Palazzo Pubblico

En este edificio de Siena se aúnan la esbeltez y la gracia, originario del siglo XIII, aunque terminado en el XVII.
Palazzo Pubblico.guiarte.Copyright

La parte inferior y el porche de entrada, de mármol blanco, con juegos geométricos sobre las ventanas, contrasta con la sobriedad del ladrillo de las dos plantas superiores, en las que destacan los amplios ventanales, de tres vanos.

El cuerpo central, de una altura más, se corona por sendos diminutos campanarios, sencillos, pero que dan ligereza al edificio.

En uno de los extremos del edificio se alza la esbelta torre, coronada por un atractivo remate de piedra blanca. Esta es la torre del Mangia, con 88 metros de altura. Se puede acceder a la torre, desde donde se divisa una buena vista urbana, con ese tono ocre del ladrillo y la teja.

El edificio tiene una planta ligeramente curvada, lo que ayuda a darle mayor dinamismo.

En el interior hay diversas salas, aunque lo más destacable es la capilla, con buenos forjados y frescos de Taddeo della Quercia. Tiene también una famosa sillería.

También es justamente celebre la Sala del Mapamundi, con excelentes frescos.  

> > Volver a la guía de Siena