Qué ver en Augusta Raurica: Roma en el Rin

Visitas y monumentos y otras cosas que hay que ver en Augusta Raurica: Roma en el Rin

El patrimonio

Ante el Römermuseum, unos paneles coloristas introducen al viajero en la historia de la ciudad de Augusta Raurica.

El correspondiente al siglo II muestra a Augusta floreciente, con su grandioso teatro, sus templos... en medio de un paisaje dominado por el verde de los bosques y el azul del Rin.

El panel del siglo IV nos enseña cómo la ciudad ha quedado dominada bajo la naturaleza pujante del territorio, en tanto que un poco más al norte del viejo emplazamiento se alza un pequeño castro fortificado, dominando un puente sobre el río.

Plano de la ubicación de los restos de Augusta Raurica. guiarte.com

No hace falta un panel para ver lo que hay en el siglo XXI; sólo un plano para guiarse entre los campos y las urbanizaciones y descubrir aquí y allá los restos de una ciudad que tuvo grandeza, pero condenada a sufrir los avatares de la historia, por ser punto de encuentro entre los territorios dominados por Roma y las tribus bárbaras.

Restros de un grandioso templo de Augusta. guiarte.com. Copyright

La visita tiene dos ámbitos: la zona de Augusta y la de Kaiseraugust. Veamos lo más destacado:

El Teatro Romano

Dicen que este teatro es el edificio romano más importante de toda Suiza. Se trata de un gran recinto con capacidad para unos 8.000 espectadores.

El Teatro, en plana restauración. guiarte.com. Copyright

El edificio se ubicaba en el centro de la ciudad, entre el foro y el templo de Schönbühl, aprovechando una vaguada natural. Era la mayor obra realizada en la urbe y poco a poco fue deteriorándose. En el final de la Edad Media nadie sabía ya que ara aquello y le llamaban simplemente Las nueve torres.

El Teatro

Fue bastante estudiado en el siglo XVI y posteriormente utilizado como cantera por la gente de Basilea, de modo que en la Edad Moderna sufrió una devastación adicional. En la actualidad está siendo reconstruido.

Tiene el edificio cierta complejidad porque parece haber sido en algún momento anfiteatro. Hay obra de diversas épocas, desde el siglo I en adelante. El definitivo teatro debe haberse realizado en el tramo final del siglo II.

El Foro

Al este del Teatro estaba el Foro, centro administrativo y social de la urbe. Allí estaba la Curia, la Basílica y el templo de Júpiter.

Restos delas edificaciones de la Curia, en el Foro. guiarte.com. Copyright

La zona de la Curia estaba destinada al consejo de la ciudad. Debajo hay una cava en la que se guardaría el tesoro de Augusta Raurica. Ahora se guardan allí diversos mosaicos, la mayoría proveniente de una lujosa casa nobiliaria o palatium.

En este recinto, bajo la Curia, se guardaría el tesoro de Augusta Raurica. Ahora guarda mosaicos. guiarte.com. Copyright

Al oeste de la Curia se alzaría un templo dedicado al culto al emperador. Ahora se ha hecho una construcción que lo recuerda,. Con las dimensiones originales de la fachada.

Entre el Templo y la Curia hay ahora una sencilla construcción que nos recuerda la labor de los artesanos locales: «Made in Augusta Raurica». Se trata de una muestra de artículos de fontanería, fundición, trabajo en piedra, etc.

Templo de Schönbühl

Al oeste del Teatro está una colina de claro uso religioso. Allí, en una amplia esplanada, estaba el templo de Schönbühl.

Aun arruinado por el tiempo, las invasiones y el aprovechamiento para nuevas construcciones, el viajero puede tener una idea de lo que pudo ser aquello. Una escalera monumental daba acceso a la colina.

Allí perdura el notable podio que sostenía el templo de Schönbühl, que sería de una estructura similar a la de otros templos cuadrados de la zona galorromana.

El notable podio que sostenía el templo de Schönbühl sigue siendo visible. guiarte.com. Copyright

Parece ser que fue edificado hacia la mitad del siglo I después de Cristo, tal vez en los mismos días que el primer teatro.

Junto al podio, a su derecha, se pueden ver las ruinas de otros pequeños templos galos. guiarte.com. Copyright

Junto al gran podio se pueden ver las ruinas de otros pequeños templos galos.

Museo Romano

El Museo Romano de Augusta Raurica conserva una selección de piezas encontradas en las excavaciones de Augusta y en Kaiseraugust.

Sin duda, lo más interesante del mismo es el llamados “Tesoro de Plata”. Se trata de la colección de un alto oficial romano, en la que se tienen magníficas piezas de plata principalmente, provenientes de donaciones del emperador o tal vez de pillajes.

Parece ser que en algún momento de disturbios con los bárbaros, los propietarios del tesoro lo enterraron a la vera del muro de Kaiseraugust.

El llamado “Tesoro de Plata” es lo más atractivo del museo. guiarte.com. Copyright

Tal vez los dueños murieron en aquellas turbulencias y el rastro del tesoro se perdió, hasta que en el invierno de 1961 fueron reencontrados inesperadamente al remover las tierras.

En distintos puntos de la ciudad, aparte del Museo, se muestran elementos de la vieja Augusta- guiarte.com. Copyright

Es un tesoro magnífico, con excelentes piezas de plata: monedas, cuberterías, medallas, platos, bandejas, copas.... el peso de la plata es de 58 kilogramos, pero el valor del conjunto no es comparable porque es un excelente testimonio de las riquezas y habilidades de aquella tumultuosa época.

Casa Romana

Se trata de una reproducción de los hogares romanos que antaño pudo haber en Augusta, con sus distintas habitaciones: cocina, dormitorios, baños, taller...

Se aprecia en ella el interés educativo de la reproducción, aunque también se nota una gran artifiosidad, algo que nota claramente cualquier visitante habituado a este tipo de enclaves históricos.
La Casa Romana reconstruye diversas estancias de una mansión de hace dos milenios. guiarte.com. Copyright

 

Otros aspectos de Augusta

Esparcidos por la geografía urbana de Augusta aparecen diferentes muestras de lo que antaño fue la ciudad: canalizaciones, alcantarillas, fuentes, baños, etc.

Una columna romana sobre el viejo solar de Augusta Raurica. guiarte.com. Copyright

Hay también zonas explicativas relacionadas con la producción de tejas, la panadería, los animales domésticos de antaño...

Recosntrucción de un horno. guiarte.com. Copyright

Fuera de lo que era el recinto amurallado estaba el anfiteatro del siglo III, en el que se podían reunir 6000 espectadores.

Muy cerca están también las ruinas de un santuario, de difícil interpretación, donde se hallan testimonios del culto a Esculapio y a Hércules...

Kaiseraugust

A menos de un km al norte de la ciudad de Augusta, a la orilla del Rin, se creó en los inicios del siglo IV la fortaleza o castro de augusto, Kaiseraugust, después de que los alamanes arrasaran la ciudad.

La gran muralla de Kaiseraugust aún subsiste en medio de la urbe. guiarte.com. Copyright

En la construcción del castro se emplearon materiales de la propia ciudad arrasada. Aún se pueden ver los restos de los muros en diversos puntos del actual Kaiseraugust. Se aprecia en algunos lugares su grosor de 4 metros.

Al pie de estos muros se enterró el Tesoro de Plata que se ve en el Museo Romano, en el transcurso de alguna nueva invasión de alamanes, hacia el año 350.

Los restos del viejo castro de Kaiseraugust, en medio de un paseo, entre chalets. guiarte.com. Copyright

En el interior del recinto fortificado de Kaiseraugust hubo una iglesia paleocristiana. Se conservan restos. En el siglo IV había un obispado aquí, cuya sede se trasladó a Basilea hacia el siglo VII.

También se aprecian testimonios de unas termas al borde del Rin, que fueron utilizadas ya en el siglo III por las gentes de Augusta y que se rehicieron en el siglo VI, cuando quedaron integradas en el castro.