI, cuando la renovó Rodrigo Gil de Hontañón.

Es bella la portada de las Cadenas, con algunos bajorrelieves románicos. Es interesante también el Pórtico del Perdón, románico.

En el interior hay tres naves y destacan los excelentes ventanales, con interesante decoración románica. Es también interesante el coro, plateresco. La Capilla Mayor es de Gil de Hontañón, y tiene una Asunción de Juan de Mena.

La torre es neoclásica, del XVIII.

Friso gótico en la Portada de Las Cadenas, de la catedral de Ciudad Rodrigo. Imagen de Guiarte.com

Otros atractivos de Ciudad Rodrigo

La ciudad está llena de bellos palacios en desigual conservación: el Palacio de los Castros, gótico plateresco, el Palacio de los Águila, el de los condes de Alba de Yeltes, el de Montarco...

Capilla del Cerralbo, en Ciudad Rodrigo.

La mayoría de los palacios son obra del siglo XVI, aunque los hay de diversas épocas, como el de la Marquesa de Cartago, que es neogótico, del final del siglo XIX.

También existen otros centros religiosos de interés, como la Capilla del Cerralbo, de estilo herreriano, y cercana a bellos palacetes; así como las iglesias románicas de San Andrés y San Pedro; la tardogótica de San Agustín y los restos del convento franciscano.

Si se pernocta en Ciudad Rodrigo, después de ver anochecer en la Plaza Mayor con el Ayuntamiento al fondo, merece la pena hacer una visita a los monumentos iluminados. La oscuridad atenúa los pequeños desarreglos urbanísticos que se han cometido en los años del desarrollismo (aquí como en toda España), a la vez que los focos resaltan los edificios históricos y ponen de relieve su poderosa presencia en el casco viejo.

En los alrededores se puede disfrutar de yacimientos arqueológicos (muy interesante Siega Verde), de las fortificaciones de la frontera con Portugal (merece la pena hacer una visita detallada al Fuerte de la Concepción, faraónica obra hoy abandonada a pocos metros de la frontera) y de los paisajes adehesados de encinas y pastos.

Palacio de la Marquesa de Cartago, en Ciudad Rodrigo, Neogótico