Museo de las Alhajas

La pequeña ciudad leonesa de La Bañeza, en la Vía de la Plata, posee un interesante museo dedicado a las alhajas, en un edificio modernista conocido como la Casa de doña Josefina.

Objetos varios en el interior del museo.

La Bañeza, 8 de agosto de 2012
Ubicado en la calle Juan de Mansilla, 10, el museo fue inaugurado en 2011 y alberga una exposición de joyería (siglos XVI a XVIII) e indumentaria (siglo XIX) tradicional española, en especial de la Vía de la Plata y de León. Dicha exposición se renueva cada año, gracias a los grandes fondos de que dispone el museo (más de 3.000 piezas).

En la web del museo se destaca que este centro surge como un homenaje al arte popular, al sentir del pueblo, a las tradiciones del Reino de León, homenaje que se concreta en la exposición del trabajo de los artífices del pasado, en especial los joyeros excelentes del siglo XVI y las mejores bordadoras del XIX.

El centro se ufana de contar con una de las mejores colecciones de joyería civil tradicional de toda España, distribuida en siete salas, que se corresponden con la edad de las personas y el tipo de piezas expuestas:

Fachada del Museo de las Alhajas

La sala infantil muestra el cuidado y protección ofrecidos al recién nacido a través de amuletos y ropas muy coloristas entremezclados constantemente. La mortalidad durante las primeras semanas de vida hace necesario un cuidado especial.

La sala de mocedad presenta la ropa y joyería usada por la juventud para resaltar la belleza y destacar en las romerías y fiestas populares.

La de los adultos, con trajes más barrocos recargados de adornos-abalorios, picados o sobrepuestos, sedas y bordados. Una vez confeccionados los mejores trajes para la boda y la tornaboda, se lucen también en las grandes fiestas.

Las salas de joyería (salas IV a VII) suponen un recorrido por las distintas tipologías y variantes de joyas tradicionales leonesas y de la Vía de la Plata.

El museo cuenta con una gran colección de medallones o patenas usadas en indumentaria más completa de las existentes, aunque no la expone en su totalidad.

El coral extraído del Mediterráneo hasta el siglo XIX, el azabache asturiano, además de la plata, son los materiales más valiosos para los antepasados en aquellas alhajas usadas tradicionales, llenas de belleza e imaginación. Los mejores collares se integraban en la ropa festiva. La collarada se forma a partir de las donas o regalos del novio y la herencia familiar, tal como se muestra en la última sala dedicada a la joyería.

Página web: www.museoalhajas.es

> > Volver a la guía de Via de la Plata