Qué ver en Cambados

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Cambados

Aristocrática y marinera

Cambados fue declarada como Bien de Interés Cultural en el año 2001, con el fin de reconocer y proteger su conjunto histórico monumental y patrimonio.

Aparte de sus paisajes, bellas iglesias y agradable estructura urbana, en el lugar destaca la excelente arquitectura de los pazos, de los siglos XVII y XVIII, fundamentalmente.

Ese aire aristocrático se respira sobre todo en la gran plaza de Fefiñans, con el gran palacio de los Fefiñanes. En cambio, el distrito más marinero es Santo Tomé, donde también hay otro pazo barroco importante, el de Montesacro

Imagen desde el Mirador de la Pastora. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

Pazo de Fefiñanes

De aire clásico, y construido en el siglo XVII, integra un armonioso conjunto con su arcada, torre del homenaje y la vecina iglesia de San Benito de Cambados.

El pazo fue construido en el siglo XVI por Don Juan Sarmiento Valladares, consejero de Felipe II. Sufrió nuevos añadidos en el XVII, encargados por el vizconde Gonzalo Valladares. Más tarde pasó a propiedad de los marqueses de Figueroa.

En la fachada del poderoso edificio se pueden ver los escudos de las familias nobiliarias.

Pazo de Pefiñanes.Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

Iglesia de San Benito

Es de la misma época que el vecino pazo de Cambados, aunque las torres-campanario barrocas, notablemente airosas, fueron constridas a finales del XVIII.

Interior de la iglesia de San Benito. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

En el interior del templo, que cubre una bףveda de caסףn, se albergan diversos elementos barrocos y sepulcros de la familia seסorial de Fefiסבns.

Otros edificios de Fefiñans

En la estructura de este barrio de Cambados hay diversas edificaciones notables. Algunas de ellas conocidas por sus ilustres moradores.

Así es el caso de la residencia en la que vivió el escritor Ramón María del Valle-Inclán desde 1910 hasta 1914, y la casa natal y museo Ramón Cabanillas, dedicada a mantener la memoria de este escritor local.

El pazo Torrado es del siglo XVIII, en tanto que el pazo de Bazán, reconstruido a mediados del siglo XX está utilizado como Parador Nacional. La notable escritora gallega Emilia Pardo Bazán desciende de esta familia local.

A la izquierda, casa de Valle Inclán. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

San Francisco

Ya en el barrio de Cambados, la iglesia parroquial de San Francisco, es de finales del siglo XVI.

Formó parte de un convento franciscano hasta 1835, cuando, tras la desarmotización, paso a ser iglesia parroquial sustituyendo a la de Santa Mariña.

Es una sencilla obra, de estructura gótica y una única nave.

Portada de la iglesia de San Francisco. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

Santa Mariña de Cambados

Muy cerca del bello mirador de la Pastora, en un entorno castreño, se alzan unas venerables ruinas, las de la iglesia de Santa Mariña.

Es lo que queda de un bello templo gótico, de finales del XV, construido sobre una ermita románica. Es Monumento Nacional desde 1943.

Se trata de un edificio de una nave, dividida por varios arcos transversales, y con capillas laterales, donde perduran diversas iconografías. En la actualidad el recinto y su entorno es un bellísimo camposanto, que ha merecido el elogio de diversos escritores.

Arcadas de la iglesia de Santa Mariña. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

Mirador de la Pastora

Muy cerca de Santa Mariña está la capilla de la Pastora, del entorno del XVI, popular centro de una romería veraniega.

Detalle del mirador de La Pastora. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

Desde el mirador de La Pastora se tienen unas excelentes vistas del entorno: Cambados, la península de El Grove, la Isla de Arosa...

Otras edificaciones de Cambados

También hay en el casco de Cambados algunas buenas muestras de arquitectura señorial, como el pazo de Ulloa, de fin del siglo XV.

Residencia de esta familia que dio diversos destacados militares y dignatarios eclesiásticos, entre ellos el arzobispo Fonseca, impulsor de la universidad compostelana.

Hay otros edificios de interés, como la casa señorial de los Fajardo, la curiosa Casa de las Conchas

Pazo de Ulloa. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

Santo Tomé

El elemento más popular del barrio marinero de Santo Tomé de Cambados es la torre de San Saturnino.

A la vera de la ría, los restos de la Torre de San Saturnino. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

Restos de una pequeña fortificación puesta en pie para defender estas tierras de la reiterada presencia de piratas normandos y ubicada en un pequeño islote conocido como de la Higuera.

En la parte superior de la torre se encendían hogueras en caso de invasión, y de esta forma las gentes de la ría de Arosa podían ponerse a salvo de los piratas, y a su vez reemitir la señal hasta avisar a Santiago de Compostela.

Edificada, destruida, reedificada... a partir del XVIII entró ya en un continuado declive. Hoy sólo es una especie de menhir vertical, que recuerda historias del pasado; historia de señores feudales, de arzobispos (reconstruída por el arzobispo Gelmírez) y luchas por la vida en una región que fue finiesterre de Europa hasta el descubrimiento de América.

Otros atractivos de Santo Tomé

Por Santo Tomé hay otros elementos de interés, como la bella capilla del hospital, la de Santa Margarita y el pazo de Montesacro.

El Pazo de Montesacro, barroco, del siglo XVII, es un poderosos edificio ubicado como mirador sobre la ría. Actualmente es un asilo de ancianos. En la capilla se venera a la virgen riojana de la Valvanera, devoción traída aquí por los marqueses de Montesacro.

Pazo de Montesacro. Raquel Alvarez Canseco. guiarte.com

Volver a la Guía de Cambados